*

Ciencias Naturales, Estructura y función de los seres vivos

1° Básico

Setter Irlandés, un perro extrovertido

Este perro fue utilizado para la caza, pero en la actualidad es uno de los perros más habituales en las viviendas debido a su bello y elegante físico y a su carácter afable con los niños.

Una de las características que diferencia al Setter Irlandés de cualquier otro perro es su maravilloso pelaje color rojizo. Claro que no siempre lo ha tenido así. La primera vez que aparecieron fue en el siglo XIX, en Dublín, tiempo en el que también existían ejemplares blanquirrojos, que al parecer era su color primitivo. Hoy se pueden ver algunos con pequeñas manchas blancas.

Este can posee un gran equilibrio físico, pero también un desequilibrio sicológico, ya que es difícil de educar. De hecho, y aunque tiene buen genio, es bastante caprichoso, ya que no obedece órdenes si no lo quiere. Esto también hace que sea necesario tenerle mucha paciencia y dedicarle harto tiempo si se le quiere enseñar. Claro que una de sus grandes características es que es un perro muy amistoso y cariñoso, cosa que exige de igual forma a sus dueño.

Aunque el Setter Irlandés es un excelente cazador en cualquier terreno, hoy es un animal de compañía y que disfruta mucho de la actividad física, ya que es muy hiperkinético, más rápido que muchos otros perros de compañía y le gusta mucho jugar con sus pares.

Los machos de esta raza miden entre 65 y 67 cm a la cruz, mientras que las hembras son un poco menores. Su cabeza es larga y un poco “huesuda”, mientras que su cola también es larga y siempre la mantiene horizontal o hacia abajo. Pesan entre 27 y 32 kilos y viven más o menos 13 años.

El Setter Irlandés tiene una mirada de gran ternura, de la cual son responsables sus ojos apacibles y ovalados. Su nariz es negra o café y sus orejas, delgadas y pegadas a la cabeza.

NOTAS RELACIONADAS