*

Ciencias Naturales, Estructura y función de los seres vivos

3° Básico

Las pteridófitas

Las pteridófitas son plantas vasculares que no tienen semillas. Las más conocidas son los helechos.

Las pteridófitas incluyen a los helechos y a algunas plantas similares a estos. Son plantas vasculares que no tienen semillas. Y son especialmente comunes en bosques templados y lluviosos tropicales, donde se encuentran en mayor cantidad y variedad.

Además de los helechos, las pteridófitas incluyen a cinco clases de plantas, que tienen ciclos de vida similares, al reproducirse mediante esporas: psilofitas, licopodios, equisetos o articuladas, psilotinas e iseoetinas. Las dos últimas se extinguieron.

Debido a que son vasculares, estas plantas pueden alcanzar un tamaño mucho mayor que las briofitas. Aunque en las regiones templadas los helechos son relativamente pequeños, en el trópico los helechos arbóreos pueden llegar a los 18 metros de altura.

Además de tallos con tejidos vasculares, la mayor parte de estas plantas también tienen raíces y hojas vascularizadas.

1. Helechos: son uno de los grupos más antiguos de plantas vasculares. Se han descubierto fósiles de hace 360 millones de años. La mayor parte de estas plantas son terrestres, aunque también hay algunas que se han adaptado a medios acuáticos.

Aunque se les encuentra desde los trópicos hasta los círculos polares, la mayor parte de estas especies se hallan en torno a los trópicos, donde hay mucha humedad. En las regiones templadas suelen habitar bosques húmedos y riberas de ríos.

2. Psilofitas: el Psilotum nudum, un helecho en cepillo, es un psilofita característico, ya que carece de raíces y hojas verdaderas, pero sí cuenta con un tallo vascularizado. Siempre que este se ramifica, se divide en dos partes iguales, por lo que, a diferencia de una gran parte de las plantas, no tiene un tallo o tronco principal. Los tallos son verdes; por lo tanto, en ellos se realiza la fotosíntesis.

La mayor parte de las especies de psilofitas están extintas, y las que quedan se ubican en la zona de los trópicos.

3. Licopodios: son pequeñas plantas perennes con raíces, rizomas -tallos subterráneos-, ramas cortas y erguidas y pequeñas hojas con aspecto de escamas. Se encuentran en los bosques.

La mayoría de las especies de este grupo se extinguieron en épocas geológicas pasadas.

4. Equisetos: tienen raíces, tallos y hojas verdaderas. Sus tallos son huecos y con nudos o coyunturas, y están impregnados de sílice (óxido de silicio), lo que los hace ásperos al tacto.

Las hojas pequeñas están fusionadas a cada nudo, que es la zona del tallo donde se fijan las hojas. El tallo, de color verde, es el principal órgano de fotosíntesis.

Este tipo de plantas también se denomina colas de caballo, debido a que ciertos tallos vegetales (no reproductivos) están unidos por uno de sus lados, dándoles ese aspecto poco claro.

Una especie de equisetos muy común en nuestro territorio, que se encuentra especialmente junto a cursos de agua, es la hierba del platero o limpiaplata, muy apreciada como medicina para problemas renales.