*

Matemáticas, Números y Operaciones

3° Básico

La numeración china

Los números son el alfabeto universal del lenguaje de las matemáticas. El hombre comenzó usando los números en forma oral. Solo después de varios años se inventaron símbolos para representarlos.

Los chinos tenían un sistema de numeración muy semejante al nuestro, lo que los hizo muy buenos y rápidos en los cálculos.

Perfeccionaron una herramienta que se cree egipcia (aunque también se le atribuye su invento a los propios chinos) para calcular. Hoy en día la seguimos utilizando: el ábaco.

La numeración china inicial formaba parte de la escritura Shang y desde sus comienzos adoptó una serie de características precisas:

– Era un sistema de carácter decimal.
– Disponía de nueve signos distintos para los nueve primeros números, careciendo durante todo el período estudiado de un signo específico para el cero.
– Utilizaba el criterio posicional (cada cifra tiene un valor dado por su posición en el número) pero de forma híbrida: En la dinastía Shang intercalando un signo especial para dicho valor y, posteriormente, cambiando la orientación de las cifras alternativamente.
– Los signos utilizados actualmente y derivados de los originales son los siguientes:

 

Un número durante la dinastía Shang se formaba combinando los nueve primeros signos con los cuatro últimos, correspondientes a las potencias de diez. Así, el número 65.372 se escribiría

La numeración con varillas

Las varillas utilizadas, tanto en la numeración como en la realización de operaciones, eran piezas alargadas de bambú preferentemente (aunque había de otros materiales más lujosos e incluso de huesos de animales) de unos 14 cms. de largo se han encontrado en restos arqueológicos de la dinastía Han. Sin embargo, algunas referencias literarias lo remontan al período de los Reinos combatientes (desde el siglo V aC).

Las varillas se repartían sobre el suelo pudiendo aprovechar las divisiones del embaldosado de manera que estuvieran separadas las representaciones de los distintos números. Las varillas se podían colocar vertical u horizontalmente:


Con el empleo de estas varillas y alternando las de tipo horizontal y vertical se podía representar un número grande sin necesidad de incluir signos para el tipo de unidades de que se trataba. Así, el mismo número anterior, se escribiría

Este sistema numérico de varillas es el único decimal y posicional existente antes del sistema indo-arábigo que actualmente utilizamos, por lo que resulta su precursor. Otras características adicionales del sistema (se escribe de izquierda a derecha empezando por la cifra de mayor valor, deja un espacio en blanco antes que inventar el signo del cero) así como las numerosas coincidencias en la disposición de las operaciones aritméticas permiten sostener la hipótesis de que el sistema indio se deriva del chino gracias a las relaciones comerciales existentes entre ambos países. La hipótesis alternativa (la invención independiente) resulta de dudosa aceptabilidad habida cuenta de las coincidencias observadas, más de carácter cultural que implícitas en el propio sistema de numeración.

Números escritos

El sistema numérico de caracteres consiste en una combinación de caracteres chinos usados en el idioma chino para escribir números palabra por palabra (similar a escribir en español “mil cuatrocientos setenta y dos”, por ejemplo), no es un sistema independiente. Y en la medida que refleja el idioma hablado, no usa el sistema posicional de los sistema hindú-arábigo, al igual que en español.

Caracteres numerales

La forma clásica de escritura de los números en China se empezó a usar desde el 1500 A.C. aproximadamente. Es un sistema decimal estricto que usa las unidades y los distintas potencias de 10.

Los chinos inventaron símbolos, los agruparon multiplicando sus valores y los escribieron verticalmente.

Utiliza los ideogramas de la figura:

Existen dos juegos de caracteres numéricos chinos: uno para la escritura coloquial, y otro para contextos comerciales o financieros. Este último surgió a causa de que los numerales tradicionales eran muy simples, por lo que no se podían evitar las falsificaiones de la misma forma que en un sistema de números hablados como el propio de la lengua española.

Si quieres escribir 4938, deberás hacerlo así:

NOTAS RELACIONADAS