*

Wilde, Oscar

Escritor irlandés. El gigante Egoísta y El retrato de Dorian Gray son algunas de sus obras.

Oscar Wilde es un importante escritor inglés que nace el 16 de octubre de 1854 en Dublín, Irlanda, en el seno de una familia protestante. Hijo de un médico y una escritora de éxito, Wilde desde niño se ve influenciado por las letras y las artes.

Oscar fue educado en casa hasta los nueve años y en 1864 ingresa en la Portora Royal School de Enniskillen, donde estudió hasta 1871. Ese año ingresó al Trinity College de Dublín, lugar en el que sobresale por su intelecto que lo hace ganar la “Medalla de Oro Berkeley” por su trabajo en griego sobre poetas griegos.

En octubre de 1874 ingresa al Magdalen College, de Oxford, donde continúa con sus estudios. Luego, al entrar a la universidad divide su tiempo entre sus estudios y sus viajes, mientras publica sus primeros poemas en periódicos y revistas y se sumerge en la teoría y la crítica de la estética. Wilde comienza a dictar conferencias en universidades y centros culturales británicos y franceses, donde expone y defiende su postura acerca del “arte por el arte”.

En 1884 se casa con Constance Lloyd, una dama inglesa con la cual tiene dos hijos. Entre 1887 y 1889 edita una revista femenina, Woman’s World, y en 1888 publica su primer libro de cuentos, “El príncipe feliz”, que tuvo una gran aceptación entre el público, lo que le abre las puertas para publicar varias de sus obras.

Lo que convirtió a Oscar Wilde en un personaje y escritor célebre fue su ingenio punzante, irreverencia y encanto que tan bien sabía imprimir en sus obras, con las que, por lo general, hacía una ácida crítica a la sociedad inglesa contemporánea; asimismo, su sello estaba en su controvertido estilo de vida que terminó por enojar a los puritanos de la época y que, finalmente, terminó por llevarlo tras las rejas.

Wilde pasa varios años en la cárcel y sale de ahí arruinado económica y emocionalmente, prefiriendo partir a París, ciudad en la que vive el resto de su vida, hasta noviembre de 1900, cuando fallece el número 13 de la rue de Beaux Arts.

Entre sus obras más destacadas están:

– El retrato de Dorian Gray (su única novela; 1891)

– El crimen de lord Arthur Saville y otras historias (1891)

– El fantasma de Canterville

– El príncipe feliz y otros cuentos (1888)

– El gigante egoísta