*

Cousiño Jorquera, Matías

Logró pasar a la historia por haber iniciado la explotación del carbón a gran escala, luego de crear la Compañía Carbonífera de Lota.

Nació en Santiago, el 23 de febrero de 1810. Sus padres fueron José Agustín Cousiño Zapata y Josefa de Jorquera y Alfaro.
Durante la guerra de la Independencia, su familia perdió toda la fortuna que poseía, por lo que desde muy joven tuvo que comenzar a trabajar como auxiliar en la oficina de Correos de Valparaíso, donde su padre ejercía de jefe (1828). En esa época, se casó con Loreto Squella Lopetegui, pero esta falleció al nacer su primer hijo, Luis.

Luego dejó su trabajo en Correos y empezó a comercializar animales hacia Argentina. Más tarde se incorporó a la naciente minería de plata de Copiapó.

En 1841, se casó con Luz Gallo Zavala, quien ya tenía dos hijos.

A finales de la década de 1840, expandió sus negocios al rubro molinero en la ciudad de Concepción.
Organizó en esa ciudad la asociación de Molineros, que exportaban trigo y harina en las costas del Pacífico.

Entre 1849-1852 fue electo diputado por Petorca y luego por Quillota (1852-1855). Después fue senador entre 1855 y 1863.

En septiembre de 1852, Cousiño, en asociación con Tomás Blard Garland y José Antonio y Juan Alemparte, creó la Compañía Carbonífera de Lota, iniciando la explotación del carbón a gran escala.

Se separó de sus socios (1856) y formó junto a su hijo Luis, en Lota, un verdadero imperio, ya que construyó casas, un hospital y creó toda una infraestructura de muelles de fierro para embarcar en su propia flota de barcos, el carbón que vendía en todos los puertos del Pacífico.

En 1860, viajó a Inglaterra, para conocer las industrias del carbón de ese país. Tres años más tarde, después de un viaje a Coquimbo, llegó a su hacienda La Quinta en Maipo, cerca de Buin, donde se enfermó gravemente. No logró recuperarse y murió el 21 de marzo de ese mismo año.

¿Sabías que?

A pesar de su inversión en Lota, Matías Cousiño no obtuvo tantas GANANCIAS de la explotación del carbón como las que logró su hijo Luis.

Su fortuna y proyectos

Con la fortuna conseguida en la minería del carbón, Matías Cousiño invirtió como accionista en distintos proyectos. En 1852, se integró a una sociedad formada por el gobierno para construir la línea ferroviaria de Valparaíso a Santiago. También, mandó a edificar dos mansiones en estas dos ciudades y varios edificios.
Además, en la capital participó en la organización que creó tres compañías de Bomberos y en la fundación de la viña Cousiño-Macul, que cultivaba cepas francesas para producir vinos.