*

Félix Rubén García Sarmiento (Rubén Darío)

Poeta, periodista y diplomático nicaragüense, considerado el fundador y máximo representante del modernismo literario en lengua española.

  1. Félix Rubén García Sarmiento (Rubén Darío)
  2. García Sarmiento, Félix Rubén (Rubén Darío)

Rubén Darío es el seudónimo de Félix Rubén García Sarmiento, poeta, periodista y diplomático nicaragüense, considerado el fundador del modernismo.

Nació en Metapa (Guatemala), hoy llamada Ciudad Darío en honor a él (ver recuadro), el 18 de enero de 1867. Sus padres se separaron cuando él todavía era muy pequeño y lo crió una abuela que lo mimó, consintió mucho y presentó en Managua, siendo todavía un adolescente, como un artista prodigio. Leía a los poetas franceses a la vez que era invitado a recitar poesía.

Su vida en Chile

En 1886 realizó un viaje a Santiago de Chile que fue su primer contacto con el progreso y la metrópoli.

Gracias a recomendaciones obtenidas en Managua, recibió la protección de Eduardo Poirier y del poeta Eduardo de la Barra. A medias con Poirier escribió una novela de tipo sentimental, titulada Emelina, con el objeto de participar en un concurso literario que la novela no llegó a ganar. Gracias a la amistad de Poirier, Darío encontró trabajo en el diario La Época, de Santiago desde julio de 1886.

En su etapa chilena, Darío vivió en condiciones muy precarias, y tuvo además que soportar continuas humillaciones por parte de la aristocracia del país, que lo despreciaba por su escaso refinamiento y por el color de su piel. No obstante, llegó a hacer algunas amistades, como el hijo del entonces presidente de la República, el poeta Pedro Balmaceda Toro. Gracias al apoyo de éste y de otro amigo, Manuel Rodríguez Mendoza, a quien el libro está dedicado, logró publicar su primer libro de poemas, Abrojos, que apareció en marzo de 1887.

Entre febrero y septiembre de 1887, Darío residió en Valparaíso, donde participó en varios certámenes literarios. De regreso en la capital, encontró trabajo en el diario El Heraldo, con el que colaboró entre febrero y abril de 1888. Aquel año publicó Canto épico a las glorias de Chile.

En el mes de julio publicó en Valparaíso su primer gran libro Azul…, gracias a la ayuda de sus amigos Eduardo Poirier y Eduardo de la Barra. A este libro debe que sea considerado como el creador del modernismo; escritores como Ramón María del Valle-Inclán, Antonio Machado, Leopoldo Lugones o Julio Herrera y Reissig le reconocieron como el creador e instaurador de una nueva época en la poesía en lengua española.

Viajes por el mundo

De regreso a Managua se casó con Rafaela Contreras, en 1891; quince meses después nació su primer hijo y en 1893 murió su esposa.

En 1892, viajó a España como representante del Gobierno nicaragüense para asistir a los actos de celebración del IV Centenario del descubrimiento de América. Suceden unos años de viajes por Estados Unidos, Chile y Francia, y una residencia en Buenos Aires trabajando para el diario La nación, lo que le dio una reputación internacional.

En 1898 regresa a España como corresponsal del mismo diario; en esta estancia en Europa, alterna su residencia entre París y Madrid, es aquí, en 1900, cuando conoce a Francisca Sánchez, una mujer de origen campesino, con la que tuvo un hijo y vivió con ella hasta el resto de sus días.

Convertido en un gran poeta de éxito en Europa y América, fue nombrado representante diplomático de Nicaragua en Madrid en 1907, lo que le obligaba a viajar y de ahí que esté considerado como el ‘embajador del modernismo’ en el mundo. Darío era un hombre que no había olvidado sus raíces provincianas aunque se había transformado en un cosmopolita total, pero veía que el mundo jubiloso de Europa estaba acabando.

Últimos años

A partir de 1910 se produce en Europa un movimiento constante en busca de nuevas experiencias artísticas que buscan lo variopinto, lo moderno, en un momento de crisis espiritual; es el origen de las vanguardias. Rubén Darío, que ya se había entregado al “arte por el arte”, vive en carne propia la contradicción: el arte no resuelve y cae en un profundo abandono vital que le lleva a las más variadas excentricidades y bohemias y al consumo excesivo de alcohol.

En 1913, cae en un profundo misticismo y marcha a refugiarse a Palma de Mallorca. Allí empieza a escribir una novela La isla de oro -que nunca llegó a concluir- en la que sobre todo analiza el desastre hacia el que está caminando Europa. También compone Canto a Argentina y otros poemas (1914), un libro dedicado a este país en el año de la celebración de su centenario en que quiso seguir el modelo del Canto a mí mismo de Walt Whitman pero es una obra menor, casi de compromiso, sin la intensidad de sus grandes poemas. En 1915 publica La vida de Rubén Darío, y enfermo marchó a Nicaragua donde murió un 6 de febrero de 1916.

Importancia literaria

Rubén Darío es un hito en las letras hispánicas. El modernismo surgió con él y es puente obligado entre las letras de España y Latinoamérica. En un momento en que en España la poesía decaía y se repetía a sí misma sobre calcos vacíos, aportó una savia que, junto con Bécquer, inició el camino para la recuperación, cuyos frutos mas brillantes fueron Juan Ramón Jiménez, las vanguardias y, más tarde, la llamada generación del 27.

En Latinoamérica su influencia no fue menor. Aunque la crítica hispánica siempre tuvo un alto concepto de Darío, desde el centenario de su nacimiento en 1967 su obra se revalorizó notablemente. Se le considera la mejor representación de la expresión americana e hispánica, y a él se debe el desarrollo en las letras hispanas de la búsqueda constante de nuevas formas y lenguajes.

Su obra

Poesía
– Abrojos. Santiago de Chile (1887).
– Rimas. Santiago de Chile (1887).
– Azul…. Valparaíso (1888).
– Primeras notas, (Epístolas y poemas, 1885). Managua (1888).
– Prosas profanas y otros poemas. Buenos Aires (1896).
– Cantos de vida y esperanza. Los cisnes y otros poemas. Madrid (1905).
– Oda a Mitre. París (1906).
– El canto errante. Madrid (1907).
– Poema del otoño y otros poemas. Madrid (1910).
– Canto a la Argentina y otros poemas. Madrid (1914).
– Lira póstuma. Madrid (1919).

Prosa
– Los raros. Buenos Aires (1906)
– España contemporánea. París (1901).
– Peregrinaciones. París (1901).
– La caravana pasa. París (1902).
– Tierras solares. Madrid (1904).
– Opiniones. Madrid (1906).
– El viaje a Nicaragua e Intermezzo tropical. Madrid (1909).
– Letras (1911).
– Todo al vuelo. Madrid (1912).

–  La isla de oro (1913) (inconclusa).
–  La vida de Rubén Darío escrita por él mismo. Barcelona (1915).
–  Historia de mis libros. Madrid (1916).
–  Prosa dispersa. Madrid (1919).

Ciudad Darío

Después de la muerte de Rubén Darío se impulsaría por parte de un grupo de ciudadanos el cambio de nombre de la ciudad en honor la llamado príncipe de las letras castellanas. El 25 de febrero de 1920 se decretó dicho cambio de nombre y la hasta entonces población de Metapa pasaría a denominarse Ciudad Darío.

El principal atractivo de Ciudad Darío es sin duda la casa natal del poeta, convertida en museo. El Museo Histórico Casa Natal Rubén Darío, que conserva la estructura original con sus paredes de adobe y taquezal, fue declarado Monumento Nacional el 6 de febrero de 1943. Guarda mobiliario original usado por Rubén Darío durante el periodo en que residió allí. Está dotado de un auditorio al aire libre, construido en el patio de la casa.