*

Gay, Claudio

Éste incansable investigador francés es considerado por muchos historiadores como el pionero de la ciencia en Chile. Llegó a nuestro país en 1828, año en el que se desempeñó como profesor de geografía en el Colegio de Santiago. Durante años estuvo a cargo de explorar nuestro país describiendo los recursos vegetales, animales y geográficos.

El científico volvió a Chile en 1834, trasladándose a Valdivia a fines de año. Fue uno de los primeros europeos que tras casi 200 años se atrevió a entrar en ese hostil territorio indígena. Estas expediciones incluyeron intérpretes para tratar con los caciques; de este modo, Claudio Gay supo de sus costumbres, que fueron ampliamente conocidas gracias a los dibujos y bocetos que él realizó. Después de un año en la boscosa zona de Valdivia, viajó a Chiloé donde estuvo algunos meses.

El Museo de Historia Natural

Ya en Santiago, el investigador dio cuenta al gobierno de sus trabajos. Recolectó 5 cuadrúpedos, 213 pájaros, 21 reptiles, 47 peces, 2.557 invertebrados y 1.320 especies vegetales. Además, trajo numerosos volúmenes con anotaciones y dos volúmenes con 1.437 dibujos de objetos naturales, mapas e informaciones geográficas. Continuó con sus viajes, explorando Talca, Concepción y Coquimbo. En 1835 el gobierno le entregó un edificio para que organizara y clasificara en los estantes sus muestras, dando origen al Museo de Historia Natural.

La Historia Física y Política de Chile

Gay decidió partir a París a imprimir su obra (1841). En octubre de 1842, en la Sociedad Geográfica de esa ciudad el científico leyó una memoria de sus exploraciones en Chile, lo que le valió ser elegido miembro de número de aquella institución. En Francia, se preocupó de terminar los libros que contendrían el resultado de sus investigaciones.

De esta manera, en 1844 concluyó el primer volumen de la Historia Física y Política de Chile. Los 30 tomos de esta monumental obra se publicaron hasta 1870: los 8 primeros tratan de la Historia Política (1844-1854); otros 2 contienen documentos históricos reunidos en diversos archivos nacionales y extranjeros (1870-1871); 8 tomos son sobre Botánica (1845-1852); 8 tomos de Zoología (1847-1854); 2 tomos constituyen un atlas con dibujos de las especies naturales, mapas de diversas regiones, grabados de paisajes, tipos humanos y costumbres chilenas (1844-1855); y, finalmente, 2 tomos detallan un estudio sobre el estado de la agricultura chilena (1862-1865). Fueron tomos que incorporaron la naturaleza de Chile al universo taxonómico europeo, haciendo conocidos los recursos naturales del país, y el gigantesco trabajo de Gay acerca de Chile.

Su legado

La Historia Física y Política de Chile significó la orientación filosófica y metodológica de la historiografía nacional del siglo XIX, que ya habían empezado a discutir Andrés Bello y José Victorino Lastarria. Antes de realizar interpretaciones filosóficas del pasado, era necesario reunir gran cantidad de documentos y estudios monográficos. Gay escribió más de 14 estudios de sus investigaciones en revistas extranjeras, en los Anales de la Universidad de Chile, y en los periódicos El Araucano y en El Agricultor. Al crearse la Universidad de Chile en 1843, Gay fue designado miembro de esta institución, además fue miembro de la Academia de Ciencias (1856), así como del Instituto de Francia, el más alto lugar para los intelectuales franceses.

En Chile, antes de morir

A los 60 años, Gay decidió volver a Chile (1863). “Antes de morir -le escribió a Barros Arana- he querido ver una vez más este hermoso país y los excelentes amigos que aquí poseo y que me serán siempre tan queridos”. El gobierno de Manuel Bulnes lo recibió con honores y el Congreso aprobó para él una renta vitalicia de 2 mil pesos anuales. Dejó Chile a fines de ese mismo año. Pasó el resto de sus años en París, viviendo los convulsionados eventos de la Comuna y la guerra con Prusia.

Glosario

– Botánica: Rama de la biología que tiene por objeto el estudio de los vegetales.

¿Sabías que?

En 1835, el gobierno le entregó a Gay un edificio para que organizara y clasificara en estantes sus trabajos de investigación, dando origen al MUSEO de Historia Natural.