*

Galilei, Galileo

Físico y astrónomo italiano, poseedor de una casi instintiva vocación matemática. La contribución más famosa de Galileo a la ciencia fue su descubrimiento sobre las mediciones precisas. En el campo de la física descubrió las leyes que rigen la caída de los cuerpos y el movimiento de los proyectiles.

Físico y astrónomo italiano, poseedor de una casi instintiva vocación matemática. Nació en la ciudad italiana de Pisa, el 15 de febrero de 1564.

La contribución más famosa de Galileo a la ciencia fue su descubrimiento sobre las mediciones precisas.

En el campo de la física descubrió las leyes que rigen la caída de los cuerpos y el movimiento de los proyectiles.

A los diecisiete años se inscribió en la universidad para realizar estudios de medicina, pero no logró terminar la carrera pues su interés estaba puesto en las ciencias exactas. Estudió a Euclides y Arquímedes, y además de observar la naturaleza, se ocupó de los asuntos relacionados con la mecánica.

Su curiosa mirada atrapaba cuanto ocurría a su alrededor, y así fue como las oscilaciones regulares de una lámpara colgada en la bóveda de la catedral llamaron poderosamente su atención. Esto lo llevó a pensar en aplicar el movimiento constante a la medición del tiempo.

Junto con el astrónomo alemán Johannes Kepler, comenzó la revolución científica que culminó con la obra del físico inglés Isaac Newton.

En 1586, logró crear una balanza que permitía medir el peso de los cuerpos.
Su capacidad de deducción, basada en la observación de su entorno, le valió el respeto entre los hombres de ciencia y el prestigio ganado le sirvió para convertirse en profesor de matemáticas en 1589. Sin embargo, ni entonces ni nunca obtuvo una retribución que le permitiera vivir dignamente.

En este tiempo, no obstante, la muerte de su padre lo colocó en una situación poco menos que desesperada pues le correspondió hacerse cargo de su familia.

En 1592 le fue concedida la cátedra de matemáticas en la Universidad de Padua, pero tampoco ahí sus ingresos lograron satisfacer sus requerimientos económicos. Su única alternativa viable entonces, fue solicitar adelantos y aumentos de sueldo que no siempre le eran concedidos, e impartir clases particulares.

Pese a todo, su estancia de 18 años en Padua tuvo un satisfactorio saldo personal pues se relacionó con hombres de ciencia y su amante Marina Gamba le dio tres hijos.

Aportes en la astronomía

Su principal contribución a la astronomía fue el uso del telescopio para la observación y descubrimiento de las manchas solares, valles y montañas lunares, los cuatro satélites mayores de Júpiter y las fases de Venus.   Su libro “Sidereus nuntius”, dan cuenta de sus hallazgos.

Sin embargo tuvieron más influencia sus libros “El mensajero de los astros” y el “Diálogo“, que abrieron nuevos campos en la astronomía.

En 1595, Galileo se inclinó por la teoría de Copérnico, que sostenía que la Tierra giraba alrededor del Sol desechando el modelo de Aristóteles y Tolomeo en el que los planetas giraban alrededor de una Tierra estacionaria.

Aunque Galileo sufrió entonces las críticas de los tradicionalistas, y otros hombres de ciencia que intentaron desacreditarlo, el reconocimiento de científicos de la época como Kepler, por ejemplo, lograron reivindicar su imagen. Como resultado, ganó también la protección de Cosme II de Médicis.

Con todo, Galileo conocía el poder de la inquisición y sabía que sus observaciones celestes no se apegaban a la realidad aceptada por la Iglesia. Su antecedente más cercano era que Copérnico, cuyas conclusiones eran avaladas por sus estudios, empezaba a ser sospechoso de herejía.

Aun así, siguió adelante con la pretensión no de desafiar a la Iglesia, sino de convencerla de que sus teorías científicas estaban equivocadas. El resultado: la Iglesia le abrió proceso con actitud enérgica para proclamar su poder y preservar su autoridad.

En 1616 fue citado por primera vez y conminado a alejarse de las ideas de Copérnico, pero Galileo mantuvo recta su convicción hasta que en 1633, a los setenta años, fue convocado nuevamente para afrontar un humillante proceso que duró 20 días. Fue condenado a abjurar de su doctrina y a prisión de por vida, pena que más tarde aminoró y recibió permiso para aislarse en su villa rural de Arcetri, donde murió el 8 de enero de 1642.

El Papa Juan Pablo II abrió en 1979 una investigación sobre la condena eclesiástica del astrónomo para su posible revisión. En octubre de 1992, una comisión papal reconoció el error del Vaticano.

Inventos y estudios

– Inventó un ‘compás’ de cálculo que resolvía problemas prácticos de matemáticas.

– Descubrió las leyes de la caída de los cuerpos y de la trayectoria parabólica de los proyectiles.

– Estudió el movimiento del péndulo.

– Investigó la mecánica y la resistencia de los materiales.

Libros

–  El ensayador (1623)

– Diálogo sobre los sistemas máximos, publicado en Florencia en 1632

– Consideraciones y demostraciones matemáticas sobre dos ciencias nuevas relacionadas con la mecánica, publicada en Leiden en 1638, revisa y afina sus primeros estudios sobre el movimiento y los principios de la mecánica en general. Este libro abrió el camino que llevó a Newton a formular la ley de la gravitación universal, que armonizó las leyes de Kepler sobre los planetas con las matemáticas y la física de Galileo.

– El mensajero de los astros.

– Diálogo.