*

Prado, Pedro

Poeta, novelista y diplomático chileno, Premio Nacional de Literatura 1949.

Pedro Prado nació en Santiago el 8 de octubre de 1886. Su padre era médico y agricultor. Cursó sus humanidades en el Instituto Nacional e ingreso en la escuela de Arquitectura, sin llegar a terminar su carrera. A los 20 años, cuando falleció su padre, empezó a ejercer alternadamente sus tres profesiones sin título: de arquitecto, agricultor y escritor.

Pedro Prado puede ser ubicado en la promoción de poetas que comienza a publicar sus primeras obras entre 1907 y 1917, en la llamada Generación Literaria de 1920, junto a Ernesto Guzmán, Carlos R. Mondaca, Manuel Magallanes Moure, Max Jara y Juan Guzmán Cruchaga, grupo de poetas más bien intimistas, introspectivos, de versificación sutil, volcados a la vida interior o paisajes provincianos y campesinos, sin mayores desbordes vanguardistas ni experimentación formal.

En 1910 fundó la Revista Contemporánea, una de las mejores de su tiempo en América. En 1915 fundó el famoso grupo Los Diez, que publicó una revista y editó obras de Maluenda, Santiván, Gana y otros.

Su obra Pájaros errantes, publicada en 1915, es considerada por muchos críticos como la obra poética cumbre de Pedro Prado. Es un libro escrito en prosa, que recoge lo mejor de la tradición parnasiana y simbolista. Hay en este texto una gran conciencia de la composición, que podría leerse como la conjunción del arquitecto con el poeta, y una ordenación racional que refrena el caos de los instintos primordiales.

En 1935, con su libro Camino de las horas, ganó el Premio Academia de Roma que era otorgado por la Embajada de Italia ante La Moneda.

Prado ejerció la diplomacia en Colombia y colaboró en la mayor parte de las revistas chilenas y argentinas de su tiempo. Amaba la vida tranquila y la música del silencio. Para trabajar en paz alzó un torreón en lo más apartado de su casona de Mapocho y de allí como de un invernadero fluyó su abundante obra.

Empezó cultivando el verso libre como se ve en su primera obra Flores de cardo (1908), luego el soneto en Camino de las Horas (1934) y Las Estaciones del Amor (1949). Escribió tres novelas: La Reina Rapanui, 1914; Alsino,1920; Un Juez Rural, 1924.

En 1949 se le otorgó el Premio Nacional de Literatura.

Murió en Viña del Mar el 31 de enero de 1952.