*

Artes visuales: Arte y cultura, Educación Artística

Segundo Ciclo

Arte en Venecia

Una de las obras características de la escuela veneciana fue “El concierto campestre”, del Giorgione (1477-1510), donde se orienta al estudio de la atmósfera y de las figuras humanas desnudas; y “La Tempestad”, donde muestra una sugestión de un momento fugaz en el tiempo, producto de un fenómeno atmosférico.

Otro de los grandes venecianos fue Tiziano (1485-1576), un pintor muy recordado por los retratos trascendentes que realizó en vida. Uno de ellos fue Francisco I de Francia y Carlos V de Alemania, más conocido en España como Carlos I. Tiziano fue un creador e innovador en el género de la alegoría, lo que plasmará en importantes obras a través de su vida. En las pinturas con motivos religiosos logra muy buenas críticas, realizando Asunciones, Natividades y escenas de la Historia Sagrada. Gracias a la inspiración que recibía de la música y las melodías, pintó dos hermosos cuadros: “El Concierto” y “La Música”.

El Veronés, cuyo verdadero nombre es Paolo Caliari, es otro de los pintores importantes de Venecia, siendo el que logra mayor perfección en su representación de esta ciudad del norte de Italia. Si bien sigue los pasos de Tiziano al abordar el género de la alegoría, agrega mayor decoración a sus obras. Algunas de las más famosas son: “Apoteosis de Venecia”, “La cena de Jesús en la casa de Leví”, “Las bodas de Caná”, una de las más grandes pinturas de caballete en el mundo.

Finalmente tenemos al Tintoretto, un pintor extraño, cuya obra se caracterizó por su agitación de las formas, tonos violáceos y ambientes sombríos. Una de sus grandes obras fue San Jorge y el dragón. Su verdadero nombre era Jacopo Robusti, y se le llamó Tintoretto (pequeño tintorero) por el comercio de su padre.

El Barroco

Se cree que la palabra “barroco” proviene del francés “barogue”, que significa “extravagante”. Este movimiento tuvo gran aceptación en el siglo XVII e incluso llegó a expandirse a América.

Se dedicó principalmente a reflejar los tiempos que se estaban viviendo, como lo fueron las constantes luchas religiosas y civiles en Europa.

Todas las obras hablan de acción y la representan, desde la ambientación y la profundidad hasta los movimientos, lo que era posible gracias a la excesiva cantidad de pintura, que adquiría volumen produciendo una ilusión óptica.

NOTAS RELACIONADAS