*

Los erizos

Al igual que los demás equinodermos, el cuerpo del erizo está dividido en cinco sectores cubiertos de aguzadas espinas.

Los erizos pertenecen, al igual que las estrellas y otros grupos, tales como los pepinos de mar (holoturias), las estrellas frágiles (ofiuros) y los lirios de mar (crinoídeos), a los equinodermos, pero, a diferencia de las estrellas que son carnívoras, los erizos son herbívoros y pasan el día pacíficamente comiendo algas gracias a un complejo sistema de dientes llamado “linterna de Aristóteles”.

Los erizos más comunes en nuestro litoral son el erizo negro (Tetrapygus niger) y el erizo comestible, también llamado erizo colorado, que curiosamente es verdoso, y cuyo nombre científico (albus) nos dice que es blanco (Loxechinus albus).

Al igual que los demás equinodermos, el cuerpo del erizo está dividido en cinco sectores cubiertos de aguzadas espinas.

Los sexos de los erizos están separados, y la fecundación ocurre en el agua por unión de los gametos masculinos y femeninos, lo que da origen a una larva llamada nauplius, que nada libremente y luego se fija y comienza a desarrollarse en un erizo juvenil. Son animales gregarios, formando grupos muy numerosos.

Como dato anecdótico, cabe señalar que el cangrejo que se encuentra en el interior del erizo es un crustáceo del género Pinaxodes, que vive como comensal del intestino terminal del erizo.

Las “lenguas” del erizo comestible corresponden a las gónadas, que presentan el mismo aspecto en el caso de los machos y de las hembras.