*

Ciencias Naturales, Estructura y función de los seres vivos

8° Básico

Respuestas del sistema inmune

Las alergias y la inflamación son dos tipos de respuesta inmunitaria. La primera es una reacción inadecuada a sustancias que suelen no ser dañinas, y la segunda, es un mecanismo que se desarrolla frente a una lesión en los tejidos.

  1. Respuestas del sistema inmune
  2. Tipos de enfermedades alérgicas

Las alergias

Es la hipersensibilidad a una particular sustancia que, si se inhala, ingiere o se toca provoca estornudos, aumento del lagrimeo, erupciones, irritaciones de la piel, hinchazón o picazón.

Esto se produce porque el sistema inmune no funciona de manera adecuada y ataca en forma exagerada a invasores extraños que normalmente no son dañinos. A estas sustancias se les denomina alérgenos y a los síntomas provocados, respuestas alérgicas.

Cuando un alérgeno penetra en el cuerpo de una persona, el sistema inmune de esta responde produciendo una gran cantidad de anticuerpos llamados inmunoglobulinas E (IgE).

Existen cuatro componentes para que una respuesta alérgica se desencadene:

Alérgenos: sustancia causante de la alergia.

Inmunoglobulina E: anticuerpo producido por el sistema inmunológico en respuesta al alérgeno.

– Histamina: sustancia que se libera en la respuesta alérgica y que es la responsable de los síntomas de la alergia (estornudo, picazón, inflamación, entre otras).

Mastocitos: células especializadas que están en la piel y en órganos húmedos (nariz, ojos y boca) y que están cargadas de gránulos de histamina.

Los alérgenos más comunes

– Polen: es un grano diminuto que liberan las plantas dentro de su proceso reproductivo. Esta alergia se manifiesta con rinitis (inflamación de las membranas mucosas) y en ocasiones también con conjuntivitis (lagrimeo y comezón en los ojos).

Ácaros del polvo: arácnidos pequeños que viven dentro de la casa (especialmente, en el interior de cojines y colchones) y que son los responsables de alergias respiratorias (como el asma).

Alimentos: este tipo de alergia es confundida con un cuadro de intolerancia alimenticia, pero se diferencian porque en la primera está involucrado el sistema inmune y además, los primeros síntomas, picazón e hinchazón de los labios, suelen aparecer pocos minutos después de haber ingerido o haber estado en contacto con el alimento. En cambio, en la intolerancia pueden o no aparecer dichos síntomas y si es así pasan varias horas.

Algunos de las alimentos más comunes que producen alergia son maní, chocolate, plátano, huevos, pescados y mariscos.

Moho: este tipo de hongo crece en zonas cálidas, oscuras y húmedas. Cuando se reproducen y crecen envían pequeñas esporas al aire y estas son las que se inhalan, causando en algunas personas alergias.

Picaduras de insectos: se debe normalmente a las sustancias tóxicas que se encuentran en el veneno de las avispas y abejas. No es la alergia más común, pero sí una de las más graves, ya que produce un choque anafiláctico (luego de ser picado, la sustancias tóxicas producen una respuesta alérgica que compromete todo el cuerpo).

Animales domésticos: las sustancias derivadas del pelo y la piel de algunos animales provoca alergias.

Los gatos son los animales domésticos con más riesgo de provocar alergias cuando viven dentro de una casa. También están los perros, caballos, conejos y hamsters.

Medicamentos: algunas personas al ingerir ciertos fármacos (relajantes musculares, antibióticos, entre otros) pueden producir reacciones alérgicas.

Reacción inflamatoria

La inflamación es una respuesta a la presencia de un agente externo, como bacterias, radiaciones, traumatismos, toxinas, alteraciones vasculares (isquemia) o alteraciones inmunitarias.

Esta reacción comienza con la vasodilatación (ampliación de los vasos sanguíneos de la piel), con el objetivo de que llegue más sangre a la zona afectada, provocándose además enrojecimiento, dolor y aumento de la temperatura en ese sector.

Además, la vasodilatación favorece la llegada de gran cantidad de elementos defensivos, como proteínas para formar el coágulo sanguíneo y células implicadas tanto en la inmunidad inespecífica como en la específica.

Las inflamaciones pueden ser agudas o crónicas. La primera es de iniciación repentina y presenta un período de hinchazón y de dolor de corta duración. La segunda, es de instalación lenta y su desarrollo se prolonga durante meses o años, presentando períodos de mayor o menor intensidad, de acuerdo con factores como la humedad, la dieta o el estado del sistema inmunológico.

La crónica se puede producir por la complicación o episodios recurrentes de una inflamación aguda o por estar asociada a infecciones intracelulares (tuberculosis, lepra, entre otras).

Alérgenos

– Polen: granos que liberan las plantas durante el proceso productivo.

– Ácaro del polvo: pequeño arácnido que vive en el interior de las casas.

– Alimentos: los síntomas (picazón e hinchazón de labios) aparecen pocos minutos después de haber ingerido un alimento.

– Moho: es un hongo que expulsa esporas al aire.

– Picaduras de insectos: producidas por las sustancias tóxicas del veneno de las avispas y las abejas.

– Animales domésticos: sustancias derivadas del pelo y piel de algunos animales.

– Medicamentos: algunos fármacos, como antibióticos, pueden producir reacciones alérgicas.

Datos Icarito

¿Qué es la alergia al anisakis?
Es el tipo de alergia a los gusanos que se encuentran en el pescado crudo.

¿Qué tipo de medicamento se usa para disminuir una inflamación?
Se utilizan los antiinflamatorios.