*

Educación Tecnológica, Sociedad y tecnología

6° Básico

Inventos: de 1835 al 1862

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El revólver, el propulsor de hélice, el código Morse, la anestesia, el saxofón, el dirigible, el plástico, fueron algunos de los inventos de este período.

1835

Revólver: aparece la primera arma capaz de disparar más de una vez antes de recargar. El revólver contenía seis balas en un cilindro que giraba automáticamente al efectuar cada disparo. Este invento fue patentado por el norteamericano Samuel Colt.

1836

Propulsor de hélice: John Ericsson creó este mecanismo, que reemplazó a las enormes ruedas de paletas como dispositivo impulsor en los barcos de vapor. Torpedos. Puede parecer extraño, pero los primeros torpedos realmente eficaces en el mar fueron tripulados por seres humanos. Esto, porque dos oficiales de la marina italiana inventaron un sistema de transporte del explosivo TNT (trinitrotolueno), utilizando buzos para llevarlo a su blanco.

1837

Código Morse: las primeras señales de radio eran pitidos que se emitían impulsando una tecla. Los radiotelegrafistas usaban el código de señales cortas y largas inventado por Samuel Morse.

1843

Cigarro: su producción comercial fue iniciada por la Manufacture Français des Tabacs.

Tarjeta navideña: la ideó John Calcott Horsley para Henry Cole, un escritor y crítico de arte, que esa Navidad estaba demasiado ocupado para escribir a todos sus amigos.

1844

Anestesia: el primer anestésico que se aplicó como tal fue el oxido nitroso, también conocido como el gas de la risa, por sus efectos hilarantes. Esto lo hizo el dentista estadounidense Horace Wells, para una extracción dental. Sin embargo, al parecer el paciente igual sintió dolor.

1845

Neumático: el ingeniero escocés Robert William Thomson lo inventó. Su creación consistió en una cubierta exterior de lona con bandas de cuero, que protegía un tubo interior de goma lleno de aire. Cuando se probó en las ruedas de un carruaje, ofreció menos resistencia que el hierro o que la goma maciza a las irregularidades del pavimento de la carretera.

1846

Saxofón: fue inventado por el belga Adolph Sax. Se utilizó en las bandas militares y luego en el jazz.

1849

Imperdible: el alfiler de gancho, como lo llamamos nosotros, fue patentado por Walter Hunt, de Nueva York, Estados Unidos.

1852

Dirigible: Henri Giffard, un francés experto en máquinas de vapor, logró que un dirigible monoplaza (para una sola persona) sobrevolara Versalles por espacio de 27 kilómetros a una velocidad de ocho kilómetros por hora.

1853

Jeringa hipodérmica: todas las medicinas se administraban por vía oral, hasta que Charles Gabriel Pravaz inventó este mecanismo, que asusta a más de alguno por su afilada aguja.
Planeador: el primer vuelo tripulado en este aparato fue obra de sir George Cayley.

1855

Alumbrado público eléctrico: se instalaron lámparas de arco por primera vez en la Rue Imperiale, de Lyon (Francia).

1856

Anilina: el primer tinte sintético fue creado por William Perkin, de solo 17 años, en Londres, Inglaterra.

Motor de combustión interna: dos italianos, Eugenio Barsanti y Felice Matteucci, hicieron funcionar un motor quemando combustible dentro de un cilindro, forzando así el movimiento alternativo de un pistón. Esta invención inició la era del automóvil.

1858

Leche condensada: este delicioso invento fue introducido en el mercado por el estadounidense Gail Borden.

1862

Plástico: en la Exposición Internacional de South Kensington (Londres), se mostraron los primeros artículos de plástico elaborados con el parkesine (celuloide) de Alexander Parker. La fabricación de plásticos se inició en 1866.

Ametralladora: el inventor estadounidense Richard J. Gatling desarrolló un arma capaz de disparar proyectiles dispuestos en una cinta, y que no paraba hasta el agotamiento de aquella. El arma podía disparar unas seis balas por segundo y era accionada manualmente. Se utilizó hacia el final de la guerra civil de Estados Unidos.

Cochero volador

En septiembre de 1853, sir George Cayley ordenó a su cochero pilotar el planeador construido por él, cruzando un pequeño valle cerca de Brompton, en Yorkshire, Inglaterra. El monoplano voló durante unos 500 metros y luego cayó con un golpe sordo. El cochero, llamado John Appleby, se levantó como pudo, volvió con su patrón y le dijo: “Por favor, sir George, quiero dejar el trabajo. ¡Usted me contrató para conducir, no para volar!”.