*

Historia, Geografía y Ciencias Sociales

Segundo Ciclo

Novena Región: La Araucanía

La Región de la Araucanía limita por el norte con la Octava Región, del Biobío; por el sur con la Décima Región, de Los Lagos; por el este con la República Argentina, y por el oeste, con el Océano Pacífico. Se extiende entre los 37º 35′ y los 39º 37′ de latitud sur y desde los 70º 50′ de longitud oeste hasta el Océano Pacífico.

– La superficie total alcanza a los 31.842,3 km².
– Su capital regional es la ciudad de Temuco.

Está dividida en dos provincias, con un total de 31 comunas:

– Malleco, capital: Angol, once comunas.

– Cautín, capital: Temuco, veinte comunas

Geografía física de la Novena Región

En la Novena Región se mantiene el relieve típico que presenta la mayor parte del país:

La Cordillera de los Andes: la zona precordillerana es de origen sedimentario y logra alturas entre los 300 y 850 msnm. Este cordón montañoso conserva su aspecto macizo, pero su altura promedio continúa descendiendo, siendo pocas las cumbres que sobrepasan los 2.500 msnm. La cima más alta es la del volcán Lanín (3.747 msnm); le siguen el volcán Llaima (3.125 msnm), el cerro Cónico (3.060 msnm), el volcán Lonquimay (2.890 msnm), el volcán Villarrica (2.840 msnm), el volcán Tolhuaca (2.780 msnm) y la Sierra Nevada (2.554 msnm).

La Depresión Intermedia: los elementos de relleno de esta depresión son en su mayoría volcánicos, que han sido transportados y modelados sobre todo por la acción fluvial y la aluvial. En el sector norte es estrecha por la acción que ejerce la cordillera de Nahuelbuta. Luego, comienza a ensancharse, y logra su mayor amplitud entre las comunas de Temuco y Gorbea. En la localidad de Lastarria es obstaculizada de manera abrupta por el cordón de Afquintúe, pero luego vuelve aparecer en forma débil en Loncoche. Este relieve pierde en parte el carácter plano y se torna algo más ondulado.

La Cordillera de la Costa: en el norte de la región este cordón montañoso es macizo y recibe el nombre de Cordillera de Nahuelbuta, con alturas que llegan a los 1.565 msnm (cerro Alto Nahuelbuta). En el sur es bajo y termina desapareciendo en la desembocadura del río Imperial. Esta topografía es reemplazada por formas onduladas que apenas logran los 300 msnm.

Las planicies litorales: en este sector la planicie se presenta con un escaso desarrollo, salvo en la zona de la desembocadura del río Imperial y el lago Budi, donde es bastante ancha. Además, existen numerosas quebradas, las que generan un conjunto de colinas que llegan a los 200 msnm.

Hidrografía

En la Araucanía existen tres grandes cuencas hidrográficas. La más importante es la del río Imperial, con una superficie de 12.054 km²; luego está la del río Toltén, que tiene una superficie de 7.900 km², y una parte de la gran cuenca del río Biobío, que se extiende por unos 8.000 km²

También, encontramos en la zona costera otras hoyas de menor magnitud, como la del río Moncul, que desemboca junto al río Imperial, en Puerto Saavedra, y el río Queule, que drena la parte sur de la región y desemboca en la caleta Queule.

En la zona precordillerana y cordillerana, aparecen lagos de origen glacial. Entre los más importantes están los lagos Villarrica, Caburgua, Colico, Huilipilún y Conguillío, las lagunas Icalma, Galletué y Malleco. En el sector costero se encuentra el lago Budi, que almacena las aguas de los esteros Pulol, Comué, Bollero y Allipén.

La cuenca del río Imperial tiene una superficie de 12.054 km² y se desarrolla al oeste de la cuenca alta del Biobío. Está separado de ella por estribaciones secundarias de la Cordillera de los Andes. Este río tiene solo 52 km de largo; se forma en las cercanías de la ciudad de Nueva Imperial por la confluencia de los ríos Cholchol, que viene desde el norte, y el Cautín, que procede del oriente. Luego continúa pasando por las localidades de Carahue y Nehuentué, donde desemboca en el océano Pacífico.

El río Cautín nace en la falda occidental de la Cordillera de las Raíces y atraviesa todo el llano en un recorrido de 174 km. Su principal afluente es el río Quepe, que se origina en una laguna del mismo nombre, al oeste del volcán Llaima.

El río Cholchol se desarrolla al pie de la vertiente oriental de la Cordillera de Nahuelbuta, con un rumbo general hacia el sur. Uno de sus principales tributarios es el río Panqueco o Colpi, que a su vez está formado por los ríos Quino y Traiguén.

El río Toltén tiene una cuenca hidrográfica de unos 7.900 km², con una orientación general de este a oeste. Recibe las aguas del río Allipén, su principal tributario. Este río tiene su origen en la confluencia de los ríos Trufultruful y Zahuehue. Con posterioridad recibe las aguas de numerosos esteros y de los ríos Llaima y Curaco.

Este último, su principal afluente, drena al lago Colico. Tras su paso por Pitrufquén, el Toltén sólo recibe dos tributarios de cierta importancia, los ríos Donguil y el Mahuidanche.

Clima de transición

El relieve de esta región determina que los elementos del clima sean cambiantes, tanto en sentido transversal como longitudinal.

Se distinguen cuatro tipos de clima:

Templado cálido con estación seca corta de cuatro meses: se observa en la parte centrooeste de la depresión intermedia, penetrando hacia el sur hasta las cercanías de Nueva Imperial. Muestra abundantes precipitaciones en invierno, las que se tornan escasas e, incluso, llegan a desaparecer por completo en verano. Sus promedios pluviométricos anuales son cercanos a los 2.000 mm y se concentran sobre todo entre los meses de marzo a noviembre. Las temperaturas presentan amplitudes moderadas entre el día y la noche, alcanzando registros medios anuales de 11° C.

Templado lluvioso con influencia mediterránea: ocupa las planicies litorales, algunos sectores de la depresión intermedia y espacios de la cordillera bajo la cota de los 900 msnm. Las temperaturas fluctúan entre 17,2° C en enero y 7,6° C en julio, con una media anual de alrededor de 12° C. Las precipitaciones se presentan durante todo el año, aunque en los meses de enero y febrero bajan considerablemente, promediando solo 28 mm. La cantidad caída anual oscila entre 1.000 mm en los relieves más bajos y 2.000 mm en los más altos.

Templado frío lluvioso: se desarrolla en las laderas andinas y costeras entre los 900 y 2.000 msnm. Recibe anualmente precipitaciones que oscilan entre los 2.000 y 3.000 mm. En cuanto a la temperatura, sólo en cuatro meses del año presenta un promedio superior a los 10° C.

Hielo por efecto de altura: se presenta sobre los 1.800 msnm y se caracteriza por tener temperaturas bajas durante todo el año, mayoritariamente inferiores a 0° C y precipitaciones de tipo nivoso.

Población y actividad económica de la Novena Región

Según los datos aportados por el Censo 2002, esta región posee una superficie de 31.842,3 km² y registró un total de 869.535 habitantes. De este total, 430.698 (49,5%) son hombres y 438.837 (50,5%) son mujeres. El 67,6% corresponde a población urbana. La densidad es de 27,3 habitantes por km².

La ciudad que registró mayor crecimiento de la población en la Novena Región fue Temuco, con 245.347 habitantes. Para el período 2000-2005, la tasa estimada de crecimiento anual de la población de esta región es de 0,98 personas por cada 100 habitantes.

La economía regional

El sector silvoagropecuario es la base del desarrollo económico regional. El rubro frutícola es de gran importancia, ya que la región es la primera productora de manzanas y ocupa un lugar de privilegio en la producción de frambuesas, frutillas y guindas. En el ámbito hortícola, es la tercera productora nacional después de las regiones del Biobío y del Maule. La producción es variada, destacando la de papas y legumbres.

En lo referido a la ganadería, la producción de bovinos es la segunda del país después de la Región de los Lagos, como también en la producción de leche y de sus subproductos, como mantequillas, quesos y otros derivados.

En el sector silvícola cabe destacar que la región tiene alrededor de 910.000 has. de bosques nativos y casi 360.000 has. de plantaciones forestales, las que se han llevado a cabo de preferencia en sectores degradados y erosionados. Estas superficies proporcionan materia prima para plantas de celulosa extrarregionales y para una importante actividad en mueblería.

En el rubro cerealero destacan el trigo, la avena y la cebada. El cultivo industrial también es importante en la región, en especial de las semillas de raps y de lupino.

Atractivos turísticos

El turismo en la Novena Región se basa, en gran medida, en sus recursos naturales. Acá comienzan a aparecer los grandes lagos (la mayoría de origen glaciar) enmarcados por el paisaje de las araucarias, encaramadas en las laderas de volcanes. Uno de ellos es el lago Villarrica, que está ubicado al noroeste del volcán del mismo nombre. Cerca de Cunco está el lago Colico. Si se continúa hacia el este, se llega a la desembocadura de su tributario, el río Trafampulli, desde donde se puede acceder a la ribera norte del lago Caburgua. Al sur de Carahue se encuentra el lago Budi, conocido porque en él existen especies, como es el caso del pez huaiquil o roncador, que solo viven en sus aguas.

El balneario más importante de la región es Pucón, que está a 25 km de Villarrica. Hacia el oriente de esta ciudad existen algunas fuentes termales, producto del activo vulcanismo de la zona, sobre todo del volcán Villarrica.

La producción artesanal tiene un notable desarrollo, sobre todo en lo que se refiere a la artesanía del pueblo mapuche. Los tejidos están confeccionados en telares rudimentarios con lanas teñidas con productos vegetales. Entre los tejidos se destacan las mantas, las alfombras y las fajas. También se elaboran artículos en plata, como son los collares llamados trapelakucha, los tradicionales cintillos conocidos como trarilonko y otros adornos para el pelo. Además, fabrican instrumentos musicales como el cultrún y la trutruca.

Biogeografía, bosques densos

La Araucanía tiene un paisaje ecológico muy similar al de la Región del Biobío, pero en este territorio, debido a que el clima se torna más frío y húmedo, las especies hidrófilas adquieren un mayor desarrollo. Es por ello que se pueden encontrar un gran número de helechos y plantas epifitas.

– Bosque caducifolio costero húmedo: se desarrolla en la zona costera. Sin embargo, a medida que avanzamos hacia al sur comienza a desaparecer, dando paso al bosque laurifolio, que posee un sotobosque con bastantes helechos como la Palmilla (Blechnum auriculatum), el Inquide (Blechnum blechnoides) y el Quiquil (Blechnum chilensis), y epifitas como la Estrellita (Asteranthera ovata) y el Quilloiquilloi (Stellaria cuspidata). Además, en este sector se desarrollan árboles como el Olivillo (Aextoxicon punctatum), el Coigüe (Nothofagus dombeyi), el Tineo (Weinmannia trichosperma), la Tepa (Laurelia philipiana), el Laurel (Laurus nobilis), el Ulmo (Eucryphia cordifolia), el Avellano (Gevuina avellana), el Maqui (Aristotelia chilensis), el Canelo (Drimys winteri) y la Araucaria (Araucaria araucana). 

También crecen plantas como la Pitra (Myrceugenia planipes), la Fucsia o Chilco (Fuchsia magellanica), la Murta (Ugni molinae), la Quila (Chusquea quila) y la Chaquirita (Nertera granadensis).

Entre la fauna que más destaca en esta área están el Monito del monte (Dromiciops gliroides), el Murciélago oreja de ratón (Myotis chiloensis), el Murciélago colorado (Lasiurus borealis), la Lauchita de pelo largo (Abrothrix longipilis), el Ratón topo valdiviano (Geoxus valdivianus), el Coipo (Myocastor coypus), el Quique (Galictis cuja) y el Pudú (Pudu pudu). También, habitan numerosas aves como la Cachaña (Enicognathus ferrugineus), el Choroy (Enicognathus leptorhynchus), el Pitío (Colaptes pitius), el Pimpollo (Rollandia rolland), el Huala (Podiceps major), el Martín pescador (Ceryle torquata) y el Picurio (Podilymbus podiceps).

– Bosque caducifolio del sur: se desarrolla en el sector de la depresión intermedia y está dominado por especies como el Roble (Nothofagus obliqua), el Laurel (Laurus nobilis), el Maqui (Aristotelia chilensis), la Quila (Chusquea quila), el Lingue (Persea lingue), el Mañío de hojas largas (Podocarpus saligna), el Olivillo (Aextoxicon punctatum), la Luma (Luma apiculata) y el Copihue (Lapageria rosea). Con respecto a la fauna, destacan algunas aves como la Perdiz (Nothoprocta perdicaria), el Bailarín (Elanus leucurus), la Tórtola (Zenaida auriculata), la Bandurria (Theristicus caudatus), el Huedhued del sur (Pteroptochos tarnii), la Golondrina chilena (Tachycineta meyeni), el Chirihue (Sicalis luteola), la Loica (Sturnella loyca), el Diucón (Pyrope pyrope) y el Jilguero (Carduelis barbatus).

En tanto, los mamíferos que habitan esta zona son exóticos o introducidos y entre ellos están las liebres, los conejos, los ratones, las lauchas, las ratas y los guarenes.

– Bosque caducifolio montano: sigue predominando en el sector cordillerano, con especies como las araucarias. Además, se pueden encontrar lengas y coigües. Entre la fauna, destacan mamíferos como el Puma (Puma concolor), el Zorro chilla (Pseudalopex griseus), el Coipo (Myocastor coypus), el Ratón colilargo (Oligoryzomys longicaudatus) y el Ratoncito oliváceo (Abrothrix olivaceus).

Algunas de las aves que habitan este lugar son el Carpintero negro (Campephilus magellanicus), el Choroy (Enicognathus leptorhynchus), el Aguilucho (Buteo polyosoma), el Rayadito (Aphrastura spinicauda), el Cachudito (Anairetes palurus), el Traro (Caracara plancus) y el Peuquito (Accipiter chilensis).

Zonas protegidas

Parque Nacional Conguillío: creado en 1940, se encuentra en la cordillera de los Andes a 28 km al noroeste de la comuna de Curacautín. Tiene 60.833 hectáreas y sus principales atractivos son el volcán Llaima (3.125 msnm), las lagunas Verde, Captrén y Arcoiris, y los saltos de Trufultruful. Además, se pueden observar bosques de araucarias milenarias.

Parque Nacional Huerquehue: situado a 35 km de Pucón en la zona precordillerana, se creó en 1912. Posee 12.500 hectáreas y cuenta con 17 lagunas de diferentes tamaños, que están emplazadas dentro de grandes bosques de mañíos de hojas cortas, coigües, lengas y araucarias. Entre los lagos destacan el Tinquilco, Verde, Toro y Escondido.

Parque Nacional Nahuelbuta: creado en 1939, se ubica en la parte más alta de la cordillera de Nahuelbuta, a 35 km al noroeste de Angol. Además de las araucarias que predominan en este parque, hay coigües, robles y lengas. Entre las aves y mamíferos que se pueden encontrar destacan zorros, chucaos y churrines. En el parque, los cerros no sobrepasan los 1.500 msnm, siendo el más alto el llamado Piedra El Águila, con 1.460 msnm.

Parque Nacional Tolhuaca: con solo 6.474 hectáreas, este parque, que fue creado en 1937, se encuentra en la cordillera a 34 km al sur de la comuna de Curacautín. Sus principales atractivos son el salto de 49 metros del río Malleco, las lagunas Malleco y Verde, la cascada de la Culebra y los cerros Amarillo y Colomahuida.

Parque Nacional Villarrica: creado en 1912, está situado en la cordillera de los Andes a 8 km al suroeste de Pucón. Tiene 63.000 hectáreas y su mayor atractivo es el volcán Villarrica (2.847 msnm), que en una de sus laderas tiene un centro de esquí. Además, existen extensos bosques de araucarias y lengas, en los sectores altos, y raulíes, mañíos de hoja larga y coigües, en los más bajos. Las zonas boscosas permiten la existencia de una variada fauna, destacando pumas, zorros chilla y culpeo, quiques y monitos del monte.

Reserva Nacional Alto Biobío: situado en la cuenca alta del río Biobío en la comuna de Lonquimay, se creó en 1912. Tiene una superficie de 35.000 hectáreas y está dominado por bosques de araucarias.

Reserva Nacional China Muerta: creada en 1968, es uno de los lugares donde los bosques de araucarias se encuentran mejor conservados.

Reserva Nacional Malleco: creada en 1907 es la primera reserva que se estableció en nuestro país. Se ubica a 75 km de Collipulli y es la única unidad que tiene el 80% de su superficie cubierta con bosque nativo. Este se compone, en su mayor parte, de araucarias y lengas.

Reserva Nacional Malalcahuello: con una superficie de 13.730 hectáreas, esta reserva se creó en 1931. Tiene una topografía muy accidentada y su principal atractivo es el volcán Lonquimay (2.865 msnm). Su vegetación está dominada por araucarias, robles, raulíes y coigües.

Reserva Nacional Nalcas: tiene 17.530 hectáreas y se creó en 1936. Por encontrarse inmediatamente colindante con la reserva Malalcahuello, su vegetación es muy similar.

Reserva Nacional Villarrica: creada en 1912, se encuentra entre las comunas de Pucón y Curarrehue. Tiene 60.005 hectáreas y presenta grandes bosques de araucarias y lengas.

Parque Nacional Tolhuaca: con solo 6.474 hectáreas, este parque, que fue creado en 1937, se encuentra en la cordillera a 34 km al sur de la comuna de Curacautín. Sus principales atractivos son el salto de 49 metros del río Malleco, las lagunas Malleco y Verde, la cascada de la Culebra y los cerros Amarillo y Colomahuida.

Parque Nacional Villarrica: creado en 1912, está situado en la cordillera de los Andes a 8 km al suroeste de Pucón. Tiene 63.000 hectáreas y su mayor atractivo es el volcán Villarrica (2.847 msnm), que en una de sus laderas tiene un centro de esquí. Además, existen extensos bosques de araucarias y lengas, en los sectores altos, y raulíes, mañíos de hoja larga y coigües, en los más bajos. Las zonas boscosas permiten la existencia de una variada fauna, destacando pumas, zorros chilla y culpeo, quiques y monitos del monte.

Reserva Nacional Alto Biobío: situado en la cuenca alta del río Biobío en la comuna de Lonquimay, se creó en 1912. Tiene una superficie de 35.000 hectáreas y está dominado por bosques de araucarias.

Reserva Nacional China Muerta: creada en 1968, es uno de los lugares donde los bosques de araucarias se encuentran mejor conservados.

Reserva Nacional Malleco: creada en 1907 es la primera reserva que se estableció en nuestro país. Se ubica a 75 km de Collipulli y es la única unidad que tiene el 80% de su superficie cubierta con bosque nativo. Este se compone, en su mayor parte, de araucarias y lengas.

Reserva Nacional Malalcahuello: con una superficie de 13.730 hectáreas, esta reserva se creó en 1931. Tiene una topografía muy accidentada y su principal atractivo es el volcán Lonquimay (2.865 msnm). Su vegetación está dominada por araucarias, robles, raulíes y coigües.

Reserva Nacional Nalcas: tiene 17.530 hectáreas y se creó en 1936. Por encontrarse inmediatamente colindante con la reserva Malalcahuello, su vegetación es muy similar.

Reserva Nacional Villarrica: creada en 1912, se encuentra entre las comunas de Pucón y Curarrehue. Tiene 60.005 hectáreas y presenta grandes bosques de araucarias y lengas.

NOTAS RELACIONADAS