*

Época contemporánea, Historia, Geografía y Ciencias Sociales

Segundo Ciclo

Atentados en Estados Unidos

Entre la década de los 90´y principios del año 2000, el país norteamericano fue víctima de una serie de atentados.

El 19 de abril de 1995 se produjo otro hecho de este tipo. Fue el estallido de una bomba en un edificio federal de Oklahoma City, que dejó 168 muertos y más de 5.000 heridos. No obstante, esta vez el autor del atentado, Timothy McVeigh, era un ex soldado estadounidense que, según él, lo había efectuado en reacción a la muerte de más de 80 seguidores de la secta davidiana en Waco (Texas).

Luego de esta acción, Estados Unidos recibió uno de sus peores golpes cuando, el 7 de agosto de 1998, dos bombas explotaron en un ataque sincronizado a las embajadas estadounidenses en Nairobi (Kenia) y Dar es Salaam (Tanzania). El atentado dejó un total de 258 muertos, entre ellos 12 estadounidenses, y más de cinco mil heridos. El nombre de Bin Laden sonaba, de nuevo, esta vez como responsable.

Tras esta acción, el entonces Presidente de EE.UU., Bill Clinton, ordenó el bombardeo contra Sudán y Afganistán. Aquí es donde, según los analistas, se produce el punto de inflexión que podría haber cambiado el curso de los acontecimientos futuros, ya que se señala que Clinton desaprovechó la oportunidad de haber capturado a Bin Laden y haber liquidado su red terrorista Al Qaeda. Más aún si, como se ha indicado, desde que las tropas estadounidenses derrotaron a las fuerzas del líder iraquí Saddam Hussein, dando por finalizada sus operaciones en la Primera Guerra del Golfo en 1991, Estados Unidos había sufrido varios ataques de este nuevo enemigo invisible: el terrorismo islámico.

NOTAS RELACIONADAS