*

Escritura, Lenguaje y Comunicación

7° Básico

Texto argumentativo

Continuamente, y a diario, existen situaciones donde debemos defender nuestros puntos de vista o estar en contra de ciertas realidades. Así,la argumentación es empleada para desarrollar asuntos discutibles, por lo tanto debe entregar información lo más completa y coherente posible.

Es un tipo de discurso que se fundamenta en dar motivos y razones para defender o rebatir un punto de vista, o bien, para convencer a un interlocutor de la autenticidad de una idea o tema determinado, por medio de un razonamiento; por lo tanto, es una técnica orientada hacia el receptor.

Su función apelativa se encuentra en el desarrollo de los argumentos, cuando el emisor busca convencer a su receptor de que su tesis es válida, mientras que la función referencial, al momento de exponer la tesis.

Para que el emisor pueda convencer al lector sobre su postura, debe emplear argumentos que le ayuden a ese propósito. Los argumentos son razones o motivos que se entregan para defender un tema determinado. Algunos tipos de argumentos que apuntan a este objetivo se basan en la consideración de testimonios fidedignos, citas, proverbios, refranes, juicio u opinión general de un grupo de gente, etc.

La organización de este tipo de textos es muy importante ya que el autor debe ordenar los elementos que va a presentar con el fin de que sea entendido por el lector. De esta forma, las características fundamentales de la argumentación giran en torno a un objeto (tema discutible) donde el emisor revela su posición frente a ese objeto, con lo que se produce una confrontación dialógica (entre puntos de vistas) con la finalidad de convencer por medio de estrategias.

Es habitual descubrir la argumentación combinada con otros tipos de textos en un mismo escrito. Así, se puede encontrar un texto argumentativo con elementos de textos expositivos (al exponer un tema), narrativo (en textos que requieren un relato para argumentar sobre algo) y/o descriptivo (en textos que requieren de la descripción para argumentar sobre un asunto), entre otros.

La argumentación se presenta en el ensayo, la crítica, los textos pedagógicos, el artículo de opinión, las reseñas, los informes, los escritos científicos, los artículos periodísticos, las cartas al director, la publicidad, el discurso, la editorial, debates parlamentarios, jurídicos, científicos, etc.

La argumentación está compuesta por:

Introducción o presentación de la tesis
Presentación de la idea principal sobre la cual se va a reflexionar o que se va a defender. Ésta debe presentarse brevemente con ideas claras, sencillas y objetivas para no provocar confusión o ambigüedad. También debe tener un sentido afirmativo con oraciones que estén completas y correctas (semántica y sintácticamente).

El cuerpo argumentativo
Contiene todo el razonamiento y desarrollo de los argumentos para sustentar la tesis. Esta es la parte más importante de este tipo de texto, ya que es aquí donde se deben presentar las razones, evidencias y ejemplos para rebatir la posición contraria.

La conclusión
Finalmente, el emisor vuelve a la tesis inicial con el fin de comprobar la validez de lo expuesto. En definitiva, es un resumen de lo que se quiere defender o demostrar.

 

Modos de razonamiento argumentativo

Se entiende por modo de razonamiento a la operación mental que hace el individuo en el momento que relaciona la tesis con los argumentos. Esta relación puede hacerse de diferentes formas:

Analogía

Se utiliza cuando existen elementos que se asemejan, especialmente en la explicación de fenómenos o conceptos nuevos como una forma de facilitar la comprensión.

Generalización

Se toman varios casos de similares características, asumiendo una tesis común para todos ellos. Se debe tener cuidado en utilizar casos lo suficientemente representativos y generales para sostener la tesis.

Signos

A través de ellos se pretende establecer una conexión con la tesis, puesto que su aparición indicaría la ocurrencia de algún fenómeno. Se debe procurar que la relación entre el signo y lo que representa esté bien clara.

Causa

Establece una relación causal entre dos sucesos. En algunos casos las bases son la causa de la tesis.

Autoridad

Se puede sostener una tesis apoyándose en alguna autoridad en la materia, ya sea algún experto en un tema determinado, un personaje público, etc. Para ello es importante que dicho personaje sea idóneo dentro del área defendida.

Racionalidad

Tiene sus fundamentos en las ideas y realidades que han sido admitidas por la sociedad.

Moralidad

Donde se le da la preferencia a aquello que se sustenta en un código moral, ante lo inmoral.

Semejanza o comparación

Se da cuando se utiliza en un texto explicativo o expositivo, algo en razón de ser muy parecido a otro elemento que es persuasivo. Esto con el fin de dejar claro una idea.

Experiencia personal

El autor utiliza su vivencia empírica para razonar, por lo tanto, como único argumento, es poco riguroso.

Pragmático o de utilidad

Para este tipo de razonamiento se aprecia lo útil, necesario y eficaz, en contraposición a lo inútil, ineficaz o peligroso.

Consideraciones para crear un texto argumentativo

Uno de los requerimientos principales del texto argumentativo es la correcta disposición de las razones que se presentan en relación a una tesis. Dicha disposición, ayuda a entregar de forma ordenada las demostraciones de refutación y/o de corroboración con el fin de simplificar la comprensión del texto. Es importante evitar las divagaciones que solo interrumpen la credibilidad y buen entendimiento del lector.

De esta forma, es muy útil distribuir los argumentos en párrafos para organizar bien las ideas, mantener coherencia (nexos, repetición, sinonimia, etc.) y claridad en el texto global.

Esta misma disposición y claridad debe tenerse en cuenta al momento de utilizar los ejemplos, elementos importantísimos del texto argumentativo, para activar el convencimiento en el lector.

Pasos

– Determinar el tema que se va a argumentar.

– Utilizar un tono objetivo en la redacción.

– Organizar las etapas de la argumentación en el texto: Introducción, cuerpo argumentativo y conclusión.

– Determinar los modos de razonamientos de la argumentación.

– Considerar los recursos lingüísticos vistos (estructuras sintácticas y léxico).

Recursos utilizados en la argumentación

El léxico

Es específico y dependerá del tema y nivel que se aborde (utilización de tecnicismos). El objetivo no es la estética del lenguaje, sino la exactitud de las ideas que se exponen.

Las estructuras sintácticas

El orden de las ideas en párrafos y la aplicación de conectores para relacionarlos entre sí, son importantísimos para dar más claridad y seguir el hilo argumentativo del tema que se está tratando. En general los enunciados son extensos y complejos, donde predominan las oraciones causales, consecutivas, condicionales y concesivas. Se insiste en entregar las ideas de manera precisa y objetiva, mediante argumentos sólidos, ejemplos, comparaciones, etc.