*

El morfema

Muchas veces hemos hablado de la comunicación, señalando su importancia para los seres humanos.
Hemos estudiado cómo se produce y qué elementos se necesitan para que se lleve a cabo. Hemos dicho que al comunicarnos, construimos frases y oraciones que, a su vez, están compuestas por palabras.

Signo

Una palabra es una agrupación de sonidos, si estamos hablando; o de letras, si estamos escribiendo. Constituye una unidad de significado, ya que cada palabra es un signo que alude a alguna cosa.

Cada palabra, entonces, posee un significante -que es la palabra misma- y un significado, que es aquello que se quiere designar.

Fíjate bien: cuando tú lees estas cuatro letras juntas taza estás en presencia de un signo. Las cuatro letras que has leído son el significante, ya que provocan que inmediatamente un objeto acuda a tu mente. En este caso, se trata de un objeto que tiene una característica especial, que sirve para tomar té y tiene una oreja. Ese será el significado.

No importa de qué color o de qué porte es el objeto que imaginaste al leer la palabra taza, pero sin duda es una taza.

Esa es la magia de las palabras: las letras distribuidas de una manera particular, ya sea en forma escrita u oral -significante- hacen que pienses en un objeto o realidad determinados -significado-. Así podemos entendernos sin necesidad de describir, de dibujar o de mostrar una fotografía de aquello a lo cual queremos aludir.

Amplía tu vocabulario

Nuestro idioma, como muchos otros, se compone de miles y miles de palabras. Algunas de ellas existen desde hace muchísimo tiempo y otras son más recientes. Esto se debe a que permanentemente estamos creando y formando palabras nuevas, que respondan a las necesidades comunicacionales que tenemos.

Por eso es importante que sepamos muchas palabras, y que no limitemos nuestro vocabulario sólo a las palabras que utilizamos a diario.

Importantes piezas

Como hemos dicho, una palabra es un conjunto de letras o sonidos, que tiene un valor significativo, que significa algo. Sin embargo, antes de que nazca una palabra, las letras se organizan de una determinada manera. Ellas son algo así como piezas, que sirven para constituir las palabras, haciendo que estas sean distintas entre sí expresen cada una algo distinto.

No nos estamos refiriendo a las sílabas, ya que si bien las letras se organizan en sílabas, eso se produce desde el punto de vista del sonido.

En esta oportunidad estamos abordando la palabra desde el punto de vista de su significado, y estas pequeñas partes que tiene una palabra están relacionadas con eso. Estas piezas que dan forma y sentido a las palabras se denominan morfemas.

Primitivas y derivadas

Primitivas y derivadas

Primitivas

Hay palabras que no vienen de otra. Son el origen de una familia de palabras y, se conocen como palabras primitivas.

Por ejemplo: Libro – Hoja- Verde – Mar

Una palabra primitiva está formada por dos partes:

– Una parte invariable, conocida con el nombre de raíz o lexema.

– Una parte que es variable, llamada terminación, desinencia o morfema.

Cada parte de una palabra primitiva no tiene significado por sí sola. Ahora, observaremos estas dos partes en las palabras de nuestro ejemplo anterior.

 
    Raíz
 Terminación
    Libr
           o
    Hoj
           a
    Verd
           e
    Mar
          —-

 
 Primitiva
 Derivada
   Libro
 Libreta
 Librería
 Librero
 
 Primitiva
Derivada
   Verde
 Verdoso
 Verdor
 Verdear
 
En las derivadas de libro no cambió la raíz libr, sólo fue distinta la terminación. Lo mismo sucedió con la raíz verd.
 

 

Palabras compuestas

Las palabras compuestas se forman de dos palabras. Al unirse, estas forman otra palabra, cuyo significado no se relaciona directamente con ninguna de su origen.

Observa.

Cortavientos: está formada por corta y vientos.

El cortavientos es una prenda de ropa que impide el paso del viento.

Posavasos: posa es del verbo posar, significa poner.

Entonces, posavasos es el elemento que sirve para colocar los vasos evitando que se ensucie la cubierta de la mesa.

Pararrayos: para es del verbo parar.

El pararrayos es un instrumento que recibe la descarga de un rayo y así evita que éste provoque daños a casas y personas.

Antesala: ante significa delante de.

Antesala es la pieza que sirve como sala de espera en una oficina o casa.

Hemos visto que, a partir de una palabra, podemos formar otras anteponiéndole prefijos, agregándole sufijos o también uniéndola con otra palabra para formar una palabra compuesta.

Sólo nos queda decir:

¡Qué admirable es la riqueza de vocabulario de nuestro idioma!

 

Palabras complejas

Las palabras complejas o locuciones son en realidad grupos de palabras que se ocupan como expresiones, utilizando siempre las mismas palabras y siempre en el mismo orden, hasta que comienzan a ocuparse y entenderse como una sola palabra. Se les llama también expresiones estereotipadas.

Hay palabras complejas o locuciones que tienen el valor de un sustantivo, como mesa redonda y hombre lobo. En este caso, reciben el nombre de locuciones nominales.

 

También, hay palabras complejas que funcionan como un verbo, como echar de menos y hacer pedazos. En este caso se les llama locuciones verbales.

También hay locuciones adverbiales, prepositivas u conjuntivas, las que funcionan como adverbios, preposiciones o conjunciones, respectivamente.

 

Prefijos y sufijos

Lee el siguiente texto: Pasó la perrera y no dejó perrazo ni perrito suelto.

En los tres sustantivos del ejemplo existe un lexema básico común, que hace que el significado de todos ellos se relacione con la clase “perro“. Sin embargo, nos encontramos con un componente adicional, intercalado entre el lexema básico y el morfema de género. Este nuevo elemento afecta el significado de cada una de las palabras.

La primera de ellas (perrera) se le ha intercalado “er”, y se refiere a la institución que retira de las calles los perros vagos. El “az” de la segunda (perrazo), convierte a nuestro perro en un ejemplar de gran tamaño. Por último, en el sustantivo “perrito”, el “it” nos indica que se trata de un perro pequeño.

Estos elementos opcionales que agregan significado al lexema básico o lo modifican, también son lexemas, reciben el nombre de lexemas sufijos cuando se ubican a continuación del lexema básico, y si se anteponen a él se llaman lexemas prefijos.

Observa:

Lexema prefijo

Lexema básico o fijo

 Lexema sufijo

Morfema género y número

 bis

 abuel

 

as

 

 abuel

 it

os

 poli

 sílab

 

a

 

 camp

 

o

 

 pint

 

or

 

 pint

 ur

 as

 in

 habil

 idad

es

 

Fíjate que todas las palabras tienen lexema básico. Los lexemas prefijo y sufijo son opcionales, pueden estar ausentes, puede aparecer uno de ellos o estar ambos presentes en un mismo sustantivo.

 

Prefijos

 

Existen muchos prefijos en español. A continuación te damos algunos ejemplos con su correspondiente significado:

 

in: sin, no

 

bis: dos, doble, dos veces

 

des/dis: ausencia de algo

 

re: repetición

 

sub: bajo

 

Los sustantivos que contienen prefijos reciben el nombre de sustantivos compuestos. Los que carecen de prefijo se llaman sustantivos simples.

 

Sufijos

 

Los sufijos también son muchos. Identifiquemos algunos:

 

– La casucha estaba lejos del pueblo.

 

– La casita estaba lejos del pueblo.

 

– El caserío estaba lejos del pueblo.

 

Los sustantivos que llevan sufijo se llaman sustantivos derivados. Los que carecen de sufijo reciben el nombre de sustantivos primitivos.

 

Algunos tipos de sustantivos derivados son los siguientes:

 

Sustantivos derivados diminutivos

 

Pajarillo, hombrecito, camita, pececito. Los sufijos diminutivos expresan pequeñez y también afecto.

 

Observa con atención la ortografía de las palabras hombrecito y pececito.

Cuando la palabra primitiva lleva “s” en su lexema básico, la “s” se conserva en el diminutivo derivado y se emplean los sufijos “it” o “ill”.

 

Los sufijos “cit” y “cill” se emplean en diminutivos que no llevan “s” en su lexema básico y se escriben con “c”.

 

Los diminutivos derivados de palabras terminadas en “z” se escriben con “c”.

 

Sustantivos derivados aumentativos

 

Gigantón, perrazo, hombrotes.

 

Los sufijos aumentativos indican gran tamaño o grandeza y pueden también tener un significado amenazante.

 

Sustantivos derivados despectivos

 

Viejucha, viejujo, chicuelo.

 

Los sufijos despectivos expresan calidad inferior o desprecio.

 

Sustantivos derivados colectivos

 

Arboleda, caserío.

Los sufijos colectivos se emplean para indicar la existencia de un conjunto de cosas de la misma especie, usando un sustantivo singular.

 

Arboleda: conjunto de árboles.

 

Caserío: conjunto de casas.

 

Sustantivos derivados gentilicios

 

Argentino, mejicano, serenense, español, ariqueño.

 

Los sufijos gentilicios señalan la procedencia geográfica de la persona, animal o cosa nombrada por el sustantivo.

 

Los gentilicios se escriben con minúscula.

Aumentativos y diminutivos

Aumentativos y diminutivos

Aumentativos Los sufijos que aumentan se llaman aumentativos.

Algunos de ellos son: ote – ota – on – ona – aza – azo

Vamos a formar derivadas utilizando sufijos aumentativos:

 

Grande

grandote

Camisa

camisón

Pelota

pelotazo

Tierra

terrón

Diminutivos

Los sufijos que disminuyen el significado de una palabra se llaman diminutivos.

Entre ellos tenemos :ito – ita – illo – illa – cito – cita – cillo – cilla.

Los siguientes ejemplos utilizan sufijos diminutivos:

 

 

 Primitiva

Derivada con sufijo diminutivo

Grande

grandecito

Camisa

camisita

Pelota

pelotilla

Tierra

tierrecilla