*

Hombres son más adictos a los videojuegos que las mujeres

En la U. de Stanford llegaron a la conclusión de que cuando los hombres juegan, una parte del cerebro comprometida con el mecanismo de recompensa y adicción se activa mucho más que en el caso de las mujeres.

Fecha de edición: 25.02.2008

Los hombres pueden pasar horas y horas frente a la pantalla del televisor o del computador disparando a invasores del espacio. Las mujeres, en cambio, se resignan a mirar como juegan y cuando lo intentan no es mucho el tiempo que le dedican para entender cuál es la gracia que vuelve adictos a sus amigos o parejas.

Esta diferencia entre ambos sexos se explicaría, según un estudio de la Universidad de Stanford (EE.UU.), por las diferencias que hay en la actividad cerebral mientras se está frente a un juego de video.

Los tests

La prueba, realizada con 11 hombres y 11 mujeres de distintas edades, consistió en realizar una resonancia magnética mientras operaban un sencillo juego creado por los mismos miembros del Centro de Investigación Interdisciplinaria de las Ciencias del Cerebro. En el juego debían hacer click en unas esferas que aparecían en la pantalla antes que estas tocaran una pared.

Si bien en términos generales no se presentaron diferencias en la comprensión y habilidades desplegadas en el juego, la actividad cerebral reveló que los hombres estaban tres veces más motivados que las mujeres. Esto, debido a la intensa actividad cerebral en las zonas de la amígdala cerebral, el núcleo accumbens y la corteza órbitofrontal, relacionadas con la adicción y el sentimiento de recompensa.

Incluso, cuando los hombres se daban cuenta de que al eliminar los círculos en ciertas ocasiones les hacía ganar más territorio, las zonas tenían aun mayor reacción. Esto explica que los juegos donde efectivamente se gana a través del dominio de territorio, como los títulos de guerra o los de estrategia, sean particularmente adictivos para los fanáticos.

En las mujeres, explica el director del proyecto, Allan Reiss, la gratificación por adquirir territorio es menor, por lo que más allá de ser una diversión momentánea, no reciben los impulsos necesarios para jugar con constancia.

Ellas también juegan

A pesar de los resultados del estudio, nuevos tipos de juegos en el mercado están ampliando la participación activa de las mujeres en un ámbito antes reservado sólo para los hombres.

Según la consultora NPD, el 42% de las consolas y videojuegos vendidos durante el 2007 fueron comprados por mujeres, lo que marca una cifra sin precedentes, considerando que el 2005 sólo habían adquirido menos del 30%. Y la cantidad de mujeres mayores de 18 años que dicen jugar constantemente videojuegos es siete puntos porcentuales mayor que la cantidad de niños menores de 17 años que realizan la misma actividad.

Esta tendencia no significa que cada vez haya más presencia femenina en batallas libradas en el mundo virtual, sino que se explica por la apertura de un nuevo mercado de juegos que desarrollan más habilidades que la simple violencia.

Al contrario de los hombres, cuya fijación por lo territorial los lleva a preferir juegos de victorias rápidas, las mujeres prefieren experiencias que les permitan desarrollar habilidades sociales, como juegos de rol, aventuras gráficas y juegos en línea, donde puedan comunicarse con otros jugadores. De hecho, excluyendo el mercado asiático, el 52% de los usuarios de juegos por internet son del sexo femenino.

La Tercera Digital