*

Matemáticas, Números y Operaciones

5° Básico

El ábaco

Es considerado como el más antiguo instrumento de cálculo, adaptado y apreciado en diversas culturas.

Inventor: Babilonios (3 500 a.C); Chinos (1 300 a.C)

La historia del ábaco se remonta a la época cuando el hombre se hizo agricultor y se dedicó al comercio. De ahí surgió la necesidad de contar. Ayudado por sus dedos y por pequeñas piedras, más tarde idearía el ábaco.

El ábaco parece haber sido inventado por diferentes civilizaciones, de manera independiente, como la etrusca, hindú, egipcia, griega, china y azteca. Pero se le atribuye tanto a los babilonios (aproximadamente 3 500 a.C ) como a los chinos (1 300 a.C).

El ábaco más antiguo y simple del que se sirvieron muchas culturas, consistía en un tablero con una capa de arena oscura. Sobre la superficie se trazaban diversos símbolos y figuras.

Suele consistir en un tablero con alambres o surcos paralelos entre sí en los que se mueven bolas o cuentas. En la antigua Roma, el ábaco era un tablero de cera cubierto con arena, una tabla rayada o con surcos.

El ábaco moderno está compuesto de un marco de madera o bastidor con cuentas en alambres paralelos y de un travesaño perpendicular a los alambres que divide las cuentas en dos grupos.

El ábaco revolucionó la técnica de contar y permitió al hombre realizar operaciones matemáticas con varias cifras.

En el año 1 000 aproximadamente, Gilberto de Aurillac (quien más tarde sería el Papa Silvestre III) propuso el empleo de ciertas bolas a las que se les atribuyera un valor escribiendo sobre ellas una cifra.

En la antigüedad los ábacos adoptaban diversas formas:

– Tablas recubiertas de polvo y cera
– Tablas metálicas en las cuales dos columnas eran hendiduras por las que se deslizaban cuentas, fichas o bolas
– Tablas en forma de tablero de damas o ajedrez
– Ábacos con varillas verticales por las que se pueden pasar discos agujereados