*

Ciencias Naturales, Estructura y función de los seres vivos

1° Básico

El origen del trigo y su historia

El trigo es uno de los tres granos más ampliamente producidos en el Mundo, junto al maíz y el arroz,  y el más ampliamente consumido por el hombre en la civilización occidental desde la Antigüedad. El grano del trigo es utilizado para hacer harina, harina integral, sémola, cerveza y una gran variedad de productos alimenticios.

El origen del actual trigo cultivado se encuentra en la región asiática comprendida entre los ríos Tigris y Eúfrates, en la zona de Mesopotamia. Desde Oriente Medio el cultivo del trigo se difundió en todas las direcciones.

Los historiadores y arqueólogos cuentan que las primeras formas de trigo recolectadas por el hombre datan desde hace más de doce mil años. Las más antiguas evidencias arqueológicas del cultivo de trigo vienen de Siria, Jordania, Turquía e Irak.

La palabra trigo designa tanto a la planta como a sus semillas comestibles, tal y como ocurre con los nombres de otros cereales, por ejemplo, el maíz.

La palabra “trigo” proviene del vocablo latino triticum, que significa “quebrado”, “triturado” o “trillado”, haciendo referencia a la actividad que se debe realizar para separar el grano de trigo y de la cascarilla que lo recubre.

El trigo produjo más alimento al ser cultivado por iniciativa de los seres humanos, pues de otra manera éste no habría podido tener éxito en estado salvaje.

La agricultura y la ganadería nacientes exigían un cuidado continuo de las plantaciones. Por esto, se generó conciencia acerca del tiempo y las estaciones, obligando a las pequeñas sociedades a guardar provisiones para las épocas menos generosas, teniendo en cuenta los beneficios que brinda el grano de trigo al facilitar su almacenamiento durante temporadas considerables.

Hasta el siglo XVII no se presentaron grandes avances en los métodos de cultivo y procesamiento del trigo. En casi toda Europa se cultivó el grano de trigo, aunque en algunas regiones fueron preferidos el centeno y la cebada, especialmente en el norte.

La invención del molino de viento generó una nueva fuente de energía, pero por lo demás no variaron los métodos de trabajo utilizados.

A finales del siglo XVIII se presentaron algunos desarrollos mecánicos en el proceso de molinería como aventadores, montacargas y métodos modernos para transmisión de fuerza, con lo cual se aumentó la producción de harina.

En el siglo XIX, aparece el molino de vapor con rodillos o cilindros de hierro que representó un cambio radical en la molienda. El cultivo del trigo fue aumentando a la par con estos y muchos otros desarrollos tecnológicos que permitieron mejorar el rendimiento de la planta y llegar a diversas regiones del planeta como Norteamérica y Oceanía.

Se dice que el cultivo del trigo en América fue introducido por la colonización inglesa en las tierras conquistadas. Otras teorías plantean que el trigo entra a América cuando inmigrantes rusos lo trajeron a Kansas, Estados Unidos, en la década de  1870.

Las regiones semiáridas de América del Norte son de las mejores tierras trigueras del mundo. Fue entonces cuando comenzó a desarrollarse la red ferroviaria que había de solucionar el difícil problema del transporte de granos. Si dibujamos un mapa del cultivo del trigo, observaremos que coincide con el de los ferrocarriles, y, según éstos fueron creciendo, el cultivo cereal se fue extendiendo a uno y otro lado de la red.

NOTAS RELACIONADAS