*

Lectura, Lenguaje y Comunicación

8° Básico

Publicidad y contrapublicidad

Los medios de comunicación de masas utilizan la publicidad como medio de financiamiento de su gestión, por eso podemos ver que cada espacio televisivo, de radio o prensa escrita, siempre contiene publicidad acerca de bienes de consumo y servicios.

Los medios de comunicación de masas utilizan la publicidad como medio de financiamiento de su gestión, por eso podemos ver que cada espacio televisivo, de radio o prensa escrita, siempre contiene publicidad acerca de bienes de consumo y servicios. Pocas veces recibimos información que sea del todo gratuita, más bien siempre nos están invitando a un intercambio de bienes o beneficios.

Pero ¿cómo hace la publicidad para llegar a los consumidores que le interesa?

Por ejemplo observemos las publicidades que se dan en determinadas horas del día.
En el horario de la programación infantil, la publicidad que se exhibe promociona productos destinados a  niños y niñas como son juguetes, golosinas, postres, o alimentos nutritivos, y se exhibe conjuntamente con la programación infantil. En el horario matutino de los días de semana, la publicidad está destinada a las dueñas de casa por lo que podremos ver alimentos,  electrodomésticos, detergentes, etc., todos bienes y servicios que la dueña de casa elige para su hogar. El segmento de las tardes está siendo ocupado por el segmento juvenil generando una publicidad basada en aparatos y servicios de conectividad, bebidas de fantasía, ropa, etc.

Los medios de comunicación de masas dependen del marketing para su supervivencia por lo cual se invierte muchísimo dinero en la producción de las publicidades destinadas a incrementar el consumo y hacer visibles las marcas, ya sean nuevas o clásicas.

Ser un sujeto consumidor de los medios de comunicación de masas, requiere que seamos críticos respecto de toda la superabundancia de información que se nos entrega a fin de poder seleccionar con sentido crítico aquello que se nos presenta. Esa es una de las importantes misiones y desafíos de la educación hoy, formar sujetos críticos frente a los medios capaces de discernir acerca de lo que es bueno para ellos y lo que no.

La publicidad siempre está utilizando recursos para capturar la atención de los consumidores, ya sea destacando los atributos del producto, asociándolos a conceptos que pudieran ser considerados favorables o atractivos para un tipo específico de consumidor o simplemente seduciendo con información que busca ingresar a la percepción del sujeto por cualquier medio.

Los especializados publicistas trabajan conjuntamente a psicólogos, sociólogos y otros profesionales que colaboran estudiando preliminarmente a su sujeto destinatario, a fin de conocerlo y otorgarle justamente aquello que necesita o seducirlo para que llegue a necesitar aquello que se le ofrece. Esa información no es directa sino que está oculta, encubierta y por ello se le llama publicidad subliminal, es decir, un mensaje o señal diseñada para pasar por debajo (sub) de los límites normales de percepción. Puede que sea imperceptible para el consciente pero perceptible para el inconsciente; puede ser también una imagen transmitida de un modo tan breve que pase desapercibida por la mente consciente pero aun así, que sea detectada  inconscientemente.

Pero también existen aquellos que están en contra de esta manipulación descontrolada que la publicidad lleva a cabo  y es lo que se ha llamado la contrapublicidad.

Observa y piensa ¿qué nos quiere decir esta imagen en que  se utiliza el código de barras como símbolo del consumo? ¿Qué te sugieren esas manos? ¿Qué crees que intenta decirnos?

* Si te interesó este tema, te recomendamos visitar el siguiente artículo relacionado: http://www.letra.org/spip/spip.php?article4686