*

Lectura, Lenguaje y Comunicación

Segundo Ciclo

Nuevo mundo, nueva literatura

El modernismo, corriente que caracteriza al arte de fines del siglo XIX y comienzos del XX, es el primer movimiento literario auténticamente americano. Hasta ese momento las tendencias habían provenido de Europa y aquí, en el Nuevo Mundo, se habían adaptado.

¿Cómo y por qué surge el modernismo en América? La respuesta está en la reacción de los artistas contra el excesivo romanticismo y rigor académico que impregnaba el ambiente creativo.

Primero surgió en el norte: México y Cuba, en donde escritores como Salvador Díaz Mirón y José Martí, sentaron las bases de un lenguaje más libre tanto en la forma como en los temas.

Sin embargo, es al nicaragüense Rubén Darío a quien se considera como creador y máximo exponente del modernismo.

En España, influyó sobre prestigiados escritores del momento: los hermanos Antonio y Manuel Machado; Ramón del Valle Inclán y Juan Ramón Jiménez, entre otros. Es este último al que se considera como el máximo exponente español del modernismo.

La libertad de su métrica, la utilización de simbolismo y el desprecio por la lógica que impone el realismo, se advierte en todas y cada una de sus creaciones.

No quise más la estrella,
y le bajé los ojos;
pero la estrella se me vino en ellos;
como -creía yo- una flor de nieve

Pero la flor de nieve era de nardo
-de lágrima-, de armiño; y se deshizo,
y me caía, chorreando, dentro.

Rebosaba, y me eché a llorar;
y lloré armiño y nardo al mundo negro
y una gloria de estrellas desheladas

(Extraído del libro “300 poemas” de Juan Ramón Jiménez)

Seguidores de Darío

Entre los principales integrantes del movimiento modernismo americano, hay que mencionar al argentino Leopoldo Lugones, al peruano José Santos Chocano, al guatemalteco Enrique Gómez Carrillo, al mexicano Amado Nervo, al uruguayo José Enrique Rodó y el colombiano José Asunción Silva.

Rubén Darío visitó Chile en 1887 cuando recién cumplía los 20 años, pero ya gozaba de prestigio como buen poeta. El año anterior de su viaje a Chile había publicado Espístolas y poemas, con gran difusión y buena crítica.

Fue aquí en nuestro país donde publicó su libro Azul -textos poéticos en prosa y verso- considerado como el ABC del modernismo. Quizás por la cercanía de su mágica personalidad o por lo vigoroso de las formas utilizadas, Darío sembró en Chile una semilla que creció firmemente y se multiplicó.

El poeta más relevante de este movimiento en Chile fue Pedro Prado (1886-1952) quien se sintió conquistado por la nueva corriente literaria y en ella insertó gran parte de su obra.

Así como ocurrió después en España, también en Chile floreció la poesía después de la visita de Rubén Darío. Samuel A. Lillo (1870-1958); Carlos Pezoa Véliz (1879-1908); y Julio Vicuña Cifuentes (1865-1936), están entre los más influenciados. Pero ellos sólo están en la base de la pirámide que luego fue afinándose para culminar en los nombres de Gabriela Mistral y, más tarde, en Pablo Neruda.

El modernismo pregona:

Libertad absoluta de creación, desechando las reglas impuestas hasta ese momento por las academias de arte.
Aceptación de algún grado de irracionalidad, en oposición al desarrollo estrictamente lógico
Admiración de la naturaleza por sobre el asombro frente a la tecnología
Valoración de la estética, en abierta contraposición al desprecio que el naturalismo había mostrado por lo bello
Utilización de palabras exóticas e invención de términos, que dan notoriedad, ritmo y musicalidad al texto.

 

 

NOTAS RELACIONADAS