Ignacio Carrera Pinto

En la batalla de la Concepción, una de las más recordadas de la guerra del Pacífico, Carrera Pinto murió heroicamente defendiendo el puesto que se le había confiado.

  • Última actualización: 31/05/2010
  • Imprimir

Nació en Santiago el 5 de febrero de 1848. Sus padres fueron José Miguel Carrera Fontecilla (hijo del héroe del mismo nombre) y Emilia Pinto Benavente. A los 12 años, cuando perdió a su progenitor, comenzó a trabajar en el negocio de arreo de ganado entre la zona central y Mendoza (Argentina), lugar donde se radicó por 10 años.

En 1871, de regreso en Santiago, trabajó en la Intendencia gracias a la ayuda de Benjamín Vicuña Mackenna, pero al tiempo se fue a vivir a  Peñaflor, dedicándose a labores agrícolas.

Fue en ese lugar donde se enteró del comienzo de la guerra del Pacífico y, siguiendo con la tradición familiar, se enroló voluntariamente en el ejército con el grado de sargento del Regimiento Esmeralda 7º de Línea.

A fines de septiembre de 1879, desembarcó con su regimiento en Antofagasta, participando en la toma de Pisagua (2 de noviembre) y en la campaña de Tarapacá (diciembre). Luego, en la campaña de Tacna y Arica, que comenzó en marzo de 1880, Carrera Pinto quedó bajo las órdenes de Adolfo Holley. Su primer combate fue en la batalla de Tacna (26 de mayo), y después de la cual fue ascendido a subteniente.

Más tarde, pasó a formar parte del Batallón Chacabuco, y combatió en Chorrillos y Miraflores (13 y 15 de enero de 1881, respectivamente). Después de esos dos triunfos, las tropas chilenas ocuparon Lima (17 de enero). De ahí se le otorgó un permiso para regresar a Santiago y ver a su familia.

A su vuelta, en Lima fue nombrado capitán de la 4a compañía del Batallón Chacabuco y recibió órdenes de penetrar la sierra peruana y establecer un cuartel con 77 soldados en el pueblo de La Concepción.

Ya en ese lugar, el 9 de julio divisaron, alrededor de las 14:30 horas, en las laderas de los cerros, a tropas peruanas, que eran encabezadas por el coronel Juan Gastó.

Carrera Pinto mandó a sus hombres a que rodearan los cuatro costados de la plaza. Allí opusieron resistencia a las primeras acometidas de los peruanos, pero perdieron numerosas vidas.

A la medianoche, Carrera Pinto hizo varias salidas desde su cuartel con sus hombres y en la última, recibió una herida de bala en el brazo izquierdo, pero siguió con su ataque.

Luego se lanzó en un asalto con una veintena de soldados y cuando regresaban al cuartel, otra bala le destrozó el pecho.
Sus hombres lo arrastraron, lo colocaron en su oficina y salieron de la pieza para continuar combatiendo hasta el final. A los pocos minutos, falleció.

Los corazones de héroes

Luego de la muerte de toda la 4a compañía del Batallón Chacabuco en el combate de La Concepción, el comandante Marcial Pinto Agüero ordenó que fueran extraídos los corazones de Ignacio Carrera Pinto y de sus tres subtenientes, Julio Montt, Arturo Pérez Canto y Luis Cruz Martínez, con el objetivo de enviarlos a Chile.

Estos órganos fueron llevados a Lima, permaneciendo allí hasta marzo de 1883. Luego del término de la guerra del Pacífico, fueron trasladados a Santiago, quedando depositados en el Museo Militar. El 9 de julio de 1911, la urna que los contenía fue conducida a la catedral de Santiago.

¿Sabías que?

- Carrera Pinto era NIETO de José Miguel Carrera Verdugo y sobrino del ex presidente Aníbal Pinto (1876-1881).

Indice de biografías

Selecciona la letra con la que empieza el apellido del personaje que deseas consultar