William Jefferson Clinton

Clinton fue el 42º presidente de los Estados Unidos en los periodos de 1993-1997 y 1997-2001, siendo el tercer presidente más joven de esa nación. Venció a George H. W. Bush en 1992 y luego a Bob Dole en 1996 por las elecciones presidenciales. Al final de su presidencia, Clinton y su administración dejaban la Casa Blanca con un superávit de 559 mil millones de dólares y una aprobación de su gestión del 66%, la más alta para un presidente de Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial.

  • Última actualización: 07/06/2010
  • Imprimir

William Jefferson Clinton nació el 19 de agosto de 1946 en Hope, Arkansas. Su padre biológico William Jefferson Blythe, Jr. murió cuando su madre Virginia Dell Cassidy estaba aun embarazada de Bill. Posteriormente a su nacimiento su madre viajo a Nueva Orleáns para realizar estudios de enfermería quedando el pequeño Bill en Hope con sus abuelos Eldridge y Edith Cassidy quienes eran propietarios de una tienda de comestibles. En 1950, su madre regreso de la escuela de enfermería y se casa por segunda vez con Roger Clinton, apellido que adquirió a los 15 años.

En 1963, dos momentos influenciaron la vida de Clinton contribuyendo a su decisión de convertirse en una figura pública. Una fue su visita a la Casa Blanca donde conoció al Presidente John F. Kennedy. El otro fue escuchando el discurso de Martin Luther King, "I Have a Dream". Clinton acudió a la Edmund A. Walsh School of Foreign Service en la Universidad de Georgetown en Washington  D.C., recibiendo el grado de “Bachelor of Science in Foreign Service” (B.S.F.S.) en 1968. Tras haber estudiado en la Universidad de Georgetown, se marchó a estudiar a Inglaterra. Estando en la University College de Oxford participo en protestas contra la Guerra de Vietnam. Esta etapa de su vida ha sido controvertida, porque una de las razones para estudiar en Europa era evitar cumplir el Servicio militar obligatorio en plena Guerra de Vietnam, lo que fue utilizado a menudo por sus enemigos políticos para acusarlo de "cobarde" y "desertor". Sin embargo, Clinton ha manifestado que él era un "objetor de conciencia"; ya que se oponía a esa guerra por motivos políticos y morales.

Luego se diplomó en Derecho en la Universidad Yale en 1973, donde conoció a quien seria su esposa, Hillary. Juntos conforman una de las parejas más populares del mundo, ya que ella como primera dama alcanzó gran relevancia en la vida pública de los Estados Unidos. Ambos tienen una hija, Chelsea.

Bill toca el saxofón, tiene un hermano menor y su libro favorito es la novela Cien años de soledad del laureado escritor colombiano Gabriel García Márquez. Las obras de Clinton se registran en la Biblioteca y Museo Presidencial de William J. Clinton.

La trayectoria política de Bill comienza cuando fue gobernador de Arkansas entre 1978 y 1992 siendo el gobernador más joven en ser electo en el país con 32 años de edad. Se caracterizo por sus trabajos en una reforma de educación y la vialidad de Arkansas. Con su esposa Hillary llevo a cabo un comité para la reforma de cuidados de salud urbana.

Así mismo promovió un poco popular impuesto a los vehículos automotores. Luego perdería su reelección ante el retador republicano Frank D. White. Posteriormente volvería a ser electo Gobernador de Arkansas, rol que desempeñaría entre 1983-1992.

En ese segundo periodo ayudaría Arkansas a mejorar su economía y mejorar significativamente el sistema educacional del estado. Se convertiría entonces en una figura líder entre los nuevos demócratas. Presidio la Asociación Nacional de Gobernadores desde 1986 a 1987.
 
Clinton hizo una alta prioridad en su gestión el crecimiento económico, la creación de empleo y la mejora educacional, donde destacaron la remoción de tasas de impuestos en medicamentos para ciudadanos de edad avanzada. A comienzos de los ochenta hizo de la reforma del sistema educacional una primacía para su administración, transformándolo de ser el peor a ser uno de los mejores de la nación. Esto ha sido considerado por muchos el más grande logro de su gobernación. Clinton y su comité encargado para esta reforma educacional, el cual era presidido por Hillary Clinton, se basó para el logro de las mejoras planteadas en un notable aumento en el gasto para la escuela, elevar las oportunidades para los jóvenes con talento, incremento en los salarios de los profesores, inclusión de una gran variedad de cursos y una prueba obligatoria de maestros para los aspirantes a educadores.
A principios del año 1992 Clinton era uno de los 10 pre-candidatos presidenciales que competían por la candidatura oficial del Partido Demócrata. Las elecciones primarias internas fueron muy reñidas y Clinton no partía como favorito. Sin embargo, debido a una hábil campaña Clinton comenzó a ganar ventaja frente a los otros dirigentes, para finalmente ganar las primarias y convertirse en el candidato presidencial de los demócratas.

Los líderes más importantes y conocidos del Partido Demócrata no querían ser rivales del presidente de ese entonces Bush, porque éste había adquirido mucha popularidad después de la Guerra del Golfo. Sin embargo, durante la presidencia de Bush, la economía había entrado en recesión y eso fue fatal para la candidatura a la reelección del Presidente republicano.

Clinton enfocaba su mensaje en los temas que les importaban a los ciudadanos, como el desarrollo económico, la educación y el cuidado médico, todo envuelto en una imagen de cambio. Los puntos a favor de Clinton también fueron su juventud y carisma, en una lucha generacional contra un Bush más viejo (veterano de la Segunda Guerra Mundial) y poco carismático. Por su parte la campaña de Bush atacaba a Clinton por no haber peleado en la Guerra de Vietnam y su militancia contra esa guerra, lo que ponía en duda sus condiciones para ser Comandante en Jefe, cargo que va de la mano con ser presidente de la nación.

En las elecciones presidenciales del 3 de noviembre de 1992 Clinton obtuvo el 43,01% de los sufragios; Bush obtuvo 39.104.550 votos populares, equivalentes al 37,45% de los votos. Clinton ganó en 32 Estados y en el Distrito de Columbia, mientras Bush ganó en 18 Estados. En el Colegio Electoral Clinton tuvo por tanto 370 Electores contra 168 de Bush.

Era la primera vez desde la primera victoria electoral de Richard Nixon en 1968 que un candidato ganaba la elección presidencial sin la mayoría absoluta del voto popular, o sea, sin llegar al menos al 50% de los sufragios. Pero aun así Clinton era presidente electo con una clara ventaja sobre Bush.

El presidente Clinton trabajó para mejorar el sistema educativo y de salud (intentó realizar una reforma sanitaria, que finalmente no fue aprobada). Buscó la protección del medio ambiente, principalmente a través de su apoyo al Protocolo de Kioto. Intentó favorecer al mercado libre y trabajó para la paz en el Oriente Medio, promoviendo y sirviendo de mediador en varias reuniones entre líderes de Israel y de Palestina.

Clinton ganó mucha popularidad cuando promovió una serie de sanciones conocidas como la Ley Helms-Burton hacia el régimen cubano, luego que este derribara dos aviones civiles estadounidenses.

Aspectos positivos de su administración fueron la bajada del desempleo, la disminución de la deuda nacional y el equilibrio del presupuesto. Actualmente, Clinton sigue siendo muy popular entre los estadounidenses.
 
El 10 de abril de 1995, a punto de cumplir los 72 años, el senador Bob Dole anunció de nuevo su candidatura a la presidencia, esta vez para las elecciones de 1996. En esta ocasión fue el favorito entre los republicanos desde el principio.
 
Se aseguró la nominación tras vencer fácilmente en las primarias del Centro y el Oeste del país, y dimitió de su escaño en el Senado para dedicarse exclusivamente a la campaña. Dole tenía un discurso pausado. Poseía un agudo sentido de lo que es posible y cumplible y eso lo diferenció de sus pares republicanos. Los electores sabían que un gobierno suyo se distinguiría por ser más práctico que revolucionario. Considerado el mejor senador de los últimos 30 años, su humor y su rectitud no disimulaban su falta de carisma frente a un Bill Clinton joven que había logrado reactivar la economía.

En 1996, el guión básico de la campaña se planteó como "el desventurado Dole frente al irresistible Clinton". Pero cuando hacia el final del proceso, ese esquema quedó parcialmente eclipsado por las informaciones sobre donativos de origen dudoso a favor de Clinton, fue el presidente el que se encontró en un aprieto y quien sufrió un resbalón.

El repunte de Dole en las últimas semanas de campaña llegó demasiado tarde, por lo que en las elecciones presidenciales del 5 de noviembre de 1996 Clinton fue el ganador, obteniendo el equivalentes al 49,23% del total de los sufragios y venciendo en 31 Estados y el Distrito de Columbia. Bob Dole logró el  40,72% del total y ganó en 19 Estados del Sur, Centro y Oeste. En el Colegio Electoral, Clinton obtuvo 379 Electores y Dole tuvo 159 Electores; de ésta manera fue reelegido y pudo comenzar su segundo mandato el 20 de enero de 1997.

Algunos consideran que fue un presidente moderado y que la economía de los Estados Unidos experimentó una fuerte alza durante su presidencia. En la elección 2008, su esposa Hillary Clinton tuvo la posibilidad de ser la primera presidenta en los Estados Unidos, pero perdió su aspiración presidencial con el también precandidato demócrata, Barack Obama. Durante su etapa presidencial se dio a reconocer por el carácter informal que imprimió a sus relaciones con otros mandatarios mundiales.

Indice de biografías

Selecciona la letra con la que empieza el apellido del personaje que deseas consultar