Isidora Goyenechea

Empresaria chilena, dueña de una gran fortuna. Tras la muerte de su esposo, supo hacerse cargo del imperio económico que les legó a ella y a sus hijos, transformándose en una de las empresarias más importantes del carbón.

  • Última actualización: 31/05/2010
  • Imprimir

Hija del matrimonio entre Ramón Ignacio Goyenechea y Luz Gallo Zavala, Isidora Goyenechea Gallo nació en Copiapó, en 1836. Tuvo un solo hermano, llamado Emeterio.

Al poco tiempo, en 1841, su madre enviudó y contrajo nuevamente matrimonio con el importante empresario del carbón Matías Cousiño, quien había sido socio de su difunto esposo. La infancia de Isidora se desarrolló junto a su hermano y a su hermanastro, Luis Cousiño Squella, quien se transformaría, en 1855, en su esposo.

Este último fue el único heredero de la fortuna de su padre, haciéndose cargo del manejo de algunos yacimientos carboníferos como los de Lota y Coronel, además de otros de cobre y de plata.

Ello motivó que Isidora Goyenechea, desde temprana edad, se integrara a los negocios de su marido, transformándose en pilar fundamental en el manejo y administración de las empresas familiares. Esta experiencia también facilitó que, tras la muerte de Luis Cousiño, en 1873, Goyenechea se hiciera cargo de manera independiente del verdadero imperio económico dejado por su marido.

Se transformó en la soberana del carbón y no solo se preocupó del crecimiento de su industria, sino que también impulsó algunas obras para mejorar la calidad de vida de los mineros. Incluso, dirigió personalmente la habilitación  de la primera planta hidroeléctrica de Sudamérica, la central Chivilingo. Las obras fueron ejecutadas por ingenieros alemanes y el mismísimo Thomas Alba Edison felicitó, a través de una carta, la gran obra realizada.

Falleció durante un viaje a París, en 1897. Sus restos fueron trasladados hasta nuestro país y durante sus funerales fue homenajeada por los mineros lotinos. En su testamento, Isidora Goyenechea estableció que una parte de su fortuna se utilizara en la construcción de iglesias, hospitales, escuelas y un asilo para mineros discapacitados.

Decidido apoyo

Isidora Goyenechea tuvo un importante rol durante la guerra del Pacífico. Si bien el conflicto se desarrollaba a miles de kilómetros, ella vigiló que la producción de carbón de sus yacimientos no disminuyera, asegurando la cantidad necesaria de combustible para los navíos chilenos que estaban en combate.
Además, colocó a disposición de la Armada el buque carbonero Matías Cousiño, que era el más importante de su flota.

Recomendamos: Sub Terra

Estrenada durante 2003, la película Sub Terra refleja la vida de los mineros del carbón del sur del país, durante la segunda mitad del siglo XIX. Basada en algunos cuentos del libro de Baldomero Lillo, del mismo nombre, la obra, que mezcla realidad y ficción, no solo muestra las precarias condiciones de los obreros, sino, también, las contradictorias formas de vida entre ricos y pobres.
En ella aparece la figura de Isidora Goyenechea, mujer de carácter fuerte y emprendedora. Incluso, se hace referencia a las obras sociales que desarrolló y a la implementación de la central eléctrica de Chivilingo.

¿Sabías que?

Isidora Goyenechea tuvo SIETE HIJOS: Alfredo, Luis Alberto, Carlos Roberto, Luis Arturo, Adriana, Loreto y María Luz.

Indice de biografías

Selecciona la letra con la que empieza el apellido del personaje que deseas consultar