Ranas y sapos

Una de las propiedades que tienen los sapos y las ranas es camuflarse, con el fin de protegerse de sus depredadores. Sin embargo, existen algunas especies que no lo necesitan, ya que en su piel poseen glándulas venenosas que las ayudan a sobrevivir.

  • Primer Ciclo
  • Última actualización: 20/05/2010
  • Imprimir

Características y clasificación

El sapo común es muy glotón; podría llegar a comerse grandes cantidades de alimento en relación a su tamaño.

El sapo común es muy glotón; podría llegar a comerse grandes cantidades de alimento en relación a su tamaño.

Pero lo más característicos de estos animales es su capacidad para vivir dentro y fuera del agua; por eso reciben el nombre de "anfibios".

Ambos integrantes del reino animal pertenecen a la clase de los anfibios, que fueron los primeros animales vertebrados que salieron del agua para vivir en tierra firme, hace más de 300 millones de años. Además de las ranas y los sapos, integran esta gran familia las salamandras y los tritones.

Las ranas y los sapos pertenecen a la familia de los anuros y, en general, ambos animales se diferencias por su aspecto externo. Por ejemplo, los sapos tienen la piel seca y con muchas verrugas, en cambio las ranas la tienen húmeda y lisa. Además, los primeros son mucho más corpulentos que las segundas, tienen las patas traseras más cortas y, por lo tanto, caminan más de lo que saltan, a diferencia de las ranas, que son saltarinas por excelencia.

La mayoría de los sapos y ranas se aparean dentro del agua, aunque también existen quienes lo hacen en tierra. La hembra pone varios huevos reunidos en paquetes, grupos o largos cordones y los deja libres en el agua flotando, claro que también existen algunas que forman un nido de espuma que ellas mismas generan. Después de algunos días nacen los renacuajos; al principio a penas se mueven, pero al cabo de unos días comienzan a nadar con mucha agilidad.

Ellos experimentan grandes cambios en su desarrollo, lo que se llama metamorfosis. Comienzan por crecerles las patas, el cuerpo se les comienza a alargar y la cola a achicar. Así, una vez finalizado este período, salen del agua convertidos en ranas y sapos. Así, durante una fase de su vida son animales acuáticos y después, terrestres.

Los sapos y las ranas son carnívoros. Dentro de su dieta entran las lombrices, arañas, moluscos, insectos, etcétera. Una característica bien extraña de estos anfibios tiene que ver con su lengua, la que cuenta con un líquido viscoso al que quedan pegadas sus presas. En algunas especies la lengua es proactíl, es decir que puede lazarla fuera de la boca con gran precisión para cazar el alimento.

Clasificación científica

Las ranas verdaderas componen la familia Ránidos. El nombre científico de la rana comestible es Rana esculenta, el de la rana ágil es Rana dalmatina, el de la rana patilarga es Rana iberica, el de la rana bermeja es Rana temporaria y el de la rana común, Rana perezi. El nombre científico de la rana toro es Rana catesbeiana, el de la palmeada o verdadera es Rana palmipes y el de la rana goliat es Rana goliath. Las ranas arborícolas pertenecen a la familia Hílidos. El nombre científico de la ranita de san Antonio es Hyla arbores y el de la ranita meridional Hyla meridionalis. La rana marsupial es la especie Gastrotheca marsupiata. El nombre científico de la rana peluda es Astylosternus robustus.

Los sapos pertenecen al orden Anuros, clase Anfibios. El género que comprende más de 70 especies es Bufo, que pertenece a la familia Bufónidos. El sapo común es la especie Bufo bufo, el sapo corredor es la especie Bufo calamita y el sapo verde es Bufo viridis. Los sapos parteros componen el género Alytes de la familia Discoglósidos. Los nombres científicos de las especies comunes de América son: cúcaro de Cuba, Bufo empusus; sapo de Sonora, Bufo compactilis; sapo del golfo de México, Bufo vacilleps; sapo de rojo, Bufo punctatus; sapo del río Colorado, Bufo alvarius; sapo del Río de la Plata, Bufo arenarum; sapo de rulo, Bufo spinolusus; sapo buey, Bufo paracnemis; sapito verde, Bufo debilis y sapo pigmeo, Bufo pygmaeus.

Sapo v/s rana

Equivocadamente, muchos creen que los sapos y las ranas son pareja, es decir, que el sapo es el macho y la rana la hembra. Sin embargo, se trata de dos especies parecidas, pero no iguales. Veamos algunas de sus diferencias:

- Los sapos tienen la piel cubierta de verrugas y tubérculos formados por numerosas glándulas, que segregan sustancias tóxicas que les sirven para defenderse. En cambio, las ranas tienen la piel lisa.
- Los sapos son más grandes que las ranas.
- Las ranas tienen más agilidad y soltura, por lo que son mejores saltadoras.
- En los sapos la metamorfosis del renacuajo dura cinco a seis meses. En las ranas tarda alrededor de tres meses. Los sapos pertenecen a la familia Bufonidae. Las ranas a la Rhinoderma.

Material de apoyo