La foca

Algunos de los rasgos característicos de este animal marino es que no tiene orejas y que sus extremidades posteriores están orientadas hacia atrás.

  • Primer Ciclo
  • Última actualización: 03/06/2010
  • Imprimir

Características y clasificación

La foca, el animalito sin orejas

La foca, el animalito sin orejas

La foca es un animal adaptado a la vida marina, pero en mucho menos proporción que las ballenas, cachalotes y delfines, por ejemplo.

Tienen cuatro extremidades en forma de aleta, pero conserva sus dedos y uñas; una de las diferencias entre las focas y los lobos marinos es que las primeras no tiene orejas y sus miembros posteriores están dirigidos hacia atrás. Esta es la razón por la cual no pueden andar en tierra firme y deben moverse como a empujones y saltos. También se diferencian de los morsas porque son más graciosas y no tienen esos grandes caninos.

Este animal marino es un mamífero que pertenece a la familia de los fócidos, cuya cabeza es redondeada, su cuello corto y los orificios nasales pueden cerrarse cuando ellas quieran. Sus dientes son muy parecidos a los de los carnívoros y su alimentación básica son los crustáceos y peces.

Las focas se distinguen porque tienen una capa de pelo denso y duro, y en el hocico poseen una barba y bigotes muy largos, cuya función tiene que ver con el aspecto sensorial.

¿Sabías que se descubrió algo bastante curioso de la foca? Sus grandes bigotes no los tiene por casualidad. Ellos tienen una importante función: son los encargados de detectar la ruta que ha seguido un pez en el agua, que es una estrategia de caza nunca vista en el mundo de los animales. Así, estos bigotes son capaces de sentir las pequeñas vibraciones que hacen los peces cuando nadan, ayudando a la foca a atrapar a su presa en aguas oscuras o con poca visibilidad.

Este descubrimiento lo hicieron unos científicos de la Universidad de Bonn, en Alemania, quienes usaron un pequeño submarino que producía las mismas vibraciones que un pez. Para el estudio utilizaron dos focas en cautiverio, las que no tuvieron ningún problema en localizar la embarcación con los ojos vendados, incluso cuando estaban a más de 40 m de distancia. Lo increíble fue que cuando les taparon los bigotes, ninguna de las dos pudo encontrar al submarino. Según dijo uno de los científicos, las focas están preparadas para identificar a sus presas hasta una distancia de 180 m.

El tamaño de estos animales marinos varía dependiendo de la especie, pero en general oscila entre uno y seis metros de largo. Otra de sus características es la habilidad que tienen para nadar y pueden alcanzar profundidades superiores a los 200 m.

Las focas han sido durante mucho tiempo la base de la alimentación de los esquimales, quienes aprovechan su piel, carne y grasa.

Las migraciones de estos animales son muy conocidas, claro que son realizadas por algunas especies, y generalmente lo hacen en manadas más o menos numerosas. La gestación, dura cerca de los 11 meses.

Existen varias especies de focas, siendo las más conocidas las de Groenlandia (phoca groenlandica), las que se ubican en las costas árticas y se alimenta de todo tipo de crustáceos, moluscos y peces.

La foca común (phoca vitulina) es de color gris pardo o castaño con manchas oscuras en la parte superior; el vientre es blanquecino. Durante la mayor parte del año, estas focas viven en grupos de machos y hembras.

Clasificación científica

Según algunos autores, las focas se agrupan dentro del orden de los Pinnípedos, el cual contiene tres familias: la familia de los Otáridos (leones o lobos marinos y osos marinos), la familia de los Odobénidos (morsas) y la familia de los Fócidos (focas verdaderas). Otros autores consideran a los Pinnípedos como un suborden; las focas estarían incluidas dentro del orden de los Carnívoros. El león marino de Steller se clasifica como Eumetopias jubata; el lobo marino sudamericano como Otaria byronia y el oso marino surafricano como Arctocephalus pusillus. El oso marino del norte recibe el nombre científico de Callorhinus ursinus; la foca común el de Phoca vitulina; la foca del mar Caspio el de Pusa caspica; y la foca del lago Baikal el de Pusa sibirica. La foca pía o groenlándica se clasifica como Pagophilus groenlandica; la foca ocelada como Pusa hispida; la foca gris como Halichoerus grypus, y la foca de casco o capuchina como Cystophora cristata. La foca monje se clasifica como Monachus monachus; la foca monje hawaiana como Monachus schauinslandi; la foca monje india como Monachus tropicalis, y el elefante marino del norte o septentrional como Mirounga angustirostris. El elefante marino del sur o meridional se clasifica como Mirounga leonina; la foca leopardo como Hydrurga leptonyx; la foca de Weddell como Leptonychotes weddelli; la foca de Ross como Ommatophoca rossi, y la foca cangrejera como Lobodon carcinophagus.

¿Sabías que?

Tres de las cinco especies de focas chilenas habitan en la Antártica, la foca de Weddell, la foca de Ross y, la más abundante, la foca cangrejera.

El leopardo de mar llega hasta zonas más al norte. La foca elefante o elefante marino del sur es la especie más grande de las focas.

Material de apoyo