Ciervo de los pantanos

Este animal, el cérvido más grande de Sudamérica, tiene costumbres bastante solitarias, a pesar de que se le puede ver en pequeños grupos familiares.

  • Primer Ciclo
  • Última actualización: 30/04/2010
  • Imprimir

Características y clasificación

El ciervo de los pantannos presenta una membrana interdigital en sus pezuñas cuando se distensan, de esta forma puede andar por zonas fanganosas sin quedar atrapado, y de ahí su nombre.

El ciervo de los pantannos presenta una membrana interdigital en sus pezuñas cuando se distensan, de esta forma puede andar por zonas fanganosas sin quedar atrapado, y de ahí su nombre.

El ciervo de los pantanos (Odocoileus dichotomus) es el cérvido más grande del continente Sudamericano: mide más de más de un metro de altura a la cruz y pesa cerca de 150 kg. Su pelo es largo y enredado, siendo de color entre avellana y rojizo en el verano y marrón pálido en el invierno.

El hocico de este animal se distingue porque tiene una delgada franja negra sobre el labio superior; además, sus orejas son bien grandes y están recubiertas al interior por una pelusa blanca tupida y blanda. Sus pezuñas miden cerca de ocho centímetros y sus cuernos se distinguen por tener entre 10 y 12 puntas, claro que se han visto ejemplares con más de 28. En cuanto al color, en el ciervo del pantano los cuernos son más claros que los de cualquier otra especie, se cree que es por la falta de árboles y arbustos ricos en tanino, contra los cuales los ciervos frotan sus cuernos cuando llega el momento de perder el terciopelo, para facilitar su caída.

La agilidad que tiene el ciervo de los pantanos en el complicado hábitat en el que se mueve hace que sólo el puma y el jaguar sean una amenaza para él.

El lugar donde habita el ciervo de los pantanos se extiende en su mayor parte por el área meridional de Brasil donde, en las zonas pantanosas del Mato Grosso, en 1977 vivían entre 5.000 y 7.000 ejemplares. Hoy, seguramente esta cifra es menor, ya que se trata de un animal en vías de extinción.

Si bien no existe una época del año en que los ciervos de los pantanos se aparean, la mayoría de los machos entran en celo entre octubre y noviembre, y la gestación de la hembra dura 12 meses, al final de los cuales nace solo una cría.

El principal alimento de este animal son las plantas pantanosas acuáticas y generalmente la búsqueda de ellas sucede en las noches, porque durante el día el ciervo descansa en las zonas con vegetación densa donde gracias al color de su pelaje, se mimetiza. Por eso, si alguien anda por los sectores donde este animal toma una siesta, no debe impresionarse si de la nada sale corriendo de su escondite dando grandes saltos con la cola levantada.

Clasificación científica

Los ciervos o venados constituyen la familia de los Cérvidos del orden de los Artiodáctilos, que consta de unos 17 géneros y unas 53 especies. El ciervo de los pantanos se denomina científicamente Odocoileus dichotomus.