Plantas en peligro de extinción

Cada año, las cifras dan cuenta de un deterioro y disminución progresivo en la cantidad de especies vegetales existentes. Una amenaza constante no sólo a la biodiversidad vegetal, sino también a los animales que dependen de ellas para sobrevivir.

  • Primer Ciclo
  • Última actualización: 20/05/2010
  • Imprimir

Plantas en peligro: amenaza latente

Las orquídeas constituyen una de las especies más comercializadas. Sin embargo es una de las especies amenazadas.

Las orquídeas constituyen una de las especies más comercializadas. Sin embargo es una de las especies amenazadas.

La primera vez que las plantas fueron incluidas en la Lista Roja de la UICN (Unión Mundial para la Naturaleza) fue durante 1997. Ese año, las cifras revelaron que cerca de 380 especies se habían extinguido en estado silvestre y casi 370 fueron consideradas como amenazadas. Sin embargo, sólo era una primera aproximación, ya que esta lista incluyó solamente plantas vasculares (helechos, coníferas y plantas que producen flores).

Según la Lista Roja 2007 de la UICN, de las 12.043 plantas clasificadas, 8.447 están consideradas como especies amenazadas. En sectores como América Central y del Sur, África central y occidental y el sudeste asiático, los organismos vegetales endémicos están declinando a una velocidad inesperada.

Lo mismo sucede con las plantas que habitan las islas de todo el mundo. Reconocidos como espacios únicos en cuanto a biodiversidad, los territorios insulares de diferentes países maravillan por la cantidad de especies únicas, tanto animales y vegetales, que las habitan. Así, variados organismos que en tiempos anteriores poblaron también los continentes donde no soportaron las agresiones de las actividades humanas, sobrevivían solo en estos verdaderos refugios naturales. Sin embargo, hoy la situación es crítica, ya que la mayoría de las plantas endémicas de las islas están bajo amenaza de extinción.

Los casos más críticos presentados por la Lista Roja de la UICN siempre corresponden a especies provenientes de islas como Hawai (perteneciente a Estados Unidos), Santa Helena (isla que se encuentra en el océano Atlántico frente a las costas de África y que administrativamente pertenece al Reino Unido), Filipinas (Asia) o alguna isla del Mediterráneo, donde habitan pequeñas poblaciones acechadas por la destrucción del hábitat, la introducción de especies animales y vegetales u otras actividades humanas.

Por ejemplo, en la isla de Creta (mar Mediterráneo), la especie endémica Bupleurum kakiskalae se encuentra en Peligro Crítico de Extinción debido a que existe solo una población, de casi 100 ejemplares, en un acantilado de roca caliza. Esta especie se encuentra amenazada porque crece en una extensión bastante limitada, los ejemplares maduros (que pueden reproducirse) son escasos, el sustrato donde nace es inestable (se derrumba periódicamente) e, incluso, sufre los embates de las cabras que pastan en lugares cercanos.

Dada la gran cantidad de especies en peligro, a continuación analizaremos algunos de los ejemplos más importantes en términos de conservación. Para ello, agruparemos las plantas de acuerdo a algunas de las familias más representativas, destacando los principales problemas que enfrentan las especies y cuáles destacan en la Lista Roja de la UICN 2007.

Bromelias

La familia Bromeliaceae la conforma un grupo de plantas típicas de las regiones tropicales de América. La mayoría de las especies son epífitas (viven sobre otras plantas). Esta familia está compuesta por cerca de 50 géneros y más de 1.500 especies, todas cuentan con un tallo más bien corto, hojas que lo rodean y que en el centro forman algo parecido a una copa (en la que la planta acumula agua y detritos), con flores dispuestas en forma de racimo.

Son plantas bastante apetecidas por coleccionistas así como también para ser utilizadas en la ornamentación de algunos espacios. Los colores, formas y diseños, tanto de las plantas como de sus flores, resultan de gran atractivo, por lo que varias especies corren serio riesgo de desaparecer. Sin embargo, esta no es la peor amenaza que enfrentan, ya que nuevamente la destrucción del hábitat natural es el factor que altera la supervivencia de las especies.

En Ecuador, ocurre una situación bastante alarmante, ya que gran parte de las plantas endémicas de ese país y pertenecientes a esta familia están catalogadas bajo algún parámetro de riesgo potencial o cercano a la extinción. Así, por ejemplo, la especie Guzmania lepidota, planta epífita ubicada sólo en un bosque denso a los pies del volcán Pululahua, se cree extinta en su ambiente natural, ya que no se ha podido encontrar ningún ejemplar, producto de la continua destrucción de su hábitat para la explotación de los recursos forestales con el fin de obtener carbón de leña. Según la Lista Roja de la UICN 2007, esta especie se encuentra en Peligro Crítico de  Extinción.

También está el caso de la Tillandsia dyeriana, otra planta epífita ecuatoriana que se encuentra en Peligro Crítico debido a la continua devastación de los manglares que habitaba. Sólo es posible encontrarla en jardines botánicos o siendo parte de colecciones privadas, ya que naturalmente no logró sobrevivir.

Moras

La familia Moraceae está compuesta, en su mayoría, por árboles y arbustos, con casi 50 géneros y cerca de 2.500 especies, ubicadas, principalmente, en sectores tropicales y subtropicales de ambos hemisferios.

Son ejemplares, por lo general, leñosos y que son utilizados como ornamentos y como fuente alimenticia. Existen también algunos organismos que son de gran interés, ya que sirven como materia prima para producir diferentes compuestos. Es así como la Brosimum galactodendron es utilizada en la industria de la alimentación; la Ficus lacticifera es usada en la producción de diferentes variedades de goma, y la Broussonetia papyrifera es cultivada en algunas zonas para producir celulosa.

Una de las especies más amenazadas de esta familia de plantas es la Trilepisium gymnandrum, originaria de las islas Seychelles (archipiélago ubicado en el océano Índico, al noreste de Madagascar) y que hoy se encuentra en Peligro Crítico de Extinción. Los estudios señalan que existen solo cinco individuos maduros (con capacidad reproductiva) en una isla de casi 2 mil hectáreas.

Otro ejemplo lo constituye una especie endémica de Ecuador, llamada científicamente Pseudolmedia manabiensis, la que fue descubierta en 1995 en la cima del cerro Montecristi con sólo dos ejemplares. Esta limitada población, sumada a las amenazas constantes de la deforestación, el pastoreo y el turismo, la situaron en la Lista Roja de la UICN 2007 como una especie en Peligro Crítico de Extinción.

Heliconias

La familia Heliconiaceae está formada por plantas tropicales con inflorescencias de gran atractivo. Estas plantas pueden alcanzar desde uno a siete metros de altura y necesitan del calor y la humedad para desarrollarse. Solamente existe un género y cerca de 250 especies, la mayoría endémicas de Sudamérica, del Pacífico Sur y de Indonesia.

La Lista Roja de la UICN 2007 sólo ha identificado a 18 especies de esta familia, y gran parte de ellas se encuentra en estado Vulnerable, destacando la destrucción del hábitat como la gran amenaza para la supervivencia de todas estas especies.

La Heliconia obscura, Heliconia berryi y Heliconia brenneri, especies endémicas de Ecuador, son hierbas terrestres que se desarrollan en diversos sectores de este país, pero en acotadas poblaciones. Todas enfrentan el riesgo de la deforestación, la expansión urbana y la construcción y ensanchamiento de caminos, que reducen o destruyen totalmente su hábitat natural. Según la Lista Roja de la UICN 2007, estos tres organismos están catalogados como Vulnerables.

Cycas

La familia Cycadaceae es monotípica, ya que cuenta con un sólo género y con, aproximadamente, un centenar de especies, distribuidas en los sectores tropicales de Asia, África y Oceanía. En apariencia, son bastante similares a las palmeras, con un tallo escasamente ramificado, alcanzando hasta los 20 metros de altura y con hojas de gran tamaño que forman una especie de corona.

Las cicadáceas vivieron en la Tierra desde los tiempos de los dinosaurios. Los ejemplares más antiguos encontrados de esta familia provienen del Cenozoico, hace 65 millones de años, por lo que son consideradas fósiles vivientes. Sin embargo, hoy son uno de los grupos de plantas más amenazados con la extinción total.

La especie Encephalartos woodii es la planta productora de semillas más antigua de la que se tiene registro, y que hoy está extinta en estado salvaje. Todos los ejemplares que existían en su ambiente natural, Sudáfrica, desaparecieron tanto por causas naturales como por la sobreexplotación humana para usarlos con fines farmacológicos.

En 1916, se rescató el último tallo que quedaba para conservarlo y cultivarlo en los jardines botánicos. Lamentablemente, la reproducción futura de esta especie también peligra, ya que no se ha podido encontrar, por lo que la especie probablemente muera.

Lauraceae

Esta familia de plantas está compuesta por cerca de 55 géneros, con casi 3.500 especies, las que se distribuyen, principalmente, en zonas tropicales, a excepción de unas pocas que habitan algunas áreas templadas de ambos hemisferios.

Está representada, en su mayoría, por árboles y arbustos aromáticos, cuyas hojas son perennes y contienen aceites esenciales. De hecho, a partir de algunas especies, como la Persea americana, se generan productos alimenticios, de cosmética, perfumes y fármacos. También su madera es utilizada en la elaboración de objetos, muebles y en labores de construcción.

El árbol Aniba pilosa, perteneciente a esta familia y endémico de Ecuador, está En Peligro de Extinción. Sólo se han establecido dos sectores donde existen pequeñas poblaciones, los que no están bajo el sistema de áreas protegidas y que deben sufrir las alteraciones que acarrea la construcción de caminos, el trabajo en los sectores mineros adyacentes y la expansión de algunos asentamientos humanos.

Helechos

Durante el Carbonífero, los helechos eran las plantas más abundantes de la Tierra. Gracias al ambiente húmedo y cálido existente en ese entonces, se desarrollaron con gran éxito y junto a las coníferas constituyeron una de las asociaciones vegetales más importantes del pasado.

Actualmente, son consideradas plantas primitivas. La mayoría crece en lugares húmedos y sombríos, como selvas o en la orilla de los cursos de agua. Los helechos se distinguen por sus vistosas hojas, que se desarrollan lentamente al crecer. No tienen flores, son casi siempre perennes y su tamaño y forma varía de acuerdo a cada especie.

Uno de los helechos más llamativos es la Dicksonia antartica, una planta de gran porte y con un tronco grueso que está coronado por frondosas hojas. Originario de Australia, habita en bosques húmedos y cerca de las corrientes de agua. Debido a su gran atractivo, algunos ejemplares circulan como mercancía del comercio ilegal, situando a esta especie en la categoría en Peligro de Extinción.

También la especie Psilotum nudum, comúnmente conocido como Helecho escobilla, se encuentra en Peligro de Extinción. Las alteraciones de la temperatura ambiental, producto del cambio climático, así como también su adquisición por parte de coleccionistas y su uso ornamental están disminuyendo drásticamente las poblaciones existentes, sobre todo aquellas que habitan las regiones tropicales y subtropicales de ambos hemisferios.

Cactáceas

Los cactus forman una familia de unos 100 géneros y unas 1.500 especies. Se encuentran, principalmente, en las regiones desérticas del sur de Estados Unidos, América Central y Sudamérica.

De las 157 especies de la familia Cactaceae descritas en la Lista Roja de la UICN 2007, más de 30 se encuentran en Peligro Crítico de Extinción. La principal amenaza que enfrentan estas especies es la comercialización ilegal y la destrucción de su hábitat. En muchos países se ha tenido que prohibir su venta para evitar la desaparición definitiva de las especies.

Brasil y México son los países cuyas especies endémicas de cactus se encuentran en mayor peligro. Una especie típica de este último, el Cactus de alcachofa (Obregonia denegrii), se encuentra en estado de conservación Vulnerable, ya que su población ha decrecido considerablemente en las últimas décadas, llegando a tan solo unos 5.000 ejemplares. Entre las razones de esta enorme baja están el pastoreo abusivo del ganado en las zonas donde esta especie se desarrolla, así como también la recolección para el comercio ilegal y su uso medicinal en casos de leucemia.

Orquídeas

Las orquídeas constituyen la familia más grande del reino vegetal, denominada Orchidacae. Agrupa alrededor de 25.000 especies silvestres conocidas, las que se ubican en casi todos las zonas del planeta, a excepción de las zonas polares y los desiertos arenosos. La mayoría se concentra en los bosques tropicales de Sudamérica, Australia y Nueva Zelandia.

Actualmente, la recolección de orquídeas silvestres está prohibida, ya que una buena parte se encuentra en peligro de desaparecer. Si bien comercialmente se venden, la mayoría de este tipo proceden de híbridos de especies distintas.

La Lista Roja 2007 de la UICN evaluó un total de 150 especies pertenecientes a esta familia y casi una treintena de ellas está en peligro crítico de desaparecer. Un ejemplo es la Phalaenopsis micholitzii, especie que solo habita las islas de Mindanao y Luzón (Filipinas) y cuyo hábitat ha sido degradado e intervenido por el hombre. Además, es amenazada por el comercio ilegal, ya que es bastante apetecida por los coleccionistas.

Origen vegetal

Los bosques de helecho del Carbonífero son uno de los ecosistemas más conocidos de tiempos pasados. Estaban constituidos por grandes helechos con un tronco leñoso, los que alcanzaban los 30 metros de altura. Millones de años atrás, y luego de continuos procesos de descomposición, estos enormes árboles se transformarían en el carbón que actualmente utilizamos. La existencia de estas especies las conocemos gracias a los registros fósiles de sus troncos y hojas. Estas últimas quedaron plasmadas en rocas, haciendo posible la reconstrucción de sus formas y estructuras.

Cultivos de importancia

La familia Solanaceae la integran cerca de 90 géneros y más de 2.500 especies, distribuidas en todo el mundo (de preferencia, abunda en las zonas tropicales). Gran parte de las especies que conforman este grupo son de interés económico, ya sea porque integran cultivos industriales, como el tabaco (Nicotina tabacum) o porque son medicinales (por su gran contenido de alcaloides) u ornamentales y agrícolas. Estas últimas son de gran importancia a nivel mundial, ya que especies como las papas, pimientos o los tomates pertenecen a esta familia.

Perjudicial atractivo

Lamentablemente, la belleza de una orquídea conocida como Zapatito de dama (Cypripedium calceolus) es perjudicial en términos de su supervivencia. Su llamativo diseño, cuya flor se asemeja a un pequeño zueco amarillo manchado con púrpura, motiva a muchos a cortarla y arrancarla de su ambiente natural, principalmente en determinados sectores de Norteamérica, Europa y Asia. Estudios señalan que ya se extinguió definitivamente en Bélgica y Luxemburgo, mientras que en Reino Unido solo queda un ejemplar silvestre en toda la isla. Por ello, en la mayoría de las zonas donde se sitúan especies de este tipo se han impulsado iniciativas para su conservación y resguardo.

Alarmante recuento

Se estima que nuestro planeta posee cerca de 100 mil tipos de árboles. Sin embargo, cualquier aproximación resulta imprecisa ya que existen diferentes definiciones sobre el concepto de árbol, siendo la más utilizada la que señala que estos corresponden a una planta arbolada que nace de un solo vástago y que alcanza una altura, por lo general, de dos metros. En 1998 se elaboró la Lista de Árboles Amenazados, la que reveló que cerca del 9% de estas especies vegetales está en peligro de extinguirse. Uno de los sectores, sin duda, más afectados es la de bosques templados del hemisferio norte. La explotación abusiva de los recursos forestales ha arrasado con enormes zonas y, a su vez, puesto en situación de riesgo y vulnerabilidad a muchas de las especies.

Datos Icarito

- ¿Qué especie de bromelia es comúnmente consumida como fruta? 
La Piña (Anana sativus).

- ¿Cuántas especies vegetales endémicas habitan las islas del mundo? 
Cerca a de 10%.

- ¿Cuántos cloroplastos existen en una célula vegetal? 
Su cantidad puede variar entre 20 y 100 por célula.

- ¿Qué sucede con el movimiento de las plantas? 
Todas son incapaces de trasladarse de un lugar a otro.

- ¿Qué especie, perteneciente a la familia Lauraceae, es comúnmente utilizada? 
La canela.

 

Material de apoyo