Tercer año: Los sentidos en el reino animal

  • Primer Ciclo
  • Autor: Icarito
  • Última actualización: 24/01/2013
  • Imprimir

Tercer año: Los sentidos en el reino animal

Observa la siguiente imagen

¿Qué acción observas en la figura 1?

La acción de asustar desencadena una serie de reacciones y respuestas en la persona a la que asustan, como por ejemplo sentimientos de miedo, aumento del ritmo cardiaco y de la respiración, huída del lugar, entre otros efectos en nuestro organismo.

¿Qué estructuras están especializadas en captar información proveniente del medio ambiente?
Los seres vivos tienen la capacidad de reproducirse, crecer, moverse y responder a los estímulos de medio. Esta última característica llamada Irritabilidad, se debe al funcionamiento del sistema nervioso y órganos de los sentidos que contienen receptores sensoriales, los cuales son la puerta de entrada al organismo de la información del medio ambiente.

Los órganos de los sentidos son los encargados que recibir cambios o estímulos del medio ambiente y todos los seres vivos están capacitados para responder frente a estímulos. Por ejemplo, en los mamíferos, el ojo está encargado de responder a estímulos de luz, el oído responde frente al sonido, la piel responde frente a estímulos mecánicos como el frío, calor, tacto, presión, dolor, entre otros. La lengua es el órgano del gusto y la nariz de los olores.

Estos órganos envían la información captada hacia el cerebro, éste procesa la información y elabora una respuesta adecuada, posteriormente da una orden para que actúen los órganos. En otras palabras un estímulo auditivo lo constituye el sonido, que es captado por el oído, específicamente receptores auditivos. Éstos últimos envían la información captada del estímulo hacia el cerebro, donde se procesa la información, es decir, entendemos lo que escuchamos. Luego, se elabora una respuesta frente a tales estímulos.

1. Visión: El órgano de la visión es el ojo, el cual presenta una estructura llamada retina que capta la luz del entorno, generando un cambio o un estímulo en ella. La información es llevada al cerebro por el nervio óptico para formar la imagen de un objeto que estamos observando (Ver figura 2).
2. Audición: El órgano de la audición es la oreja o pabellón auricular. Los estímulos sonoros son vibraciones u ondas sonoras que son recibidas en la oreja, los cuales son captados en el oído interno, específicamente en el órgano de corti y en donde son transmitidos por el nervio auditivo como una señal nerviosa hacia el cerebro para su procesamiento e interpretación (Ver figura 3).
3. Gusto: La lengua presenta unas estructuras, denominadas papilas gustativas. Los elementos presentes en los alimentos o sustancias químicas, son captadas por las papilas gustativas. Dichas estructuras toman contacto con los nervios, los cuales envían la información hacia el cerebro, y este lo traduce como una sensación gustativa.
Ciertas regiones de la lengua reaccionan con mayor intensidad a algunos sabores. La punta de la lengua es más sensible a sabores salados y dulces; las zonas laterales, a los ácidos, y la posterior, a los amargos (Ver figura 4).
4. Olfato: La nariz, que es el órgano encargado del olfato, es internamente hueco y presenta mucha mucosa (moco) que recubre el interior de ésta. Allí se encuentran los receptores que captan los aromas del medio ambiente. La información de los olores son enviadas por el nervio olfatorio hacia el cerebro, donde son interpretados y percibidos  como sensaciones olfatorias (Ver figura 5).


¿Por qué cuando estamos resfriados no sentidos los sabores?

La información recibida por las papilas gustativas se combina con el sentido del olfato. Por esta razón, una persona que se encuentra resfriada no percibe los sabores de la misma forma que cuando no lo está.

5. Tacto: El órgano del tacto es la piel. Este órgano es el más grande de nuestro cuerpo y en el cual coexisten diferentes receptores sensoriales con funciones específicas, como el calor, frío, dolor,  tacto (contacto) y la presión. Por ejemplo, cuando la piel se pone en contacto con un cubo de hielo, el receptor encargado de captar ese estímulo, envía esa información a través de los nervios hacia el cerebro, para que éste interprete la sensación de frío (Ver figura 6).

En algunos Animales ciertos órganos de los sentidos se encuentran más desarrollados. Veamos unos ejemplos:

- La serpiente presenta dos orificios laterales en su cara llamados fosetas loreales que detectan el calor del cuerpo de su presa. Además con su lengua bífida, capta las partículas suspendidas en el aire y las acerca al paladar donde presenta el órgano vomeronasal, con el cual percibe el olor y le permite detectar a sus presas.
- Las moscas poseen en su cabeza los pelos gustativos, con esto capta o es sensibles al azúcar, agua y a sales. 
- Los carnívoros terrestres, poseen el sentido del olfato que les proporciona información acerca de la ubicación de sus presas y les permite reconocer el territorio.
- Los gatos poseen muy pocos receptores del sabor dulce y parecen no preferir este tipo de sustancias, a diferencia del caballo que sí los prefieren.
- La disposición lateral de los ojos que presentan muchos animales, habitualmente presas, les proporciona un mayor campo visual o panorámica. Al mirar hacia ambos lados, pueden advertir con mayor facilidad la presencia de sus depredadores.
- Las aves rapaces dependen esencialmente de la visión más que de cualquier otro sentido, presentan más receptores visuales, por tanto, una mayor agudeza visual para observar a distancia a su presa.

Responde:
¿Qué sucedería si existe la ausencia de algunos de los sentidos en el Hombre?

Para profundizar: