Las mareas

Las mareas son los  ascensos y descensos periódicos de todas las aguas oceánicas, incluyendo las del mar abierto, los golfos y las bahías, la cual resulta de la atracción gravitatoria de la Luna y del Sol sobre el agua y la propia Tierra.

  • Primer Ciclo
  • Última actualización: 05/09/2011
  • Imprimir

Las mareas, el Sol y la Luna

Las mareas que vemos en los Océanos son debidas a la atracción de la Luna y del Sol. La explicación más simple es que el agua en el lado de la Tierra más cercano a la Luna es atraída por la fuerza gravitatoria de la Luna más intensamente que el cuerpo de la Tierra, mientras que el agua del lado de la Tierra más alejado de la Luna es atraída menos intensamente que la Tierra. . Existen pues mareas tanto causadas por el Sol como por la Luna.

Las mareas lunares

La Luna, al estar mucho más cerca de la Tierra que el Sol, es la causa principal de las mareas. Cuando la Luna está justo encima de un punto dado de la superficie de la Tierra, ejerce una fuerza de atracción del agua, que hace que se eleva sobre su nivel normal. La cresta de onda situada bajo la Luna se llama marea directa, y la del lado diametralmente opuesto de la Tierra se llama marea opuesta. En ambas crestas, prevalece la condición conocida como de marea alta, mientras que a lo largo de la circunferencia formada por las zonas perpendiculares al eje de mareas directa y opuesta se producen fases de marea baja.

Las mareas alta y baja se alternan en un ciclo continuo. En la mayoría de las costas del mundo se producen dos mareas altas y dos bajas cada día lunar, siendo la duración media de un día lunar 24 horas y casi un minuto. Una de las mareas altas está provocada por la cresta de marea directa y la otra por la cresta de marea opuesta.

Las mareas solares

Asimismo, el Sol provoca el ascenso de dos crestas de onda opuestas, pero como el Sol está lejos de la Tierra, su fuerza para crear mareas es un 46% menor que la Luna. El resultado de la suma de las fuerzas ejercidas por la Luna y el Sol es una onda compuesta por dos crestas, cuya posición depende de las posiciones relativas del Sol y de la Luna en un instante dado. Durante los periodos de Luna nueva y llena, cuando el Sol, la Luna y la Tierra están alineados, las ondas solar y lunar coinciden.

Cuando la atracción del Sol se suma a la de la Luna las mareas son grandes y las llamamos mareas vivas. Las alturas de las mareas vivas están regidas por la distancia de la Luna a la Tierra, siendo más grandes en el Perigeo, es decir, cuando la Luna está más cerca de la Tierra, y más pequeñas en el Apogeo, es decir, cuando la Luna se encuentra mas lejos de la Tierra .

Si observamos un día completo las oscilaciones del mar podemos determinar:

- Que el nivel sube (Creciente) hasta llegar a un máximo llamado Pleamar (PM) o "llena". Luego se mantiene estacionario por cierto periodo de tiempo, llamándose Marea Parada.

- Luego comienza a bajar (Vaciante), hasta un mínimo, llamado Bajamar (BM) o "seca" produciéndose otro periodo estacionario y posteriormente este ciclo se repite.

Existe otro factor a considerar en cuanto a las mareas. La altura de la marea en cualquier lugar, está determinada por la forma de la línea de la costa y la plataforma continental cercana, es decir la forma de su suelo. La presencia de terrenos inclinados y bahías le da mucho más rango a las mareas que lo que se ve en altamar. Un fenómeno generalmente desapercibido es que el aire y las masas sólidas de la Tierra también se mueven hacia arriba y hacia abajo debido a las fuerzas de mareas. Aunque el movimiento es mucho menor en el terreno que en el mar, puede llegar a ser de un metro de desplazamiento hacia arriba, es decir, verticalmente.

Mareas vivas y muertas

Aparte de los ciclos de las mareas que se producen en cada día lunar, existe otro que ocurre cada 28 días: el de las mareas muertas y las vivas, relacionado con las fases lunares (nueva, creciente, llena y menguante).

Las mareas vivas o altas suceden cuando la Tierra, la Luna y el Sol están ubicados en un mismo plano en línea recta y durante las fases de la Luna nueva y llena. En estas ocasiones el mar sube y baja mucho.

Las mareas muertas o bajas aparecen cuando el Sol y la Luna tienen sus campos gravitatorios en oposición, formando un ángulo recto entre ellos y la Tierra. Se dan una semana después de las vivas, cuando la Luna está en cuarto creciente o menguante, momentos en los cuales el mar sube y baja poco.

Material de apoyo