Cambios de estados físicos del agua

Luego de un día lluvioso como el de ayer, es probable que el agua cambie su estado. Es por eso que te invitamos a analizar los conceptos de fusión, evaporación y ebullición.

  • Primer Ciclo
  • Autor: Katerinne Pavez
  • Última actualización: 29/06/2012
  • Imprimir

Cambios de estados físicos del agua

Para comenzar, piensa en las siguientes situaciones:

¿Cómo se transforma en agua líquida la nieve o hielo, presente en las cumbres de las altas montañas?

Al captar la energía calórica, proveniente de la radiación solar, el agua en estado sólido (nieve o hielo), a través del proceso de fusión pasa al estado líquido. Esta agua líquida es la que posteriormente escurre por los cauces naturales de la superficie terrestre, (ríos, esteros, arroyos y manantiales); parte de estas aguas se infiltra a través de los poros del suelo y de las grietas de las rocas que existen debajo de éste, para originar así, las napas o aguas subterráneas.

¿Por qué el agua líquida contenida en una cubeta, al ser colocada en el congelador del refrigerador y/o sometida a temperaturas inferiores a 0ºC, al cabo de poco tiempo, se endurece, transformándose en hielo?

El agua en estado líquido, al perder energía calórica (enfriarse) se solidifica, o sea, pasa al estado sólido, revirtiendo el proceso anteriormente explicado.

Para que entriendas mejor los dos fenómenos descritos observa la lámina uno.

¿Por qué motivo, después de una lluvia, el suelo mojado se seca?

Ello ocurre porque el agua (del suelo) capta energía calórica del medio y pasa del estado líquido al estado gaseoso o de vapor, produciéndose una evaporación. Posteriormente la condensación del vapor de agua en la atmósfera, en condiciones propicias de presión y temperatura, provoca la lluvia.

Los cambios descritos podemos representarlos a través del esquema de la lámina dos.

¿Qué diferencias existen entre la evaporación y la ebullición?

Ambos cambios implican el paso del estado líquido al gaseoso, por absorción de energía calórica. Sin embargo, en el primer caso, el proceso es relativamente lento, porque ocurre a la temperatura ambiente y en la superficie del líquido. En el segundo caso, al suministrarse energía calórica adicional (calentamiento), el proceso es más rápido porque ocurre en toda "la masa del líquido" (las burbujas ascienden desde el fondo hasta la superficie del líquido); cuando se observa este cambio se dice que "el líquido está ebullendo o hirviendo".