Verano, época de incendios forestales

Durante el verano, los incendios forestales se hacen muy frecuentes. Por eso hay que respetar los bosques y seguir atentamente los consejos de las autoridades para salvar nuestro patrimonio natural.

  • Primer Ciclo
  • Autor: Katerinne Pavez
  • Última actualización: 03/01/2012
  • Imprimir

Verano, época de incendios forestales

Seguramente habrás visto en la televisión y en los diarios que durante el verano, en que las temperaturas son más altas, se producen muchos incendios que arrasan con la flora y fauna de nuestros bosques. Este hecho es muy triste, porque cada árbol ha demorado muchos años en crecer y desarrollarse, por lo tanto es muy difícil volver a recuperarlo tal cual como estaba antes de los incendios.

Los incendios

Si te preguntas qué es un incendio forestal, te contamos que son llamaradas de fuego que queman grandes zonas cubiertas con árboles, matorrales y pastos, las cuales avanzan descontroladas quemando hasta el suelo.

En nuestro país la principal causa de destrucción de los bosques son los incendios forestales. Y a pesar de todas las campañas que se realizan año a año para evitarlos, es imposible hacer entender a la sociedad que lo principal es respetar la naturaleza.

Las principales causas de los incendios forestales son:

- El descuido del hombre, quien no se detiene a apagar la fogata que ha hecho durante un campamento, o lanza colillas de cigarro encendidas.

- Las altas temperaturas que se producen durante el verano también son causa de incendios forestales, debido a que el calor es tan fuerte que hace que se quemen lugares con gran cantidad de arbustos. Pero la época más peligrosa es entre noviembre y abril, ya que durante este tiempo se dan tres condiciones que desatan el caos: escasez de precipitaciones y altas temperaturas, resecamiento de pastizales y una mayor presencia humana en los campos y bosques.

Las consecuencias

Los daños que causan estos incendios son irremediables, ejemplos de esto son la destrucción de la flora y fauna del lugar, el empobrecimiento de los suelos, la contaminación ambiental a causa del humo, el recalentamiento de la atmósfera, la destrucción de los ecosistemas, la pérdida de lugares valiosos, los daños económicos y sociales e incluso la pérdida de vidas humanas.

Según las estadísticas en los veranos se registran alrededor de cinco mil incendios entre la III y XII regiones, siendo Concepción y Valparaíso las más afectadas.

Para prevenir y detener a tiempo estos incendios existen entidades como la Conaf (Corporación Nacional Forestal), la que en conjunto con Carabineros y Bomberos de Chile realizan su mejor labor para salvar los bosques nativos.

Consejos

- Cuida y respeta los bosques y la naturaleza en general.

- Apaga las fogatas y colillas de cigarros.

- Conserva nuestros recursos como la energía y el agua, y tomar conciencia frente a la gravedad de la situación.

Cuéntales a tus amigos sobre los peligros que desatan los incendios forestales. En la medida que todos tomemos conciencia de ello, la situación será más controlada.