Balonmano o handball

Al igual que en el fútbol, en el handball se enfrentan dos equipos, cada uno con su arquero, los cuales buscan convertir goles al equipo contrario. La diferencia está en que se juega con las manos y no con los pies.

 

  • Primer Ciclo
  • Última actualización: 01/08/2012
  • Imprimir

Historia y reglas del juego

Historia

Este juego, según expertos, se remonta a la antigüedad griega. Se cree que en esa época se jugaba un juego  que consistía en que una pelota del tamaño de una manzana no tocase el suelo. Así  fue descrito en el libro La Odisea de Homero. Este juego se conocía con el nombre de "Juego de Urania".

El juego balonmano, como hoy lo conocemos, tiene sus orígenes a finales del siglo XIX en Europa central. En 1892, el profesor de gimnasia Konrad Koch, inventó un juego de características similares al actual balonmano: el "Raffballspied" como forma de entrenamiento para los gimnastas. Pero es Max Heiser considerado como el padre del balonmano moderno. Uruguay también se disputa el origen de este juego.

El handball forma parte de los Juegos Olímpicos desde 1972 en categoría masculina y desde 1976 en la femenina.

El campo de juego

El terreno de juego es un rectángulo de 40 metros de largo y 20 metros de ancho, que está formado por dos áreas, una donde están los arqueros y otra donde juegan los equipos. Es decir, un área de portería y un área de juego.

Las líneas exteriores más largas se llaman líneas de banda y las más cortas líneas de portería, las cuales se encuentran entre los postes de la portería, y también líneas exteriores de portería, que están a cada lado de la portería.

Obviamente, las características del terreno de juego no pueden ser modificadas en beneficio de un solo equipo en ningún aspecto. Las zonas deben ser iguales para ambos equipos.

Debería rodear el terreno de juego una zona de seguridad de 1 metro de ancho por el exterior de las líneas de banda y de 2 metros detrás de las líneas de portería.

Reglas

Se puede avanzar con el balón en las manos hasta un máximo de tres pasos. A partir de ese momento el jugador dispone de 3 segundos para lanzar, pasar el balón o botar. Si se bota el balón, esto debe hacerse sólo con una mano por cada bote. Se puede continuar en movimiento hasta que se deje de botar. A partir de ese momento se pueden dar otros tres pasos y obligatoriamente hay que lanzar o pasar antes de tres segundos, ya que no está permitido a un jugador botar de nuevo el balón sin que éste toque a otro jugador o la portería.

El área del arco o portería no puede ser invadida por ningún jugador excepto por el arquero que defiende el espacio.

Un jugador no puede sobrepasar la línea de lanzamiento al ejecutar un penal y por lo menos, una parte de uno de sus pies debe estar en continuo contacto con el suelo hasta después del lanzamiento. Es decir, no puedo lanzar un penal haciendo un salto. En la ejecución del penal, todos los jugadores, excepto lanzador y arquero, deberán permanecer por detrás de la línea de 9 metros.

Cómo se juega

El objetivo del juego es conseguir meter más goles que el rival en la portería contraria. Para conseguir un gol, los jugadores deben lanzar el balón desde fuera del área de 6 metros o bien saltando, también desde fuera del área, por encima de ella y lanzando antes de caer. El balón debe sobrepasar totalmente la vertical de línea de gol para que el gol sea válido.
 
La pelota, en su categoría masculina de 58 centímetros de perímetro, puede ser jugada con cualquier parte del cuerpo desde los muslos hacia arriba, con la excepción del portero, que puede usar las piernas y los pies para defender su arco, siempre y cuando se encuentre dentro de su propia área. Fuera del área, el arquero es un jugador más, sujeto a las reglas del juego.

La duración del partido es de una hora cronológica, es decir, 60 minutos, los cuales son divididos en 2 periodos de 30 minutos cada uno. El resultado puede ser de victoria para uno de los equipos, o empate. En algunos tipos de torneo cuando se produce un empate se va a la prórroga o tanda de penales.

Un equipo puede cambiar libremente a sus jugadores en todo momento, sin un límite, con la única condición de que siempre haya sólo siete jugadores en el campo, incluyendo al portero. Es decir, para que un jugador ingrese en el terreno de juego, es necesario que primero salga otro y que ese cambio se realice por la zona reglamentaria. De no hacerse se esa manera, se sanciona como falta y se excluye al jugador que ha entrado antes de tiempo, o en un lugar indebido, por 2 minutos.

Sanciones

El balonmano es un deporte de contacto, pero limpio. Está permitido el contacto de cara, es decir, pecho con pecho, usando las manos sin agarrar al oponente, a fin de obstruir el ataque del equipo rival, pero nunca está permitido los empujones, sean del tipo que sean. Estas faltas se sancionan con tarjeta amarilla, excepto aquellas que son una clara ocasión de gol, que son sancionadas con lanzamiento de 7 metros. Las acciones más duras, agarrones por detrás, agresiones, entre otros, pueden ser sancionadas primero con una amonestación (tarjeta amarilla), pero el equipo sólo puede tener 3 tarjetas amarillas, la siguiente falta que el árbitro crea que merece sanción, será de 2 minutos, no pudiendo sacarse ya más tarjetas amarillas. Esta sanción quiere decir que el equipo debe jugar durante 2 minutos con un hombre menos en la cancha. Un jugador que acumula tres exclusiones recibe la tarjeta roja, lo que implica la descalificación y no puede volver al juego. En su lugar, a los 2 minutos podrá entrar un compañero. La tarjeta roja también puede ser directa, en casos de agresiones que pongan en peligro al jugador contrario, expulsando inmediatamente al jugador que ocasionó el daño.