Calentamiento físico y trote

El calentamiento es la parte inicial de cualquier sesión de entrenamiento e incluso de una competición, prepara al organismo para posteriores esfuerzos más exigentes, favoreciendo el rendimiento y evitando posibles lesiones.

  • Primer Ciclo
  • Última actualización: 19/03/2010
  • Imprimir

El inicio del entrenamiento

 

El calentamiento consiste en la preparación física y psicológica del individuo, para una actividad posterior de índole físico-deportiva, pretende aumentar la frecuencia cardiaca, preparar el sistema nervioso central para la actividad, evitar lesiones, disminuir la viscosidad sanguínea y en definitiva poner al cuerpo en disposición de realizar actividad física en las mejores condiciones posibles.

El calentamiento debe durar el tiempo necesario, evidentemente, a mayor esfuerzo a realizar, más tiempo debemos dedicar al calentamiento, también necesitan más tiempo los lesionados y los que hace mucho tiempo que no realizan actividades físicas.

Existen calentamientos globales, para actividades de tipo general y calentamientos específicos, donde además del general, habrá que hacer mas hincapié en zonas concretas que soportaran mayor carga física en la actividad a realizar. No se debe confundir con los estiramientos, que son ejercicios destinados a que el cuerpo vuelva a la calma y que se realizan al final de una sesión de entrenamiento, tienen mas relación con la flexibilidad.

¿Para qué calentar?

- Evita lesiones del aparato locomotor como esguinces, rotura de fibras, contracturas, ya que favorece el aumento de temperatura muscular e incluso corporal, esto trae consigo que la elasticidad muscular mejore, así como una disminución de la viscosidad. También se evita estas lesiones gracias a una mejora de la coordinación, el ritmo y la atención.

- Evita lesiones en el aparato cardiorrespiratorio al aumentar ligeramente la frecuencia cardiaca, respiratoria y la circulación sanguínea, con lo que el organismo se prepara para un posterior esfuerzo mucho mayor.

- Mejora el rendimiento en cuanto a las prestaciones de fuerza, resistencia, velocidad, flexibilidad, agilidad, etc se ven mejoradas después de un buen calentamiento.

- Mejora la motivación y concentración, las primeras sensaciones físicas, psicológicas y ambientales son muy importantes. Se comienza a conocer la instalación deportiva, adaptarse al ambiente que nos rodea, etc.

El trote

A parte de exigir casi el 70% de la musculatura del cuerpo, trotar mejora la condición física, fortalece las articulaciones y el sistema inmunológico, y además del factor de diversión tiene muchas otras ventajas.

Incluso para gente que hasta ahora no corría, debiera ser posible comenzar con un entrenamiento semanal de 30 minutos, 2 veces a la semana y dentro de 3 semanas aumentar a 60 minutos.

Especialmente para corredores sin ejercicio, el trotar esconde un riesgo de sobrecarga en la zona de las articulaciones de las rodillas. Si en principio se tiene problemas con esto, se debiera buscar otra  alternativa, por ejemplo, la bicicleta o la caminata.

Diferentes estudios han arrojado que el trotar en sí es una forma de precalentar. Sin embargo personas mayores precisamente deben prepararse adicionalmente antes de trotar a través de elongación y gimnasia. Si se desea se puede hacer algunos ejercicios de elongación después de trotar algunos minutos lentamente. Muchos corredores hacen elongaciones sólo después de trotar. En todo caso es conveniente hacer algunas flexiones de rodilla y activar las articulaciones de los pies a través de movimientos giratorios.