Destornillador

También llamado desarmador, atornillador y desatornillador, el destornillador es una herramienta que se utiliza para apretar y aflojar tornillos que requieren poca fuerza de apriete y que generalmente son de diámetro pequeño.

  • Primer Ciclo
  • Última actualización: 10/05/2010
  • Imprimir

Usos del destornillador

Existen varios tipos diferentes de cabeza de tornillos, de cabeza redonda con una ranura, de cabeza avellanada con una ranura plana, de cabeza con ranura en estrella Philips, de cabeza con ranura en estrella Pozidriv, de cabeza con ranura Torx. Para ajustar estos tipos de tornillos se utiliza un destornillador diferente, según se corresponda con la forma que tenga la ranura de apriete.
Cuando se utiliza un destornillador para uso profesional, existen dispositivos eléctricos o neumáticos que permiten un apriete rápido de los tornillos. Estos dispositivos tienen cabezales o cañas intercambiables, con los que se puede apretar cualquier tipo de cabeza que se presente.

En general, donde más se aplica el uso de destornilladores es en el uso doméstico y en trabajos con madera o materiales blandos, así como atornillado de chapas metálicas.

Componentes del destornillador

Un destornillador consta normalmente de tres partes bien diferenciadas:

Mango: elemento por donde se sujeta, suele ser de un material aislante y con forma ergonómica para facilitar su uso y aumentar la comodidad.

Vástago o caña: barra de metal que une el mango y hace parte de la cabeza. Su diámetro y longitud varía en función del tipo de destornillador.

Cabeza: parte que se introduce en el tornillo. Dependiendo del tipo de tornillo se usará un tipo diferente de cabeza.

Clasificación 

Existen varios tipos de destornilladores. Principalmente se clasifican por su tipo de cabeza. También pueden clasificarse por su función o por la actividad en que se utilizan.

Para la gran carga de trabajo que significa atornillar o desatornillar miles de tornillos, es recomendable el uso de un destornillador eléctrico. Éstos están  provisto de un motor, incorporado habitualmente en el mismo mango del destornillador, con un control de giro de apriete o aflojado. La punta del destornillador suele ser intercambiable y llevar accesorios para emplear con tuercas. Estos tipos de destornilladores previenen lesiones en la muñeca y disminuyen considerablemente el tiempo de trabajo.

En cuanto a las cabezas del destornillador, las más comunes son de estrella o también llamados Phillips y los planos o Parker, llamados así por su inventor.

En cuanto a su función existen los destornilladores de precisión dinamométrica, los cuales son menores a 10 centímetros de largo y tienen en el extremo contrario a la cabeza un plano giratorio para de esta forma dar precisión al eje de giro de la herramienta, éstos son empleados en actividades tales como la relojería u otras que requieren trabajar con tornillos pequeños, o que requieran un par controlado.

Hay también un destornillador muy común que se llama buscapolos y es muy utilizado por los electricistas para localizar la polaridad en un circuito eléctrico.