Reciclaje

Se podría definir como la obtención de materias primas a partir de desechos, introduciéndolos de nuevo en el ciclo de vida.

 

  • Primer Ciclo
  • Última actualización: 18/06/2010
  • Imprimir

Índice de Temas:

  1. Envases y medio ambiente
  2. La regla de las tres "R"

Envases y medio ambiente

Existen distintos tipos de envases, hay de vidrio, de plástico y de cartón. Algunas veces estos envases traen un dibujo que nos informa si estos son o no reciclables, en caso de qué sí lo sean, sería muy bueno que tú los separes en bolsas distintas, ya que así ayudamos a cuidar nuestro medio ambiente. Los papeles, el cartón y el vidrio son los desechos que se reciclan más fácilmente. Existen personas que se encargan de recolectarlos, como los cartoneros, que luego los entregan a las fábricas para que los vuelvan a utilizar.

El reciclaje existe para evitar la destrucción del nuestro medio ambiente. Separar tus desechos  ayuda a disminuir la cantidad de basura que depositamos en el planeta y así podemos volver a utilizar las materias primas.

Por ejemplo, para fabricar una tonelada de papel es necesario utilizar entre 10 y 15 árboles completos, se usan 7800 kilovatios/ hora de energía eléctrica y una gran cantidad de agua en ese proceso. Al reciclar el papel, se ayuda a reducir el corte de los árboles, se ahorra energía eléctrica y agua. Además, estas protegiendo a animales como los insectos y los pájaros, que dependen mucho de los árboles para vivir.
 
En el caso del vidrio, este es un producto reciclable ya que está hecho de arena, carbonato de cal y carbonato de sodio, materiales reutilizables, pero que en su fabricación requiere mucha energía. Para fundir vidrio desechado se requiere una temperatura mucho menor que para fabricarlo con materia prima virgen.
 
Por su parte, el aluminio también se puede reutilizar. La extracción de este material se encuentra en un mineral llamado Bauxita. Para extraerlo y procesarlo se requiere una importante cantidad de energía eléctrica. Mientras que si se obtiene aluminio de un proceso de reciclado, se ahorra casi un 95% de la energía.

¿Qué podemos hacer en nosotros?

Podemos seguir la regla de las cuatro erres: reducir, reutilizar, reciclar y recuperar.

Reducir la cantidad de basura, reutilizar envases y bolsas, reciclar materiales como el plástico, y recuperar materiales para volver a utilizarlos.

Podemos elegir con cuidado los productos que se compran para nuestra casa, considerando las posibilidades de reutilización de los envases, evitando comprar productos con demasiado envoltorio.

Siempre que sea posible, debemos reciclar las bolsas de supermercado para envolver la basura o para llevarlas cuando salgas a comprar. También se puede llevar las compras en un carrito y así evitar del todo las bolsas plásticas.

Otro aporte que podemos hacer es reciclar los papeles que utilizamos en casa, reutilizando ambas caras o también usar más la pizarra que el papel.

Finalmente también puedes cambiar las ampolletas comunes de tu casa por las de bajo consumo.

¿Cómo reciclar?

Si ya te decidiste ayudar al medio ambiente y quieres reciclar la basura de tu casa, lo primero que debes hacer es seleccionar la basura y separarla. Los residuos pueden ser divididos en 5 grupos: el de papel, vidrio, plástico, restos de comida, y otros más orientados al aceite, juguetes, pilas, etc. Existen cinco tipos de contenedores donde debemos verter la basura:

- azul: destinado para el papel y cartón.

- verde: destinado para el vidrio y el cristal.

- amarillo: para los envases de plástico y tetra, aparte del metal.

- gris: para los restos de comida, es decir, para la materia orgánica y también para otro tipo de restos como las plantas, los tapones de corcho, las telas, la tierra, cenizas, colillas, etc.

- complementarios: para tirar restos de aceite, juguetes rotos, y pilas.

En tu comuna probablemente hay un lugar que se llama “punto limpio”, en los cuales reciben tu basura ya separada. Si tu comuna no cuenta con estos puntos, hay empresas especializadas en la recolección y reciclaje de ciertos productos.

¿Sabías que?

El reciclaje consiste en someter la basura a un tratamiento por el que pueden volver a ser utilizados. Algunos materiales que se pueden reciclar son: papel, cartón, plásticos, vidrios y las pilas.

Tu puedes ayudar en el proceso de reciclaje pidiéndole a tus papás que separen los vidrios de los plásticos, para dejarlos en los distintos contenedores existentes en los supermercados. Con las ruedas viejas de los autos pueden pedirle a tus papás o hermanos mayores que te hagan un columpio.

Una sola pila de mercurio puede contaminar 600.000 litros de agua y una alcalina 167.000 litros. Por eso nunca debes tirarla en el basurero y siempre dejarlas en contenedores específicos para su recolección.

¿Sabías que?

Reciclar papel

La importancia ambiental de todo el proceso de reciclaje es muy evidente, ya que los papeles y cartones usados se aprovechan como materia prima en la industria papelera. De no ser así, se convertirían en desperdicios urbanos, lo que obligaría a construir nuevos vertederos sanitarios en las ciudades.

Por otra parte, el aprovechamiento de los papeles y cartones usados para fabricar nuevos productos permite un considerable ahorro de materia prima, aspecto que favorece los sistemas de fabricación de productos de papel con fibra reciclada.

Material de apoyo