¿Cómo realizar y redactar una entrevista periodística?

La entrevista puede comenzar con un párrafo que incluya los datos personales del entrevistado, el lugar donde se realiza la entrevista, etc.

  • Primer Ciclo
  • Autor: Katerinne Pavez
  • Última actualización: 09/03/2012
  • Imprimir

¿Cómo realizar y redactar una entrevista periodística?

Con la entrevista conocemos mejor a un personaje, lo que representa o quiere transmitirnos. Además, con la entrevista le permitimos expresarse con más amplitud que en una información.

Es fundamental que tengamos un conocimiento previo del personaje y que sepamos qué preguntarle.

Podemos adoptar la fórmula de pregunta-respuesta o el relato del entrevistador, introduciendo frases "entrecomilladas" del personaje entrevistado.

La entrevista puede comenzar con un párrafo que incluya los datos personales del entrevistado, el lugar donde se realiza la entrevista, etc.

Debemos evitar aquellas preguntas que tengan como respuesta SI/NO, si lo que pretendemos es obtener una información amplia. En toda entrevista debemos mostrarnos respetuosos con el personaje entrevistado, aunque sea gran amigo nuestro.

Para obtener una buena entrevista, el periodista necesita en primer lugar una buena documentación sobre el personaje. Necesita conocer aquellos pasajes más interesantes de su vida y de su obra para poder realizar preguntas profundas e interesantes. El periodista puede llevar un guión con las preguntas que previamente ha pensado y formularlas a lo largo de la conversación, pero no debe olvidar que en el transcurso de la misma, y ligadas a las respuestas, pueden aparecer nuevos temas interesantes sobre los que es conveniente improvisar. Es fundamental prestar atención a la respuesta que nos ofrece el entrevistado, un error muy común es que el periodista enuncie su pregunta y mientras le contestan tan sólo se preocupa de pensar cuál será la siguiente pregunta que va a formular.

Si realizas alguna entrevista, puedes tomar notas y, si te lo permite el entrevistado, grabar la conversación. Todo ello te resultará muy útil a la hora de redactar la entrevista, pero no olvides que no debes distraer nunca al entrevistado con la manipulación de la grabadora, el cambio de cinta, etc. Tampoco debes fijar tu mirada en la libreta de las notas. No te olvides que estás conversando con ese personaje y que es a él a quien debes mirar, manifestándole tu atención.

Para la redacción de la entrevista no es obligatorio ceñirse al orden estrictamente cronológico en que se han ofrecido las respuestas. Podemos romper ese orden, buscando agrupar las respuestas por temas, momentos de la biografía del personaje, etc. Pero sí tienes la obligación ética y profesional de ser fiel y veraz con las palabras del entrevistado.

Hay otros tipos de entrevistas como las realizadas a modo de test o cuestionario fijo, entrevistas de declaraciones, etc.

Consejos útiles

Para realizar una entrevista escrita hay una serie de recomendaciones útiles que te presentamos a continuación:

- Título: Puede ser una frase que aluda a las características, habilidades o actividades del entrevistado:

Mario López
Un actor de batalla

Juan Pérez
Las confesiones de un tímido

También puede centrarse en una frase dicha por el entrevistado, y que resuma aquello de lo que trata la entrevista o que invite a leerla. En este caso, el título debe ir entre comillas:

Mariana González
"Lo que escribo lo guardo en los cajones"

Jorge Vargas
"No soy un aculturado"

Como se ve en los ejemplos anteriores, en todas las entrevistas, el título debe ir precedido por el nombre del entrevistado.

- Entrada: Toda entrevista debe llevar un lead (o entrada), de modo de que se entregue una breve introducción del personaje, antes de empezar con la estructura pregunta-respuesta. El lead puede ser una descripción de la situación en la que se produjo la entrevista:

"Juan llega a la entrevista con media hora de retraso. Sin embargo, para él parece ser demasiado temprano aún. "Si quieres, podemos tomarnos un café antes de empezar", dice. Es como si para él el tiempo no existiera";

o bien una descripción de la biografía del personaje:

"Cuando Juan llegó a Chile, no reconoció ni las calles ni los edificios. Con un pequeño mapa en las manos, recorrió la ciudad como si fuera un turista. Después de una semana de dar vueltas por ahí, por fin logró dar con la casa de un amigo. "Me demoré un poco en encontrarte", le dijo";

o una introducción de aquello que lo distingue entre los demás:

"Aunque nadie hubiera dado un centavo por él, Juan es hoy por hoy el escritor de habla hispana más traducido. Sus libros circulan en Japón, lo mismo que en Rusia o en Sudáfrica y, desde hace unos cinco años, son materia de tesis en las principales universidades norteamericanas".

- Pregunta-respuesta: Después del lead, por fin se puede entrar de lleno en la estructura pregunta-respuesta. En este punto hay que tener presente que es necesario que el texto sea lo más claro posible.

En algunos casos, preferentemente cuando se produce un cambio de tema en la entrevista, se pueden usar subtítulos, aplicando el mismo criterio que en el caso de los títulos, pero intentando que sean frases más breves. También es opcional, y se usa sobre todo cuando son entrevistas muy largas, usar pequeños leads después de cada subtítulo.

Las respuestas se pueden cortar, siempre y cuando se saquen solamente las ideas repetidas o los comentarios poco importantes.

- El término de la entrevista: Las formas de finalizar una entrevista son básicamente dos: dejar que el entrevistado diga la última palabra, y para ello terminar con una respuesta, en lo posible una en que el entrevistado haga una afirmación contundente, concluyente o provocadora:

"Es un poco patético lo que hagan los hombres cincuentones. Uno cree que por el hecho de madurar la gente se pone más sabia. Craso error. La gente se pone más tonta";

o bien, se termina con un párrafo propio que resuma o anuncie algo respecto al tema tratado con el entrevistado:

"Todavía es muy pronto para saber si Juan podrá ser un futbolista profesional, como él quiere. Pero no cabe duda de que desea serlo con todas sus ganas. Para eso entrena día a día, quitándole tiempo al descanso. De su esfuerzo, piensa él, depende su futuro";

o con una descripción de la situación en que finaliza la entrevista:

"Al finalizar la entrevista, Juan mira su reloj. En media hora más debe estar en el estadio. Y aunque hoy ha sido un día duro en el colegio, toma el bolso y con la mejor de sus caras se despide para ir a entrenar".