Historia del árbol de Navidad

En la mayoría de los países del mundo se prepara un árbol para presidir las fiestas de Navidad. Sin embargo, este árbol tiene características diversas de acuerdo a los países en los que se viva.

  • Primer Ciclo
  • Autor: Katerinne Pavez
  • Última actualización: 12/12/2011
  • Imprimir

Historia del árbol de Navidad

¿Árbol de Pascua o de Navidad? Se le llama de cualquiera de las dos formas, pues de acuerdo al lenguaje cristiano, se llama Pascua al período que transcurre entre la Navidad (25 de diciembre) y el Día de de los reyes Magos (6 de enero).

En la mayoría de los países del mundo se prepara un árbol para presidir las fiestas de Navidad. Sin embargo, este árbol tiene características diversas de acuerdo a los países en los que se viva. En general se utiliza el pino para colgar los adornos, pero como existen muchas variedades de pino tampoco ésta es una característica que uniforme a los árboles navideños de todo el mundo.

En lo que hay pleno acuerdo es en el origen europeo de la tradición y, en este punto, cabe explicar que mientras la Navidad se celebra en invierno en todos aquellos países del hemisferio norte, en los del hemisferio sur, como Chile, la Navidad se celebra en pleno verano. Los árboles de Europa y Estados Unidos se ven, por esto, cubiertos de nieve, realidad que muchos tratan de reproducir en el sur, poniéndole algodón, lana de vidrio o espuma de plástico a sus acalorados pinos. ¿Crees tú que es necesario hacer esto?

Hay dos historias que hablan del origen del árbol de Navidad. Una de ellas sitúa el comienzo de la tradición en la región francesa de Alsacia, donde hace cuatro siglos vivía un sacerdote muy caritativo que, cada noche de Navidad, repartía entre los menesterosos de su pueblo, alimentos, ropa y dinero que recolectaba en los meses anteriores. Un día, mientras preparaba los paquetes para cada persona, el sacerdote admiró la hermosa noche y tuvo la idea de colgar los regalos en abeto próximo a la iglesia. Los pobres podrían así disfrutar además del cielo estrellado de diciembre mientras se reunían bajo el árbol para cantar los cánticos sagrados. Tan agradable resultó la reunión que desde entonces el árbol fue el centro de la fiesta navideña.

Otro cuento lleva la tradición a Inglaterra y la sitúa en el siglo XVIII bajo el reinado de Jorge III. La esposa del rey, la reina Carlota, se caracterizaba por su bondad con los súbditos y el año 1765 decidió instalar, en uno de los salones más grandes de palacio, un "Christmas Tree" (árbol de Pascua en inglés) adornado con guirnaldas, luces, juguetes y toda clase de regalos.