Los changos

Desde la desembocadura del río Loa y hasta Coquimbo, se situó un grupo de pescadores conocido como changos.

  • Primer Ciclo
  • Última actualización: 15/06/2010
  • Imprimir

Los changos, un pueblo pescador

Los changos se caracterizaron por la fabricación de balsas de cuero de lobo marino. (Imagen: Memoria Chilena, Biblioteca Nacional)

Los changos se caracterizaron por la fabricación de balsas de cuero de lobo marino. (Imagen: Memoria Chilena, Biblioteca Nacional)

Este pueblo se caracterizó por la fabricación de balsas de cuero de lobo que utilizaban para uso propio y para intercambiarla por otros productos. Esta embarcación se construía de cuero de lobo marino, cuya piel era ablandada en agua dulce; luego se cosía y se recubría con aceite del mismo animal, dejando una pequeña abertura para introducir una caña que permitía inflarla. Sobre los flotadores se incorporaba una plataforma de madera que podía transportar de uno a cuatro navegantes. El desplazamiento se lograba mediante el uso de un remo de doble pala. Para pescar los changos usaban un arpón de hueso a cuyo extremo amarraban un cordel de cuero. Además, hicieron uso de redes que ellos mismos tejían con fibras vegetales o intestinos de animales marinos.

Respecto de su organización, se puede decir que los changos se agrupaban en familias pequeñas con asentamientos dispersos, que reconocían como su territorio un sector de la costa que contara con agua dulce para beber.

Su vivienda la construían con estacas de madera o costillas de ballena cubiertas con cuero de lobo y algas marinas. En el interior, las familias se acostaban sobre algas secas o cueros de camélidos.

Sus creencias religiosas fueron bastante escasas, pero se contaba entre ellas el culto a los muertos, pues los enterraban acompañados de herramientas y otros objetos.

Material de apoyo