El ciclo menstrual

El ciclo menstrual empieza a contarse desde el primer día de sangrado y termina un día antes del siguiente período de sangrado. En general dura 28 ó 29 días, aunque en algunas mujeres puede ser de 25 a 34 días. El sangrado dura entre 3 y 7 días.

  • Segundo Ciclo
  • Última actualización: 14/06/2010
  • Imprimir

Menstruación

Algunas mujeres presentan una serie de alternaciones previas y hasta el inicio de la menstruación. A esto se le llama Síndrome Pre- Menstrual. Sus principales síntomas son: ansiedad, depresión, dolor, retención de agua e hipoglicemia.

Algunas mujeres presentan una serie de alternaciones previas y hasta el inicio de la menstruación. A esto se le llama Síndrome Pre- Menstrual. Sus principales síntomas son: ansiedad, depresión, dolor, retención de agua e hipoglicemia.

Mediante un proceso regulado por hormonas, cada mes y de manera alternada, uno de los dos ovarios libera un óvulo.

Esperando que se produzca la unión de ese óvulo con un espermatozoide, el útero se prepara para recibir y proteger al cigoto, para lo cual desarrolla en su interior, el endometrio, una capa mucosa sobre la que se desarrollará el embrión.

Si la fecundación no ocurre, el endometrio se desprende y sale en forma de sangrado por la vagina junto al óvulo, produciéndose la menstruación. En algunos casos, se producen ligeros dolores e hinchazón.

El ciclo menstrual empieza a contarse desde el primer día de sangrado y termina un día antes del siguiente período de sangrado. En general dura 28 ó 29 días, aunque en algunas mujeres puede ser de 25 a 34 días. El sangrado dura entre 3 y 7 días.

Durante los dos primeros años la menstruación se presenta irregularmente; después los ciclos se vuelven más regulares.

Cada mujer tiene un funcionamiento único e independiente. Muchas veces las emociones fuertes y el estrés pueden alterar los ciclos menstruales.

Es importante recordar que durante la menstruación las mujeres pueden realizar sus actividades cotidianas. Una ducha, un juego o la práctica de algún deporte no producen ningún daño.

¿Cómo surge una nueva vida?

Aunque el ciclo menstrual dura aproximadamente 28 días, sólo durante uno el óvulo está dispuesto para ser fecundado.

En el ciclo regular de 28 días, la ovulación se produce alrededor del día 14. Por el contrario, si el ciclo es irregular, el día exacto de ovulación es muy difícil de determinar.

Hay que tener claro que los espermatozoides masculinos pueden mantenerse con vida en el cuerpo de la mujer entre 24 y 48 horas. Con una sola eyaculación, el hombre puede depositar hasta 500 millones de espermatozoides junto al cuello uterino. Los espermatozoides deben realizar un viaje espectacular, que cubre una distancia miles de veces mayor que su propia longitud. Después de atravesar el útero, deben subir por las trompas de Falopio hasta encontrar el óvulo.

No más de 100 mil logran llegar a la trompa que contiene el óvulo, sólo 100 lo alcanzan y sólo uno lo fecunda. El viaje del espermatozoide vencedor termina con la eliminación del acrosoma -parte delantera de la cabeza-, que contiene una enzima que disuelve la capa exterior del óvulo, permitiéndole su penetración. Sin embargo, son muchos los espermatozoides que ayudan a disolver esta capa externa en su lucha por llegar al óvulo. Por lo tanto, se necesita más de un espermatozoide, aunque sea sólo uno el fecundador.

Al entrar en el óvulo, el espermatozoide pierde la cola. Ambos núcleos se funden, produciéndose la fecundación que da origen al cigoto. Este comienza a desplazarse por la trompa de Falopio. La división celular empieza casi de inmediato, mientras las fibras de ADN se reproducen a sí mismas. El óvulo fecundado se divide en dos nuevas células, luego en cuatro, en ocho, etc. Al cuarto día el cigoto, que ya tiene 16 células, entra en el útero. A medida que sigue su desarrollo normal, se forma una cavidad llena de líquido amniótico, que recibe el nombre de blastocito. En su interior se desarrollará el feto.

Ovogénesis

Es el proceso de formación y diferenciación de las células sexuales femeninas u óvulos que se produce en la etapa gestacional de una niña. En él se producen dos importantes cambios. Los óvulos se dividen por mitosis y riginan las ovogonias, y, en una segunda instancia, las células sexuales crecen y se transforman en ovocitos de primer grado. Estas células no califican para ser fecundadas y se alojan en los ovarios, esperando que llegue la pubertad.