Los huesos del esqueleto

Una de las funciones de los huesos es proteger a los órganos de nuestro cuerpo.

  • Segundo Ciclo
  • Última actualización: 09/10/2012
  • Imprimir

Índice de Temas:

  1. Características y funciones
  2. Huesos del esqueleto axial
  3. Huesos del esqueleto apendicular
  4. ¿Cuántos son los huesos?

Huesos del esqueleto apendicular

Extremidades superiores

Estas extremidades son dos y cada una posee un total de 64 huesos distribuido en cinco segmentos desde su raíz hasta el extremo: hombro, brazo, antebrazo, muñeca y mano.

El hombro o cintura escapular tiene dos huesos. Un hueso largo par llamado clavícula (viene del latín y significa pequeña llave, por su similitud con una nota musical), que está situado transversalmente entre el esternón y el omóplato o escápula. Este último es el otro hueso del hombro y se encuentra en la parte posterior del tórax.

El brazo posee sólo un hueso largo y ese es el húmero. En la parte de arriba se articula con el hombro y en la parte inferior se une con el antebrazo, para crear la articulación del codo.

El antebrazo lo forman el cúbito o ulna y el radio, dos huesos largos que están ubicados en forma paralela.En la muñeca comienza la flexibilidad de las manos, donde ocho huesos del carpo se disponen en filas de a cuatro.

A ella le siguen cinco huesos metacarpianos que se distribuyen en abanico a lo largo de la mano.

Finalmente, están los 14 huesos llamados falanges, tres en cada uno de los dedos y dos en el pulgar.

Extremidades inferiores

Estas extremidades son dos y cada una posee 62 huesos repartidos entre el cinturón pélvico (pelvis), fémur o hueso del muslo, huesos de la pierna y del pie.

La pelvis está constituida por los huesos coxales (ilión, isquión y pubis), el sacro y el cóccix. El muslo o fémur es el hueso más largo y resistente del cuerpo humano. Los huesos de la pierna se extienden desde la rodilla hasta el tobillo y son la tibia y el peroné o fíbula. El primero es el hueso más voluminoso de la pierna y se articula por arriba con el fémur y el peroné, y en la parte inferior, con el hueso astrágalo del tarso y con el peroné. El peroné o fíbula (viene del latín y significa alfiler), es un hueso que se encuentra atrás de la tibia y ayuda a transmitir el peso.

Huesos del pie

El pie lo forman tres tipos de huesos: tarsos, metatarsos y falanges.
El tarso es un conjunto de huesos que conectan la pierna al metatarso y lo componen el astrágalo o talo (en el tobillo), el calcáneo, el hueso más grande del pie y que forma el talón. Delante de este se presentan cinco huesos: el cuboides, el escafoides y los tres cuneiformes o cuñas. Los metatarsianos o huesos del metatarso son cinco huesos en cada pie y están desde el tarso hasta los ortejos o dedos del pie. Finalmente, encontramos las falanges que forman los ortejos, que son 14 huesos largos en cada pie y se distribuyen en grupos de tres en cada dedo, a excepción del ortejo mayor o hallux, donde sólo hay dos falanges.

Diferencias sexuales

La pelvis, que es la unión de los dos huesos coxales, el sacro y el cóccix, tiene un aspecto similar en ambos sexos, pero la estructura es distinta. La masculina es más pesada y más alta. El estrecho pélvico inferior, es decir, el arco púbico, es angosto. En cambio, la pelvis femenina es más liviana en su armazón ósea y más ancha en el arco púbico, para permitir el embarazo y luego el parto.

Rótula

También conocido como patela, es un hueso plano y redondeado de la rodilla. Se encuentra incluido en el tendón terminal del músculo cuadríceps de la cara anterior del muslo y está situado específicamente por delante de la extremidad inferior del fémur.

Material de apoyo