La glándula tiroides

La función de esta glándula es controlar el metabolismo y, por lo mismo, es uno de los órganos más importantes del cuerpo.

  • Segundo Ciclo
  • Última actualización: 11/06/2010
  • Imprimir

Función de la glándula

Corte de tejido de la glándula paratiroides.

Corte de tejido de la glándula paratiroides.

Se encuentra alrededor de la tráquea, en la parte inferior de la zona frontal del cuello. Por lo general se compone de tres partes: un lóbulo a cada lado de la tráquea, y un istmo (puente estrecho) que sirve como unión de los lóbulos.

La función de esta glándula es controlar el metabolismo y, por lo mismo, es uno de los órganos más importantes del cuerpo. Produce dos hormonas, que son la triyodotironina (T3) y la tetrayodotironina (T4). Ambas tienen un activo rol en la regulación del metabolismo oxidativo, manteniéndolo en los niveles precisos para el buen funcionamiento orgánico.

Estas hormonas, en conjunto con la somatotropina, tienen una participación significativa en el control del crecimiento, maduración de los tejidos y en la mantención de la temperatura corporal.

Glándulas paratiroides

Detrás de la tiroides, y unidas a esta, se encuentran cuatro estructuras en forma de pera, llamadas glándulas paratiroides. Se hallan encajadas dentro de la sustancia tiroidea y en ellas se ubican dos tipos de células: las principales, que son más numerosas y productoras de las hormonas paratiroideas; y las oxifilas, de menor tamaño. Estas últimas son una clase de leucocitos.

La hormona paratiroidea o parathormona (PTH) tiene como principal función mantener la concentración adecuada de calcio, actuando sobre los órganos que intervienen en su metabolismo. En el hueso, moviliza este ion desde las sales cálcicas; en el intestino, aumenta su absorción; y en el riñón, acrecienta su reabsorción a través de los túbulos renales.

El aumento o la disminución en la secreción de la hormona paratiroidea está directamente relacionada con las fluctuaciones en la concentración del ion calcio en el plasma, de tal modo que si hay hipocalcemia (falta de calcio) se estimula su secreción, y si se presenta hipercalcemia (exceso de calcio), se inhibe.

Material de apoyo