Trastornos en el sistema nervioso central

El cerebro y la médula espinal son vulnerables a enfermedades y lesiones. Las más comunes son las cerebrovasculares y las neurológicas.

  • Segundo Ciclo
  • Última actualización: 11/06/2010
  • Imprimir

Enfermedades cerebrovasculares y afecciones neurológicas

Enfermedades cerebrovasculares

Abarca todos los problemas donde se ven afectados los vasos sanguíneos que irrigan al cerebro. La apoplejía es el trastorno más grave, ya que casi el 30% de las personas muere por esta enfermedad. 

Existen varias causas que provocan una apoplejía:

- La interrupción del suministro de sangre al cerebro: esto provoca que las neuronas no reciban el oxígeno y los nutrientes que necesitan. Al no ocurrir esto, las neuronas se dañan y son incapaces de comunicarse con las partes del cuerpo a las que benefician, produciendo la pérdida de funciones temporal o permanente. Esta causa es más recurrente en adultos mayores.

- La extravasación: esto es, la salida de la sangre de su conducto normal (vasos sanguíneos) en la superficie del cerebro o en la parte más profunda de su tejido. Esta salida perturba el funcionamiento normal del cerebro, ya que comprime e inflama el tejido. Es más frecuente en la gente joven.

- Formación de un coágulo sanguíneo o trombo: esto parte por la acumulación de depósitos grasos dentro de las paredes arteriales, comprimiendo el vaso sanguíneo y estimulando la formación de un coágulo o trombo. A esto se le denomina
trombosis. En el caso de que un coágulo bloquee una arteria del cerebro se produce un ataque de apoplejía.

- Por émbolo: en este caso, el bloqueo de una arteria cerebral, que tiene como resultado una apoplejía, puede ser causado por un fragmento de material (émbolo) que se ha desplazado por la corriente sanguínea, instalándose en un vaso. El émbolo puede ser parte de un coágulo de las arterias arterioscleróticas del cuello o del corazón. El bloqueo de los vasos diminutos (que son los que llegan a los lugares más profundos del cerebro) es otra alteración de los vasos sanguíneos, pudiendo conducir a bloqueos localizados conocidos como ataques lagunares, que tienen como resultado algún tipo de demencia. Estos bloqueos pueden ser provocados por la presión sanguínea alta o la diabetes. Otra perturbación, común y conocida, es la migraña (ver recuadro) que no provoca pérdida de las funciones cerebrales.

Afecciones neuronales

Cuando en el cerebro y la médula espinal se produce por alguna razón un cambio estructural, bioquímico o eléctrico, aparecen trastornos que provocan pérdida de sensación, debilidad y descoordinación. Algunas enfermedades neuronales son:

- La esclerosis múltiple (EM): es uno de los trastornos más comunes del sistema nervioso central, que implica episodios repetitivos de inflamación del tejido nervioso cerebral y espinal. Se desconoce la causa exacta, pero se cree que deriva de un daño a la vaina de mielina (sustancia protectora que rodea a las neuronas). Es una enfermedad progresiva, lo que significa que la lesión se va agravando con el paso del tiempo.

- La epilepsia: es un episodio de convulsiones o ataques que alteran la función cerebral, produciendo cambios en el comportamiento. Son causadas por una excitación anormal en las señales eléctricas del cerebro. Estas pueden provocarse por una situación temporal, como el consumo de drogas, niveles anormales de sodio o glucosa en la sangre. En otras ocasiones, los ataques de epilepsia se presentan por una lesión cerebral (accidente cerebrovascular o traumatismo craneal), por una anomalía hereditaria o trastornos degenerativos (mal de Alzheimer).

- El mal de Parkinson: es un daño progresivo, que se presenta por la destrucción gradual de las células nerviosas de la parte del cerebro que usa el químico llamado dopamina (controla el movimiento muscular). Esta pérdida de células causa debilidad y rigidez muscular e interfiere en el habla, el andar y en la realización de tareas cotidianas.

- Meningitis: enfermedad caracterizada por la inflamación de las meninges. Generalmente es de origen infeccioso. Esta enfermedad se confirma con el estudio del líquido cefalorraquídeo (estudio citoquímico y cultivo).

- Trombosis y hemorragia cerebral: en el primer caso, el mal se produce cuando una arteria es obstruida (tapada) por un coágulo, quedando toda la zona que debía ser irrigada sin circulación sanguínea (infarto cerebral), por lo que dicha área muere, ocasionando un daño neuronal que en casos extremos puede llegar a una hemiplejia -la mitad del cuerpo se paraliza-.
Las hemorragias se producen cuando una arteria se rompe y sangra dentro del tejido cerebral. También pueden producir parálisis corporal.

- Neuritis: son enfermedades de los nervios periféricos (fuera del sistema nervioso). La más conocida es la parálisis facial. Esta se presenta como un dolor intenso que puede producirse al mascar, hablar, exponerse al frío o tocarse un punto sensible de la cara o boca. Generalmente, las crisis se repiten con semanas o meses de intervalo y afectan a personas de edad avanzada.

- Narcolepsia: es un desorden del sueño originado en disfunciones moleculares del cerebro y marcado por un incontrolable deseo de dormir durante el día. Los ataques, que consisten en sueños vívidos y atemorizantes, pueden ocurrir en cualquier momento, aún en medio de una conversación, y producir una incapacidad temporal de movimiento antes de despertar.También causa debilidad muscular repentina, llamada cataplexia.

- Poliomielitis: es un mal viral que ataca a las células motoras de la médula espinal o del tronco cerebral, principalmente de los niños, dejando secuelas profundas, a veces irreversibles.

- Demencia: consiste en la pérdida de las capacidades sicológicas, a causa de lesiones en el tejido nervioso central y sus arterias (infartos, hemorragias, etc.). Por lo general, ocurre a personas de más de 65 años.
El 55% de los casos de demencia se deben a la enfermedad de Alzheimer o demencia senil, en la que el daño cerebral se debe a la producción anormal de la proteína amiloide. Entre sus síntomas principales están la desorientación, dificultad para la marcha y alteraciones del lenguaje y memoria.

- Tumores: pueden ser primarios (si se originan primariamente en el Sistema Nervioso Central) o bien secundarios (si el origen proviene de un tumor situado en otra parte del cuerpo, pero afecta por metástasis al cerebro a causa de la transferencia de células malignas).

Migraña

Conocida también como jaqueca, es un tipo de dolor de cabeza continuo, que afecta un lado de la cabeza y se repite por periodos de tiempo. Normalmente, se presenta con síntomas como náuseas, vómitos o sensibilidad a la luz. Se produce debido a que las arterias y vasos sanguíneos del cerebro se comprimen y luego se dilatan, activando los receptores del dolor.

Las causas que originan una migraña pueden ser: estrés, insomnio, reacciones alérgicas, luces brillantes, ruidos fuertes, alcohol, cafeína, chocolate y otros alimentos. Además del trabajo continuo en una postura incorrecta, como ante el  computador.

Datos Icarito

¿Cuál es el examen que se debe realizar para detectar una apoplejía? 
Se debe hacer un escáner al cerebro.

¿Cuanto puede durar una migraña? 
Desde unos 30 minutos a cinco días o más.

Material de apoyo