Sistema endocrino

Es el encargado de mantener el equilibrio del organismo, a través de la acción de las glándulas endocrinas, que secretan unas sustancias químicas denominadas hormonas.

  • Segundo Ciclo
  • Última actualización: 13/06/2012
  • Imprimir

Controlando el organismo

El cuerpo humano posee dos mecanismos de control: el sistema nervioso y el sistema endocrino

El sistema endocrino, es un conjunto de órganos y tejidos encargados de mantener el equilibrio químico del organismo, controlando su normal funcionamiento.

Su principal componente son las glándulas endocrinas, las que liberan hormonas al torrente sanguíneo; estas sustancias regulan el crecimiento, el desarrollo y las funciones de varios tejidos, así como también la reproducción sexual.

Las principales funciones del sistema endocrino son tres:

- Homeostasis. Estimula o inhibe los procesos químicos celulares, garantizando la estabilidad del organismo.

- Reproducción. Estimula la producción de células sexuales femeninas (óvulos) y masculinas (espermatozoides), que participan en la reproducción humana. Además, en las mujeres prepara el cuerpo para el embarazo. Por ejemplo, después de la fecundación mantiene las paredes del útero en condiciones para el desarrollo del bebé, prepara  las glándulas mamarias para que produzcan leche y propicia el nacimiento.

- Desarrollo corporal. Comienza y controla los cambios que llevan a la madurez física y sexual del individuo, como el aumento de estatura, de peso y contextura.

Función nerviosa

El sistema endocrino está reguladopor el sistema nervioso, aunque trabajen de forma diferente. Esto quiere decir que las glándulas endocrinas están sometidas al control nervioso, como, por ejemplo, la médula suprarrenal y el lóbulo posterior de la hipófisis, que son glándulas que poseen varias inervaciones. La corteza suprarrenal, la tiroides y las gónadas también responden a estímulos nerviosos.

Glándulas endocrinas

Son verdaderas fabricantes de hormonas, las que secretan a la sangre. Las glándulas endocrinas están ubicadas en la cabeza, cuello y tronco. Estas son: hipotálamo, hipófisis, glándula tiroides, glándulas paratiroides, páncreas, glándulas suprarrenales y gónadas. Todas producen sustancias que apoyan el funcionamiento de los órganos del cuerpo, como el corazón, los riñones y los intestinos, entre otros.

Eje hipotalámico-hipofisiario

El hipotálamo y la hipófisis (o glándula pituitaria) coordinan parte de la actividad del sistema endocrino.

El hipotálamo contiene células especializadas en la producción de hormonas, que regulan la liberación de otras hormonas a nivel de la hipófisis. La hipófisis produce y almacena determinadas hormonas que estimulan la actividad de glándulas como tiroides y suprarrenal, entre otras.

Glándulas del cuello y tronco

La tiroides es una glándula que secreta tres hormonas que influyen en el crecimiento y desarrollo del cuerpo. La tiroxina o T4, la triyodotironina o T3 y la calcitonina.

El páncreas es un órgano que participa en el proceso digestivo y además actúa como glándula endocrina.

Las glándulas suprarrenales o adrenales son pequeñas estructuras endocrinas que secretan diversas hormonas que participan en procesos como las respuestas al estrés (adrenalina), metabolismo de iones (aldosterona), metabolismo de glúcidos e inhibición de la respuesta infl amatoria (glucocorticoides) y producción de hormonas sexuales (andrógenos y estrógenos).

Gónadas

Son las glándulas sexuales. En los hombres son los testículos, y en las mujeres, los ovarios.

Los testículos son dos cuerpos ovoides que en su interior contienen células productoras de hormonas del tipo andrógeno.

Los ovarios son los órganos de la reproducción femenina y están situados en la cavidad pélvica. Secretan las hormonas sexuales femeninas llamadas estrógenos y progesterona.

Material de apoyo