Ley de conservación de la energía

Esta ley surgió en el siglo XVII, con la búsqueda de leyes que reflejaran la indestructibilidad del movimiento del Universo.

  • Segundo Ciclo
  • Última actualización: 17/03/2010
  • Imprimir

Principio de conservación de la energía

Así surgió paralelamente el concepto de cantidad de movimiento, el concepto de energía cinética, posteriormente surgió la energía potencial como otra forma de energía mecánica, se reconoció el calor como una manifestación de energía.

Se investigaron las transformaciones de energía durante procesos químicos y biológicos... y se estableció que la suma total de todas estas formas de energía es constante: la energía, al igual que la materia, no se crea ni se destruye. Así mismo se ha encontrado que energía y materia son mutuamente convertibles.

Este principio indica que la energía no se crea ni se destruye sino que sólo se transforma de una forma a otra. En estas transformaciones la energía total permanece constante.

La ley de conservación de la energía afirma que:

1. No existe ni puede existir nada capaz de generar energía .

2. No existe ni puede existir nada capaz de hacer desaparecer la energía.

3. Si se observa que la cantidad de energía varía siempre será posible atribuir dicha variación a un intercambio de energía con algún otro cuerpo o con el medio circundante.

Ejemplo

Un automóvil frena, la energía cinética que tenía el coche se convierte fundamentalmente en calor y aumenta la temperatura del sistema de frenado, de los neumáticos y del asfalto; también, con el rozamiento con el aire se genera calor.