Actividades lúdicas, rítmicas y recreativas

Las actividades lúdicas, rítmicas y recreativas están destinadas a desarrollar movimientos o elementos de danzas tradicionales respetando normas y trabajando en equipo.

  • Segundo Ciclo
  • Última actualización: 18/07/2012
  • Imprimir

Actividades rítmicas

En los niños, las actividades rítmicas de expresión tienen un doble enfoque: por un lado, mejorar la competencia motriz -es más competente no sólo quien es más ágil o fuerte, sino también aquél cuyo movimiento es más creativo y expresivo-. Por ello, el niño, a través de juegos de ocupación del espacio y de ejercitar aspectos temporales, concreta estas estructuras y aprende a utilizar y organizar al movimiento. Luego, combina aspectos de espacio y tiempo en estructuras más complejas (velocidad, simultaneidad, inversión, periodicidad, duración, interceptación, puntería, etc.).

El progreso en la elaboración de las percepciones espaciales y temporales se produce, primero, concretando el espacio inmediato en nociones topológicas (arriba-abajo, delante-detrás, izquierda-derecha, lejos-cerca, antes- después) y luego, con elementos rítmicos y temporales de experiencia inmediata (ritmos básicos, antes/después, secuencias simples, etc.).

La importancia de las actividades rítmicas en la sala  de clase

La participación de todo el cuerpo en el proceso educativo es la premisa primordial.
El niño toma como punto de partida el conocimiento que tiene de las diferentes partes de su cuerpo y del de los demás, pasando del movimiento global al segmentario y afirmando definitivamente el proceso de lateralización.

Tipos de actividades rítmicas:

-Bailes Folclóricos
-Danzas sencillas
-Juegos de expresión
-Bailes sencillos individuales y grupales
-Utilización del gesto y el movimiento como vehículo de comunicación
-Gimnasia Rítmica

-Utilizar recursos expresivos del propio cuerpo a través del juego, asociados a elementos rítmicos

El juego y el baile

Son medios por donde se llega a la expresión. Se debe favorecer el trabajo individual y grupal, respetando el modo de expresión de cada niño, el que se verá capaz de realizar bailes, danzas y ejercicios sencillos. Por todo ello, lo fundamental es la expresión que lleva a la comunicación, es decir, la técnica debe tener como objetivo el desarrollo de la expresión. A los niños les encanta los bailes y actividades sencillas, donde ellos puedan expresarse de forma natural, individual y grupal.

Actividades lúdicas

La actividad lúdica permite un desarrollo integral de la persona, crecer en nuestro interior y exterior, disfrutar de nuestro entorno natural, de las artes, de las personas, además de uno mismo. 

Por medio del juego, aprendemos  las normas y pautas de comportamiento social, hacemos nuestros  valores y actitudes, despertamos la curiosidad.  De esta forma, todo lo que hemos aprendido y hemos vivido se hace, mediante el juego.

La importancia del juego

Tiene un fin en si mismo como actividad placentera para los niños y como medio para la realización de los objetivos programados en las diferentes materias que se imparten en la sala de clases.
El juego tiene un carácter muy importante, ya que desarrolla los cuatro aspectos que influyen en la personalidad del niño:

- El cognitivo, a través de la resolución de los problemas planteados.
- El motriz, realizando todo tipo de movimientos, habilidades y destrezas.
- El social, a través de todo tipo de juegos colectivos en los que se fomenta la cooperación.
- El afectivo, ya que se establecen vínculos personales entre los participantes.

Las funciones o características principales que tiene el juego son: motivador, placentero, creador, libre, socializador e integrador.