Cocina solar

Como ya sabes, la energía que recibe la Tierra desde el Sol es enorme. En algunas zonas del mundo la radiación es tan fuerte y constante a lo largo del año que se utiliza para cocinar. Ahora tú podrás hacer tu propia cocina solar.

  • Segundo Ciclo
  • Última actualización: 07/11/2011
  • Imprimir

Un proyecto fácil de realizar

Materiales:

- Una caja de cartón abierta, larga y angosta
- Un pliego de cartulina
- Cinta adhesiva
- Pegamento
- Papel aluminio
- Un trozo de alambre grueso
- Una tijera

 

Paso 1

paso 1


Dibuja a cada lado de la caja una curva, de modo que su punto más bajo pase por el centro de la caja, a unos 10 ó 15 centímetros del borde. Corta la caja por la curva con la tijera. Luego corta un trozo de cartulina y tapa con él la parte superior de la caja y pégalo con la cinta adhesiva.

Paso 2

 

Se ha formado una especie de parabólica. Después cubre la cartulina con pegamento, y sobre ella pega el papel aluminio.

Paso 3

Paso 3

 

Después, corta dos trozos de cartulina o de cartón y pégalos en el centro de cada lado de la parabólica. Si usas cartulina, puedes doblar y pegarla varias veces, ya que debe soportar el peso del alambre.

Paso 4

 

Luego, pon la parabólica a la luz solar. Se debería formar un punto brillante donde la luz se concentra. Marca ese punto y haz un agujero a esa altura en cada uno de los trozos de cartón. Pasa el alambre por uno de los agujeros y clava el alimento (puede ser un trozo de vienesa o marshmallow) y pásalo por el segundo agujero.