Fauna chilena

A lo largo de nuestro territorio, la variedad de climas favorece la vida de una gran diversidad de fauna, principalmente endémica.

  • Segundo Ciclo
  • Última actualización: 23/06/2010
  • Imprimir

Especies amenazadas: alerta de desaparición

El cóndor

El cóndor

Dependiente del Ministerio de Agricultura, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) elabora el Libro Rojo de los Vertebrados Chilenos. Este documento define el estado de conservación de los animales vertebrados región por región, de acuerdo a las categorías (que se nombraron en el número anterior) descritas por la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN).

En la actualidad, existen 245 especies con problemas de conservación, es decir, un 31% está clasificada en las categorías de la UICN.

A continuación, te mostraremos algunas de las especies más amenazadas, ya que resulta imposible mencionarlas todas.

Peces

En la extensa costa chilena existen más de mil especies de peces y por ello la pesca es una de las actividades económicas más importantes del país. Sin embargo, en el último tiempo varias especies han entrado en el Libro Rojo.

De esta manera podemos señalar que en la categoría de Peligro de Extinción aparecen la Raya gris (Bathyraja griseocauda), el Puye (Galaxias globiceps), la Peladilla (Aplochiton taeniatus), el Tollo de agua dulce (Diplomystes chilensis), el Bagre (Nematogenys inermis), la Trucha negra (Percichthys melanops), la Carmelita de Concepción (Percilia irwini), entre otros.

En estado de Vulnerable están: los tollos manchado y común (Mustelus whitneyi y Triakis maculata), la Raya manchas blancas (Bathyraja albomaculata), la Raya picuda o roja (Dipturus chilensis), la Lambrea de bolsa (Geotria australis), la Espinuda (Dipturus trachydermus), el Pocha del sur (Cheirodon australe) y la Lisa (Mugil cephalus).

Anfibios

Debido a la baja cantidad poblacional (comparada con otros países) y su elevado grado de endemismo (que sólo se encuentran en nuestro territorio), los anfibios son el grupo de vertebrados más vulnerable en Chile. Entre los factores agravantes de esta situación se encuentran: la reducción del hábitat, las consecuencias del cambio climático, las especies introducidas y agentes infecciosos (virus, bacterias y hongos).

Los anfibios chilenos difieren bastante en tamaño, pero son todos del orden Anura, es decir, se caracterizan por la ausencia de cola y por presentar un cuerpo corto y ensanchado. Están agrupados en cuatro familias, la Bufonidae, la Leptodactylidae, la Rhinodermatidae y la Pipidae.

La primera familia está representada sólo por el género Bufo, de los cuales tres especies son endémicas. Algunas especies en estado Vulnerables son: el Bufo atacamensis, el Bufo chilensis, el Bufo spinulosus y el Bufo rubropunctatus.

Las ranas de la familia Leptodactylidae son las más abundantes del país. Los principales géneros son:

- Alsodes: todas las especies pertenecientes a este género son endémicas. Se encuentran bajo troncos o rocas de los arroyos que caen por las laderas de la zona centro y sur de Chile. Entre las especies en Peligro de Extinción están la Alsodes tumultuosus, la Alsodes nodosus y la Alsodes montanus y en estado Vulnerable, está la Alsodes vanzolinii.

- Telmatobufo: las ranas de este género viven en arroyos de montaña, donde depositan sus huevos. Dentro de las especies amenazadas están el Telmatobufo australis, el Telmatobufo bullocki y el Telmatobufo venustus.

- Batrachyla: en Chile está constituido por cuatro especies de sapos, Batrachyla antartandica, Batrachyla leptopus, Batrachyla nibaldoi y Batrachyla taeniata. Este último anfibio es el único que está en estado Vulnerable.

- Rhinodermatidae: está representada por el género Rhinoderma, del que, en Chile, sólo existen dos especies representantes: la Ranita de Darwin verde (Rhinoderma darwinii) que se encuentra en estado Vulnerable y la Ranita de Darwin rojiza (Rhinoderma rufum) que está en Peligro de Extinción.

Reptiles

En Chile, existen sólo tres tipos de reptiles, los lagartos, las culebras y las tortugas. Al igual que los anfibios, estos animales presentan un elevado porcentaje de endemismo y graves problemas de conservación.

Los lagartos y las culebras están agrupados en cuatro familias: Iguanidae (lagartijas), Teiidae (corredores), Gekkonidae (gecos) y Colubridae (culebras). Los géneros presentes en Chile de la familia Iguanidae son: Ceiolaemus, Centrura, Ctenoblepharis, Diplolaemus, Liolaemus, Phrynosaura, Pristidactylus, Tropidurus y Velosaura.

Dentro de estos, el género Liolaemus es el más amenazado, ya que cuenta con una especie en Peligro de Extinción (Liolaemus gravenhorsti) y siete en estado Vulnerable (Liolaemus chilensis, Liolaemus nitidus, Liolaemus lemniscatus, Liolaemus fuscus, Liolaemus leopardinus, Liolaemus zapallarensis y Liolaemus kuhlmanni).

La familia Teiidae se encuentra representada por una sola especie, el Callopistes, que se distribuye desde la Región de Atacama hasta el Maule. Dentro de esta especie se han reconocido tres subespecies: Callopistes palluma palluma (en estado Vulnerable), la Callopistes atacamensis y la Callopistes pallum manni.

La familia Gekkonidae está representada por los géneros Garthia y Phyllodactylus. Habitan el norte y centro del país (desde la Región de Arica y Parinacota hasta la de Valparaíso). De cada uno de estos géneros destacan un par de especies que califican bajo el estado de Inadecuadamente Desconocidos (puede estar en otra categoría, pero no se tiene certeza debido a la falta de información): las salamanquejas (Phyllodactylus heterurus y Phyllodactylus inaequalis), la Garthia penai y la Garthia dorbignyi.

De las seis especies de culebras de la familia Colubridae que habitan en nuestro país, cuatro están en estado Vulnerable: Alsophis elegans, Philodryas tachymenoides, Culebra de cola larga (Philodryas chamissonis) y Culebra de cola corta (Tachymenis chilensis).

Aves

En Chile, se encuentran más de 450 especies de aves representadas en 56 familias. Sin embargo, sólo anidan en territorio chileno 325, ya que el resto son aves migratorias. Esto significa que lo hacen en otras latitudes y llegan como visitantes sólo durante las estaciones cálidas. En cuanto a su distribución, la mayoría de las especies se encuentran en todo el territorio. Sin embargo, el área con más diversidad es la zona central del país.

Dentro del Libro Rojo de los Vertebrados de Chile, encontramos varias especies de aves que están incluidas en las categorías de conservación más preocupantes:

- Especies en Peligro de Extinción: Suri o Ñandú de la puna (Pterocnemi pennata tarapacensis), Cuervo del pantano (Plagados chihi), Cisne coscoroba (Coscoroba coscoroba), Canquén colorado (Chloephaga rubidiceps), Halcón peregrino boreal (Falco peregrinus anatum), Becacina pintada (Nycticryphes semicollaris), Gaviotín chico (Sterna lorata), Loro tricahue (Cyanoliseus patagonus), Picaflor de Juan Fernández (Sephanoides fernandensis) y Rayadita de Más Afuera (Aphratura masafuerae).

- Especies Vulnerables: Perdiz de la puna (Tinamotis pentlandii), Nandú (Pterocnemi pennata), Fardela blanca de Juan Fernández (Pterodroma externa), Fardela blanca de Más a Tierra (Pterodroma defilippiana), Fardela negra de Juan Fernández (Pterodroma neglecta), Fardela de Más Afuera (Pterodroma longirostris), Fardela blanca (Puffinus creatopus), Fardela de pascua (Puffinus nativitatis), Yunco (Pelecanoides garnotii), Pingüino de Humboldt (Spheniscus humboldti), Ave del trópico de cola roja (Phaeton rubricauda), Guanay (Phalacrocorax bougainvillii), Ave Fragata grande (Fregata minor), Cuervo de pantano de la puna (Plegadis ridgwayi), Bandurria (Theristicus melanopis), Flamenco chileno (Phoenicopterus chilensis), Parina grande (Phoenicoparrus andinus), Parina chica (Phoenicoparrus jamesi), Cisne de cuello negro (Cygnus melancoryphus), Piuquén (Chloephaga melanoptera), Cóndor (Vultur gryphus) y Águila pescadora (Pandion haiaetus).

Mamíferos

De las cerca de 4.500 especies de mamíferos que existen en el mundo, en Chile, viven solo 141 especies, y de estos más del 65% son mamíferos terrestres.

La escasa población mamífera chilena se debe a que las barreras geográficas (océano, desierto y polo sur) que aíslan nuestro territorio han dificultado la inmigración de algunos ejemplares desde zonas vecinas y por ello el número de especies es menor a otros países sudamericanos.

Además, hoy se encuentran en problemas de conservación cerca del 64% de las especies de mamíferos. Así, por ejemplo, de los tres micromarsupiales que viven en Chile, la Llaca o Llaca del norte (Thylamis elegans), el Monito del monte (Dromiciops gliroides) y Comadreja trompuda (Rhyncholestes raphanurus). Las dos primeras están consideradas como especies de Mamíferos Raros (especies cuya población es pequeña y que está con cierto riesgo) y el tercer marsupial está en Peligro de Extinción.

De los murciélagos (únicos mamíferos voladores, orden Chiroptera) existentes en el mundo, en nuestro país existen once especies. El que más destaca es el Vampiro chileno o Piuchén (Desmodus rotundus), ya que es el único mamífero hematófago (se alimenta de sangre, especialmente de ganado doméstico, lobos marinos y ciertas aves). En la actualidad, esta especie está considerada Rara, desde el punto de vista de su conservación. De los mamíferos con caparazón dura del orden Xenartha (o Edentados) existen sólo tres especies: el Quirquincho de la puna (Euphractus nationi) que está en Peligro de Extinción, el Peludo patagónico (Euphractus villosus), considerado especie Rara, y el Piche (Euphractus pichiy) que se encuentra en estado Vulnerable.

Las especies roedoras son de las más abundantes en nuestro territorio, existen más de 60. Estas están presentes en casi todo el territorio y se caracterizan por ser de pequeño tamaño. Entre las que se encuentran con problemas de conservación está el Cuy serrano o de la puna (Galea musteloides), el Cuy chico de la Patagonia (Microcavia australis), el Cuy de Tschudi (Cavia tschudii), la Chinchilla de cola larga (Chinchilla lanigera), la Chinchilla de cola corta o andina (Chinchilla brevicaudata), la Vizcacha (Lagidium viscacia), el Cururo (Spalacopus cyanus maulino), el Ratón topo valdiviano (Geoxus valdivianus), el Ratón topo de Magallanes (Chelemys megalonyx delfini), el Ratón topo del matorral (Chelemys megalonyx), entre otros.

Del orden Cetácea (mamíferos acuáticos), se conocen más de 30 especies. Estos se caracterizan por poseer una piel gruesa, lisa y desprovista de pelos, salvo en algunas especies que presentan vellosidades en la cabeza. Hoy, pocas especies chilenas tienen problemas de conservación y entre ellas están el Delfín austral (Lagenorhynchus australis) y la Ballena franca austral (Eubalaena australis).

De los mamíferos carnívoros que existen hoy en el país, 15 son autóctonos. Entre los terrestres y con problemas de conservación están el Huillín (Lontra provocax), Zorro chilote (Pseudalopex fulvipes), Chungungo (Lontra felina), Puma (Puma concolor), Huroncito de Magallanes (Luncodon patagonicus), Zorro culpeo (Pseudalopex culpaeus), Zorro chilla (Pseudalopex griseus), Colocolo (Lynchailurus colocolo), entre otros. Y en el caso de las ocho especies de mamíferos carnívoros acuáticos existentes en Chile, sólo dos están bajo categorías preocupantes, y estas son: el Lobo fino de Juan Fernández (Aectocephalus philippi) y el Elefante marino del sur (Mirounga leonina).

Los animales del Orden Artiodactyla, que son los que presentan un número par de dedos (dos o cuatro), están presentes en nuestro país representados por cinco especies. Así, hay tres de la familia de los cérvidos, el Pudú (Pudu pudu), el Huemul (Hippocamelus bisulcus) y la Taruca o Ciervo andino (Hippocamelus antisensis) y dos de la familia de camélidos, como es la Vicuña (Vicugna vicugna) y el Guanaco (Lama guanicoe). Cabe destacar que el Huemul está en la actualidad en Peligro de Extinción y el resto se encuentra en estado vulnerable.

Insectos y otros invertebrados en peligro

En Chile, muy pocos insectos tienen problemas de conservación. Sin embargo, existe una especie que está en estado Vulnerable desde 2006 y es la libélula Phyllopetalia excrescens. Esta es endémica del centro de Chile, de las Regiones Metropolitana y del Maule. Su estado de conservación se debe a la alta degradación de su hábitat producto de las actividades agrícolas, mineras y de construcción. También existen otras especies amenazadas como la Madre de la culebra (Acanthinodera cummingi) y el Ciervo volante (Chiasognathus Grantti). Estas dos especies son de gran tamaño, por lo que son llamativas y la gente los atrapa como adornos u otros fines (venta).

En cuanto al resto de los invertebrados, la lista es mucho más larga.
Algunas de las especies que se encuentran en Peligro de Extinción son: los cangrejos Aegla papudo, Aegla laevis laevis y Aegla spectabilis, el camarón Virilastacus rucapihuelensis, la centolla Lithodes antarctica y el centollón Paralomis granulosa.

En estado Vulnerable están: los camarones Cryphiops caementarius, Samastacus spinifrons, Parastacus pugnax, Parastacus nicoleti y los cangrejos Aegla laevis talcahuano, Aegla bahamondei, Aegla cholchol, Aegla manni, Aegla hueicollensis y Aegla alacalufi.

Entre los moluscos, el caso más conocido es el del Loco (Concholepas concholepas), que está en Peligro de Extinción, ya que su explotación ha sido muy intensa en los últimos años y por esta razón se le aplican constantes vedas.

La caza de la Chinchilla

Este mamífero es un roedor que hoy está en Peligro de Extinción producto del exceso de caza por su valiosa piel. Debido a esta causa, el Gobierno chileno estableció una Reserva de Fauna en 1984 para protegerla, pero aún así todavía no se ha podido aumentar su población. La razón no se sabe, pero quizás es por la pequeña área en que habita (sólo en el Norte Chico).

Material de apoyo