Región del Maule, zona de tradiciones

Destaca por sus ciudades y pueblos ricos en costumbres huasas. Además, tiene bellas playas y sectores con abundante vegetación.

Población y actividad económica de la Séptima Región

Una persona puede perder la nacionalidad chilena tras haberse nacionalizado en otro país.

Según los datos aportados por el Censo 2002, esta región posee una superficie de 30.296,1 Km2 y registró un total de 908.097 habitantes. De este total, 452.988 (49,9%) son hombres y 455.109 (50,1%) son mujeres; el 66,4% corresponde a población urbana. La densidad es de 29,9 habitantes por Km2.

La ciudad que registró mayor crecimiento de la población en la Séptima Región fue Talca, con 201.797 habitantes. Para el período 2000-2005, la tasa estimada de crecimiento anual de la población de esta región es de 0,79 personas por cada 100 habitantes.

La economía regional


La economía de esta región se ha especializado en las actividades silvoagropecuarias, que aportan más de un 32% del producto geográfico bruto regional, y en la generación eléctrica.

Los cultivos tradicionales, como el trigo y las papas, han presentado un decrecimiento en beneficio de los cultivos industriales, como es la remolacha. Otro cultivo de gran desarrollo regional es el arroz.

La fruticultura se desenvuelve en condiciones climáticas privilegiadas. Del total de la superficie regional destinada a frutales, un 90% corresponde a huertos industriales, con especies como manzanas rojas y verdes, peras, cerezas y uva de mesa.

También en la Región del Maule se encuentra el 40% de la superficie plantada de viñas y parronales del país.

En el área de la silvicultura, la región se caracteriza por la exportación de bosque en pie (madera sin elaboración, tales como rollizos y metro ruma) y por productos industrializados. En este rubro, la planta de Celulosa Constitución ha significado un estímulo para la producción de madera en la región.

La actividad industrial es un rubro importante, porque fluctúa entre el segundo y tercer lugar del producto interno bruto regional. En el ámbito pesquero, la pesca se practica sobre todo para el autoconsumo y tiene carácter artesanal.

La energía es una fuente de actividad importante. En la región existen siete plantas de generación eléctrica, tanto hidroeléctricas como termoeléctricas, las que en conjunto tienen una capacidad de producir, aproximadamente, unos 4.952,3 GWh, lo que la convierte en el primer generador nacional de electricidad.

Atractivos turísticos


La oferta turística que ofrece la Séptima Región es muy variada, destacando tres zonas:

• El litoral marino: con la larga franja costera que presenta el país, el Maule no se queda atrás. Existen varias playas, como son Boyeruca, Iloca, Duao, Llico, Constitución, Pelluhue y Curanipe. Además, cabe destacar el lago Vichuquén y la laguna Torca.

• El valle central: acá las propias ciudades constituyen un atractivo por sus avenidas arboladas y hermosas plazas. Además, están los centros de artesanía, como son: Rari, que utiliza como material básico crines (ver glosario) de caballo; Lipimávida, donde se confeccionan chamantos, frazadas y choapinos de lana cruda; Maule, especializado en la fabricación de sombreros y chupallas de paja de teatina y de trigo, y la talabartería (ver glosario) de calidad en San Clemente, sobre todo en aperos para cabalgaduras.

• En la zona cordillerana de la provincia de Linares se encuentran importantes centros termales, como son Quinamávida y Panimávida. Sus aguas son reconocidas como benéficas para el reumatismo. Otro centro termal, enclavado en un bonito entorno, son las Termas de Catillo, situadas a 20 Kms de Parral.

Material de apoyo